domingo, 4 de enero de 2009

LA MASACRE DE ISRAEL A LA FRANJA DE GAZA




Crecen las muertes de civiles tras la entrada israelí en Gaza

(Por IAR Noticias)

Soldados israelíes y milicianos palestinos se enfrentaban el domingo en las afueras de Ciudad de Gaza, después de que tropas y tanques del Estado judío invadieran el territorio costero en la peor escalada del conflicto en las últimas décadas.
Numerosos civiles palestinos y combatientes de Hamás han muerto o han resultado heridos por proyectiles israelíes que han impactado sobre viviendas y un popular distrito comercial de Gaza, dijeron testigos y fuentes médicas palestinas.
Las ambulancias luchaban por llegar hasta las víctimas, mientras los enfrentamientos se intensificaron en el territorio habitado por 1,5 millones de personas.
La invasión de la Franja de Gaza controlada por Hamás se produjo tras una semana de bombardeos por parte de Israel desde tierra, mar y aire, que no ha logrado detener el lanzamiento de cohetes por parte de los milicianos palestinos contra el sur del Estado judío.



Alrededor de 25 proyectiles se lanzaron el domingo hacia Israel, y uno de ellos impactó una vivienda en Sderot, hiriendo a una mujer, dijo el Ejército israelí.
Casi 500 palestinos han muerto en los 9 días de la operación israelí. Cuatro israelíes han perdido la vida por los asaltos con cohetes de Hamás.
El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, declaró que el objetivo de la ofensiva por tierra era proteger el sur de Israel de los proyectiles de Hamás.
Barak evitó referirse durante un discurso televisado a cualquier intento por derrocar el gobierno de Hamás en el enclave palestino.
"No será fácil, no será corto", indicó Barak, líder de un partido de centro izquierda y candidato a primer ministro.
Los llamamientos para un alto el fuego de Estados Unidos, el principal aliado de Israel, de otros gobiernos y por parte de Naciones Unidas no lograron unificarse debido a desacuerdos sobre sus términos.



TERRITORIO DIVIDIDO

Tanques y tropas israelíes dividieron Gaza virtualmente en dos con su operación en la invasión terrestre que se inició durante la madrugada, y el domingo por la mañana ya rodeaban Ciudad de Gaza, dijeron testigos palestinos.
La explosiones producidas por los tanques causaron la muerte de al menos cinco civiles e hirieron a otros 40 en una importante zona comercial de Ciudad de Gaza, según testigos y responsables hospitalarios.
En Beit Lahiya, 12 palestinos perdieron la vida, al menos dos de ellos milicianos, pero también miembros de una familia que estaban en su casa cuando cayó una bomba sobre ellos.



Soldados y milicianos de Hamás estaban enfrascados en batallas al este de Zeitoun, un bastión del movimiento palestino, señalaron testigos.
"Ellos han llegado hasta donde queríamos y pronto recibirán nuestros regalos", dijo un oficial de Hamás cerca del frente de combate.
Hamás dijo que había capturado a dos soldados israelíes, un anuncio que podría destacar los riesgos políticos de Israel por enviar sus tropas a Gaza. El Ejército israelí respondió que no tenía conocimiento de que alguno de sus efectivos haya sido capturado.
El Estado judío informó de que 30 de sus soldados resultaron heridos durante la operación por tierra.
Aviones israelíes atacaron decenas de objetivos, incluyendo túneles de contrabando de armas y depósitos de morteros.
Se espera que el dramático aumento de las víctimas civiles incremente la presión internacional sobre Israel para que detenga su mayor operación sobre la Franja de Gaza en décadas.



Pero los enfrentamientos también representan un gran riesgo político para los líderes israelíes antes de las elecciones nacionales del 10 de febrero, especialmente si sus fuerzas sufren bajas en las calles de Gaza.
Un portavoz del brazo armado de Hamás, las brigadas Iz el Din al Qasam, aseguró que las tropas israelíes se enfrentaban a la muerte o a la captura.
"El enemigo sionista debe saber que su batalla en Gaza está perdida", dijo el portavoz Abu Ubaida.
La situación de los civiles palestinos es cada vez más desesperada. La gente se han refugiado en sus casas durante días y las agencias humanitarias advirtieron que sus suministros de agua, alimentos y medicinas se están agotando.



Israel y Hamás pelean una "guerra asimétrica":9 israelíes muertos, 30 heridos y 2 capturados. Con qué cuenta cada uno.

( Por IAR Noticias)

Combaten en una "guerra asimétrica" contra reloj: Israel quiere destruir la mayor cantidad de plataformas lanzaderas de misiles palestinos antes de que la ONU llame a un "cese el fuego" (que va a ser operado por EEUU para posibilitar un repliegue "honroso" de Israel), y Hamás busca matar o capturar la mayor cantidad de comandos israelíes para precipitarle al estado judío una "derrota moral" ante el mundo. Es una guerra entre David y Goliat: Israel es una potencia nuclear que cuenta con un ejército (llamado el Tsahal), con 186.500 efectivos (que puede triplicarse en pocas horas gracias a la movilización de 445.000 reservistas).



Las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF equipadas con poder nuclear y convencional -según datos recientes proporcionados por la publicación especializada "The Middle East Military Balance"- cuenta con 16 divisiones subdivididas en 76 brigadas y dispone de 3.930 blindados armados, 8.000 medios blindados para transporte de tropas y 1.348 medios de artillería. La fuerza y el poder de fuego más importante del Tsahal es la aviación de guerra que dispone de 798 cazas de combate, 87 aviones de transporte y 297 helicópteros (incluidos de asalto Apache, Cobra y Defender), mientras la defensa antiaérea posee un centenar de baterías misilísticas.



La marina israelí puede desplegar seis submarinos con poder nuclear, 20 naves de combate y 34 guardacostas. se dice que en la invasión terrestre a Gaza participan 10.000 efectivos, con apoyo de artillería, tanques y blindados livianos, bombarderos B 15 y B 16, y helicópteros portamisiles con fuego teleguiados por sistema electrónicos que "barren" constantemente la geografía y el espacio superpoblado de Gaza. Hamás (Movimiento de Resistencia Islámico) y su brazo armado, las Brigadas Ezzedine al-Qassam, cuentan con alrededor de 25.000 hombres además de los 2.000 ó 3.000 cohetes Katiuska, Grad y Qassam. Los combatientes de Hamás cuentan con fusiles de asalto Kalashnicov, ametralladoras, centenares de lanzacohetes RPG, morteros de 120 milímetros, fusiles anti-tanques Sagger capaces de destruir vehículos y edificios distantes unos tres kilómetros y decenas de misiles antiaéreos portátiles Sa-14. Israel ataca en un frente compacto de invasión militar a un país soberano y Hamás pelea una guerra de guerrillas en defensa de su territorio.



Se pelea en una pequeña franja de territorio de 360 km2 de superficie "encerrada" entre el Mar Mediterráneo, el territorio de Israel y una frontera de 11 km con Egipto (un país aliado de Israel). En Gaza viven casi un millón y medio de palestinos hacinados y sin capacidad de escape que hoy se encuentran sin alimentos, sin electricidad, sin combustible, sin medicamentos y en estado de catástrofe humanitaria, según la ONU.



En cuanto a la modalidad de los combates: Israel bombardea posiciones de Hamás situadas dentro de poblaciones civiles con fuego de artillería y de misiles para "despejar el área" y luego sus comandos avanzan sobre los objetivos, mientras que los comandos de Hamás atacan flancos de las columnas israelíes por "sorpresa" y luego desaparecen. En el medio, las llamadas "víctimas colaterales": la población civil de Gaza masivamente sometida al fuego cruzado de los tanques, aviones y baterías israelíes que "despejan el área" para el avance de sus comandos. En ocho días de la operación "Plomo Sólido", Israel ya mató a más de 510 palestinos e hirió y/o mutiló a más de 3000, un tercio de las víctimas son mujeres y niños. Para EEUU, las potencias occidentales y las grandes cadenas mediáticas no se trata de una "masacre militar de Israel en Gaza", sino de un "conflicto armado entre Israel y Hamás".



Feroces combates cuerpo a cuerpo entre guerrilleros de Hamás y comandos judíos se concretaban este domingo mientras miles de soldados y columnas de tanques israelíes avanzaban hacia la ciudad de Gaza, al día siguiente de penetrar en el territorio palestino, según la agencia AFP.
Según corresponsales internacionales, se combate en medio de caseríos enclavados en zonas densamente pobladas, donde los combatientes atacan a las tropas israelíes y huyen presuntamente por túneles que fueron construidos en previsión de ataques terrestres.
Según Reuters, la mayor cantidad de víctimas ya se verifica entre la población civil acorralada en medio de los combates y sin posibilidad de huir.
En la jornada del domingo canales árabes y medios y fuentes palestinas informaban sobre la muerte de 9 soldados israelíes, otros 20 heridos y dos capturados en los combates registrados entre los primeros tramos de la invasión terrestre.
Israel por su parte, a través de portavoces militares, reconocía solo un muerto, elevaba a 30 la cifra de heridos, desmentía los secuestros y "minimizaba" el poder de la resistencia palestina.
El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) informó el domingo de la "captura de dos soldados israelíes" durante los enfrentamientos en la Franja de Gaza, según informó Al Aqsa Radio y Televisión, la cadena del grupo islamista. Israel, por su parte, aseguró "no tener constancia" de soldados en manos del grupo islamista mientras sus fuerzas militares comienzan a controlar algunas de las zonas urbanas de la Franja."Por lo que sabemos, esa noticia no es cierta", señaló una fuente del Ejército israelí citada por la televisión pública.
La información "cruzada" entre las fuentes militares israelíes y las fuentes árabes, recuerdan la invasión terrestre de Líbano 2006, cuando negaba la muerte de sus efectivos y al final debió admitirlas abrumado por las comprobaciones y testimonios.
Zonas urbanas del norte de la Franja, concretamente Jabaliya y Beit Lahiya, se encuentran ya ocupadas por las fuerzas israelíes, que están efectuando registros casa por casa, según informa la cadena qatarí Al Jazeera. Mientras, Ciudad de Gaza se encuentra absolutamente paralizada. Las calles están vacías, y no funciona absolutamente ningún tipo de servicio público u oficina gubernamental, añade la cadena árabe.



Las tropas de Israel, apoyadas por la artillería, la aviación y unidades navales, avanzaron posiciones en varios sectores del territorio palestino en el que penetraron el sábado por la noche después de ocho días consecutivos de bombardeos que, antes de la invasión terrestre, mataron a más de 470 palestinos e hirieron a 2800, según la información del ministerio de Sanidad palestino.
Según los servicios de emergencia, este domingo murieron al menos 29 palestinos, entre ellos varios civiles, por los disparos de los tanques o los bombardeos aéreos israelíes, principalmente en Jabaliya y Beit Lahya.





Además, cinco palestinos de una misma familia murieron este domingo cuando el automóvil en que viajaban cerca de la ciudad de Gaza fue impactado por un obús disparado por un tanque israelí, indicaron fuentes médicas palestinas.
Las cinco personas, entre las que hay una niña de 14 años, murieron cuando su vehículo fue alcanzado por el obús de uno de los tanques israelíes, que se han posicionado en el lugar en que se encontraba la antigua colonia judía de Netzarim, a 3 km al sur de la ciudad de Gaza, según las mismas fuentes.Estos decesos aumentan a más de 510 el número de palestinos muertos desde el principio de las operaciones israelíes, el 27 de diciembre, según el conteo oficial, mientras que los heridos se aproximan a 3000.



En la zona de la antigua colonia judía de Netzarim, a tan sólo tres kilómetros al sur de la ciudad de Gaza, la principal aglomeración del territorio, se pudieron observar varios vehículos blindados y unidades de infantería.
Varios testigos también dieron parte de la presencia en ese sector de cerca de cincuenta tanques que transportaban tropas y excavadoras, cortando en dos el eje estratégico de Salaheddine, la carretera principal norte-sur de la franja de Gaza. Según los mismos testigos, a medida que se acercaban las tropas israelíes, decenas de familias huían de la zona en coches y camiones hacia el sur.Los blindados israelíes también cortaron una carretera importante a la altura de Jabaliya y Beit Lahya, en el norte de la Franja de Gaza, así como cerca de Bureij, en el centro, según la misma fuente.
Ante la posibilidad de que las tropas judías penetren en la ciudad de Gaza, los residentes en la capital huyen hacia lugares más seguros por miedo a los tanques, señala la agencia BBC.
La última vez que Israel ocupó la capital de Gaza fue en 1967, durante la Guerra de los Seis Días, y se retiró mucho después, en 1994, si bien en la Franja hubo asentamientos hasta el plan de retirada unilateral de 2005.El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmó que la ofensiva terrestre israelí será ampliada e intensificada "todo lo que sea necesario".Es precisamente en el sector de Jabaliya y Beit Lahya donde se dieron los combates más violentos entre los soldados israelíes y los combatientes palestinos, principalmente de Hamás. En varias posiciones atacadas por el ejército israelí se pudieron ver columnas de humo.



Citando a un portavoz de las Brigadas Ezzedine al-Qassam, brazo armado del movimiento islamista palestino Hamás, la cadena Al Jazeera informó la muerte de nueve soldados israelíes y de otros 20 heridos en la Franja de Gaza.
"Durante la primera media hora de la invasión, la resistencia ha logrado hacer estallar varios artefactos explosivos (contra el ejército israelí) y les escuchamos (a los israelíes) decir que hay más de cinco muertos y otros veinte heridos, que se han producido en las primeras horas", explicó el portavoz a Al Jazeera.Además, afirmó que "el enemigo está desequilibrado" e intenta evitar los disparos de la resistencia.
El Ejército de Israel, por su parte, reconoció el domingo que uno de sus soldados fue muerto y que otros 30 fueron heridos en la ofensiva terrestre que están llevando a cabo en la Franja de Gaza.
"Puedo confirmar que un soldado de Tsahal (ejército israelí) murió esta mañana al recibir un disparo de mortero en el sector de Beit Lahya, y que otros 20 fueron heridos en el principio de la operación ", indicó un portavoz militar israelí. En el primer informe de víctimas desde que los tanques y la infantería ingresaron en el territorio controlado por Hamás, el Ejército judío especificó que dos de los heridos están graves.



Según Hasan Yalaf, director del hospital Al Shifa y viceministro de Sanidad de Hamás, 20 personas murieron en las dos primeras horas de combates, que de acuerdo con la televisión israelí Canal 2 causaron "decenas de muertos" entre los milicianos palestinos. La radio de Gaza cifraba en nueve los muertos en las filas militares de Israel, que también habrían sufrido, aseguraron fuentes de Hamás, el secuestro de cinco soldados. Ninguno de estos datos, tanto de bajas israelíes como palestinas, eran confirmados a medianoche por portavoces del Ejército de Israel que se limitaban a precisar que "la operación sigue su curso". Según informó otro portavoz del Ejército israelí a la agencia EFE, desde que se produjo una decena de ataques a Gaza, los combatientes palestinos han lanzado igual número de cohetes y proyectiles de mortero contra el oeste del Negev y las poblaciones situadas al norte de Gaza, que han herido de levedad a un civil en Sderot.Por su parte, un alto responsable de Hamás, Mushir al Masri, afirmó que "el enemigo" no iba a conseguir "alcanzar sus objetivos" y que le había sorprendido "la resistencia que hay con los pocos medios de los que dispone". "El enemigo anunciará su fracaso y la resistencia proclamará la victoria", añadió.



Hamas calificó el domingo de "farsa" la incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU de consensuar un texto, tras cuatro horas de discusiones el sábado, que llamara al fin de la violencia en la franja de Gaza, esencialmente por la oposición de Estados Unidos.Por otra parte, el movimiento islamista también "condenó" la postura de la presidencia checa de la Unión Europea (UE), al calificarla de "parcial" y estimar que "avalaba la continuación de los crímenes cometidos" por Israel.



La Unión Europea pide un cese el fuego

Este domingo, la delegación de la Unión Europea, dirigida por el ministro checo de Relaciones Exteriores, Karel Schwarzenberg, pidió en Praga un alto el fuego en Gaza, tras el comienzo de la incursión terrestre israelí, antes de emprender su viaje a Oriente Medio."Vamos a luchar por el cese del fuego. Trataremos de hacer lo máximo", declaró la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, en conferencia de prensa en el aeropuerto de Praga."Es absolutamente necesario que la violencia cese de ambos lados", agregó. Ferrero-Waldner insistió sobre la necesidad de una ayuda humanitaria en la región de Gaza.
La presidencia checa de la UE consideró el sábado que Israel no tenía derecho a lanzar acciones militares que "afecten masivamente a civiles". Pero en un primer momento, el primer ministro Mirek Topolanek había estimado que la operación era "más defensiva que ofensiva".



Por su parte, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, exhortó a palestinos e israelíes a un alto el fuego en Gaza y aseguró que el bloque está dispuesto a contribuir en una misión de observadores internacionales para el mantenimiento de la paz, según declaraciones efectuadas a la BBC. "El alto el fuego debe ser respetado por todo el mundo y permanentemente", subrayó Solana entrevistado por la cadena británica BBC."Para conseguirlo estamos preparados para cooperar con los otros miembros de la comunidad internacional para ver como podemos alcanzar el alto el fuego", explicaba el responsable. "Si es necesario", la Unión Europea podría participar en el despliegue de una misión de observadores internacionales, pero "eso no se puede hacer en 24 horas", y supone que antes debe haber un alto el fuego, subrayó Solana.En Londres, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo este domingo que el conflicto se encontraba en "un momento muy peligroso".



El primer ministro israelí, Ehud Olmert, afirmó que su país "no lucha contra el pueblo palestino" y que facilitaría la entrada de ayuda humanitaria a Gaza. Sin embargo, este domingo un convoy no pudo entrar por los enfrentamientos.El portavoz del gobierno israelí Mark Regev reiteró a la emisora CNN en la madrugada del domingo, que el objetivo de la operación es proteger a los israelíes que viven en la zona fronteriza con la Franja de Gaza de los ataques con cohetes. En declaraciones a Al Yazira, Regev indicó: "No tenemos intención de reocupar la Franja de Gaza. No nos retiramos de Gaza en 2005 para regresar en la víspera de Año Nuevo de 2009". Asimismo, insistió en que la operación terrestre "no es ofensiva sino defensiva. Si no hubiera cohetes lloviendo sobre nuestra población civil en el sur del país, no hubiésemos actuado".




EEUU impide que el Consejo de Seguridad llame a un inmediato alto el fuego en Gaza

( Por IAR Noticias)

La oposición de Estados Unidos impidió el domingo que los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU fueran capaces de consensuar una declaración en la que se pidiera el alto el fuego inmediato en Gaza y el sur de Israel.
"Como presidente del Consejo tengo que decir que no hubo acuerdo entre los miembros tras la larga sesión de consultas mantenida, aunque sí hubo fuertes convergencias para instar a un alto el fuego inmediato, permanente y plenamente respetado", anunció el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Ripert, al final de la reunión.

Ripert, que este mes preside el Consejo, explicó que durante la reunión los miembros de ese órgano coincidieron en "una profunda preocupación por la escalada de la violencia y el deterioro de la situación en Gaza y el sur de Israel".
Añadió que también coincidieron en la necesidad de instar a ambas partes a que protejan a la población civil y en apoyar "todos los esfuerzos diplomáticos regionales e internacionales que se llevan a cabo para resolver la crisis".
Previamente los países árabes habían pedido al Consejo que hiciera un llamamiento al alto el fuego inmediato, después de que el Ejército de Israel iniciara la invasión de Gaza.
"Necesitamos del Consejo una reacción esta misma noche que detenga de inmediato esta nueva agresión contra nuestra gente en Gaza", aseguró el representante palestino ante la ONU, Ryad Mansur, en declaraciones previas a las consultas mantenidas en Nueva York a puerta cerrada.
Para ello, Libia hizo circular entre los miembros del Consejo un borrador de "declaración presidencial", que no habría tenido el carácter vinculante que tendría una resolución, pero que habría servido para mostrar una opinión común por parte del máximo órgano de Naciones Unidas.
Además, la declaración presidencial habría tenido un carácter más oficial que la "declaración de prensa" que sí lograron consensuar el 27 de diciembre, el día en que comenzó la ofensiva, y que, según el borrador filtrado a la prensa, se expresaba prácticamente en los mismos términos.
Sin embargo, y según señaló el embajador de Libia ante la ONU, Giadalla Ettalhi, tras la reunión, "desafortunadamente Estados Unidos se ha expresado en contra de que salga cualquier producto o resultado del encuentro de (por el domingo)hoy".
El borrador manifestaba "la seria preocupación del Consejo por el recrudecimiento de la situación en Gaza" y pedía a Israel y Hamás que detuvieran de inmediato todas las actividades militares.



Además, reclamaba que se atendieran las necesidades humanitarias y económicas en la Franja, lo que incluía la apertura de los puestos fronterizos.
El embajador adjunto de EEUU ante la ONU, Alejandro Wolff, explicó que en vista de que Hamás no atiende al llamamiento del cese de la violencia que el máximo órgano de Naciones Unidas emitió la semana pasada, una nueva declaración "no tendría base para el éxito" y ello "no reforzaría al Consejo".
Antes de que comenzara la reunión, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró su "preocupación y decepción" por la nueva etapa en la que ha entrado el conflicto en Gaza.



"Ban está profundamente preocupado por la seria escalada de violencia iniciada en Gaza, incluido el lanzamiento de una operación de tierra en la Franja, el uso de artillería pesada y el continuo disparo de cohetes", aseguró su portavoz, Michele Montas.
Añadió que el secretario general ha hablado con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y le ha transmitido su "extrema preocupación y decepción".
Durante este fin de semana, representantes de países árabes viajan a Nueva York para aumentar los esfuerzos diplomáticos encaminados a lograr que el Consejo exija un alto el fuego inmediato.
Según fuentes diplomáticas, está previsto que el domingo llegue el ministro de Exteriores palestino, Riad el Malki, así como los de Libia, Abdel Rahman Shalgam, y Marruecos, Taib Al Fasi Al Fifri.
Para el lunes llegarán también los ministros de Exteriores de Líbano, Yemen, Arabia Saudí y Jordania, mientras que se ha descartado, según las mismas fuentes, la presencia de sus homólogos de Qatar y Egipto.
Aunque inicialmente el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, iba a estar ya este fin de semana en Nueva York, las mismas fuentes aseguraron que éste acudirá a Naciones Unidas el martes.



Objetivos de la operación de exterminio israelí en Gaza

( Por IAR Noticias)

Podrán ser condenadas o no, podrán con justa razón ser catalogadas de "crimen de lesa humanidad", pero las masacres militares de civiles son una vieja herramienta "terrorista-disuasiva" para obligar al enemigo a negociar en condiciones de debilidad. La matanza de Israel en Gaza, no es una excepción en la materia.
Las utilizó (sin éxito) Israel en Líbano 2006 cuando sus aviones demolían los suburbios de Beirut y del Sur de Líbano dejando cadáveres sepultados, para luego arrojar panfletos alertando a la población de "próximos ataques".
Crear el caos y el terror, para luego "ofrecer la paz" a cambio de concesiones. Está en los manuales básicos de la guerra psicológica moderna.
Una formación de 63 bombarderos y una escuadra de 25 helicópteros: 100 misiles impactando sobre un "blanco" sin protección antiaérea (los cuarteles y sedes del gobierno de Hamás empotrados en zonas residenciales civiles densamente pobladas).
En 3 minutos: Más de 200 muertos bajo los escombros y más de 300 heridos y mutilados saturando los hospitales colapsados de Gaza. Fue el ataque "más preciso y demoledor" de los últimos veinte años en Medio Oriente, coincidieron los expertos.
Desde el punto de vista moral, un crimen de lesa humanidad perpetrado por una superponencia imperialista contra un pueblo sin ninguna chance de defenderse.
Desde el punto de vista militar, un golpe demoledor orientado a aterrorizar y a minar las reservas morales del enemigo. La operación de exterminio (el sábado) funcionó como una maquinaria mortal de relojería sobre unos 40 edificios de Hamás que fueron literalmente demolidos o semidemolidos junto a los complejos de viviendas civiles que los circundaban.




Y como ya sucedió en Líbano en 2006: El poder aéreo israelí (favorecido por la falta de acción y de condena efectiva de los gobiernos del mundo) continuó luego con su plan de exterminio sistemático y escalonado orientado a complementar un mensaje: Esta vez, la "solución militar" va en serio. El resultante en 72 horas: 320 muertos y más de 1100 heridos y mutilados, la mitad graves.
Los "efectos colaterales" (no deseados, según Israel): Centenares de hombres, mujeres y niños palestinos, muertos o mutilados debajo de los escombros. Como lo admitió luego el embajador de Israel en España: "En una guerra siempre mueren inocentes.



¿Que busca Israel con la masacre?

Básicamente, una nueva tregua con Hamás: Bajo presión de la matanza, Israel quiere forzar a Hamás a un nuevo acuerdo de cese "el fuego" mediante el cual el gobierno de Gaza se comprometa a desarmar en forma efectiva los búnkeres de lanzamiento de cohetes en la frontera con Israel por un término no menor a 12 meses, según algunos medios israelíes contactados con el ejército.



Si bien los cohetes artesanales palestinos no le producen daños considerables a las poblaciones judías (en 72 horas sólo produjeron un muerto), son una herramienta de acción psicológica tremendamente efectiva para producir caos y confusión que terminan impactando y generando crisis en el el gobierno de Tel Aviv.
La operación masacre apunta más que nada al "frente interno": los halcones israelíes necesitan recrear la fe colectiva en la "invencibilidad" del ejército israelí y restablecer la confianza en su capacidad para custodiar las fronteras de Israel.
La razón de fondo (entre otras): Israel tiene elecciones nacionales en febrero, y tanto al Kadima de Livni como al Likud de Netanyahu necesitan liberar a las poblaciones fronterizas israelíes del "peligro terrorista" de Hámas y de las organizaciones palestinas.
Como objetivo complementario: La operación masacre está orientada a recobrar la mística militar "triunfalista" perdida con Hezbolá en Líbano 2006, y a dar un claro mensaje a Irán, Líbano y Siria sobre la "unidad de acción" del gobierno y el estado mayor militar israelí.



Como efecto secundario: La inteligencia militar israelí ha deslizado en los medios que la nueva ofensiva puede abarcar "varios frentes", desde Líbano y Cisjordania hasta Siria e Irán, y la versión se multiplicó con la advertencia del líder de Hezbolá de un posible ataque de Israel contra sus posiciones en Líbano.
Israel satura a dos puntas: Con la masacre y con la amenaza de nuevas masacres para forzar a Hamás a firmar una tregua que descomprima sus fronteras y le deje pensar con la "cabeza fría" su estrategia militar de fondo en Medio Oriente a 23 días de la asunción de una nueva administración en EEUU.
¿Y porqué va a funcionar ahora una tregua que acaba de fracasar?
En junio de 2008, Tel Aviv firmó con Hamás -vía intermediación de Egipto- un acuerdo de "cese el fuego" que sólo fue cumplido parcialmente y que Hamás dio por "terminado" la semana pasada desestabilizando al gobierno de Tel Aviv.
El nuevo estrangulamiento militar (con genocidio de civiles) busca recomponer el control utilizando a Hamás como ariete de presión sobre el resto de los grupos de la resistencia que operan en la frontera con Israel.
Desde hace 72 horas los ataques se orientan a pulverizar la infraestructura operativa del gobierno de Hamás para tratar de ahogarlo y someterlo a alguna reacción interna. Este lunes los ataques se siguieron concentrando sobre áreas de la presidencia de Gaza, como el ministerio del Interior.
Abbas, cómplice descarado del eje EEUU-Israel y uno de los beneficiarios políticos de la matanza en Gaza, sintonizó en frecuencia con la estrategia judía cuando acusó a Hamas de ser el culpable de la masacre.
Una versión periodística no confirmada manipulada por los servicios israelíes, señala que el líder supremo del Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás), Jaled Meshaal, se ha mostrado dispuesto a firmar un acuerdo de alto el fuego que incluiría el fin de la ofensiva que lleva a cabo Israel en la Franja de Gaza y del bloqueo impuesto al territorio. La información salió del Ministerio senegalés de Asuntos Exteriores.
La versión contiene un dato clave: La propuesta de levantamiento del bloqueo (que no fue llevada a cabo durante la tregua firmada en junio) permitiría a Hamás, además de salir del aislamiento, recuperar aire político y recomponer su estructura demolida por los bombardeos israelíes.El Ministerio "aseguró" que la propuesta para la tregua en Gaza fue expuesta anoche por teléfono a Meshaal por el presidente de Senegal y actual presidente de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), Abdoulaye Wade.



La información se difundió luego de que el director del servicio de Ambulancias del Ministerio palestino de Sanidad, Muawiya Hassanein, elevó el balance de los bombardeos a 310 muertos.
"El fin de la operación es minimizar los lanzamientos de cohetes hacia Israel para garantizar la seguridad de un cuarto de millón de personas que viven en el sur de Israel", dijo el lunes a AFP la portavoz del ejército, Avital Leibovitz.Por su parte, el principal asesor del ministro de Defensa, Ehud Barak, el general de reserva Amos Gilad, aseguró a los periodistas que "el objetivo es llegar a una nueva tregua" con Hamás en las condiciones fijadas por Israel.
Más claro aún fue el analista militar y general de reserva, Shlomo Brom, quien afirmó a AFP que "Sobre toda la operación (en curso) planea el espectro de la guerra del Líbano".



Según el general, los responsables israelíes, tanto políticos como militares, "parecen haber aprendido las lecciones" de los fracasos de la guerra de Líbano, que obligaron a crear una comisión de investigación gubernamental y llevaron a las dimisiones del jefe del Estado Mayor, el general Dan Halutz, y del ministro de Defensa, Amir Peretz."Primero se fijan objetivos limitados (...) Así minimizan los riesgos de decepción. Segundo, el ejército golpea de entrada muy fuerte, mientras que en Líbano se dejó arrastrar por una escalada no controlada, no haciendo intervenir a sus fuerzas terrestres hasta muy tarde", añadió el experto militar judío."Tercero, el ejército se ha preparado durante mucho tiempo para la confrontación, al tiempo que el poder civil preparaba el terreno en la opinión internacional, contrariamente a la reacción espontánea que desencadenó el secuestro de dos soldados en julio de 2006 en la frontera libanesa y encendió la mecha (del conflicto)", continuó Brom.



El resultante de la estrategia judía parece estar claro: 72 horas de saturación del exterminio militar, 310 muertos y más de 1.100 heridos, terror social y político masificado en Gaza, destrucción del limitado poder logístico y operativo de las fuerzas de Hamás, inacción premeditada de los gobiernos centrales imperiales para detener el genocidio, falta de una reacción encadenada de protestas y condenas mundiales a Israel, y parálisis del llamado "mundo árabe" para articular un movimiento de presión en la ONU.



Los halcones de Tel Aviv, por ahora, celebran: La fría matemática de la fuerza tecnológica-militar aplicada a la dominación imperial le va ganando a la conciencia universal de defensa de la vida paralizada por el individualismo y la indiferencia nivelados como ideología única en todo el planeta.
Ya nada sorprende ni golpea: Los cadáveres aún calientes de 310 palestinos han sido reducidos a meros "instrumentos de negociación".
Israel, la madre patria del sionismo capitalista mundial, convirtió a la masacre militar en una nueva moneda de intercambio. Con Gaza como laboratorio experimental.



Israel y el síndrome de la ratonera: La hora de la guerra por otras vías

( Por IAR Noticias)

La aritmética es simple: Si Israel no termina rápidamente con Hamás y sus cohetes que ya aterrorizan a los pueblos y ciudades fronterizas israelíes, la estrategia que guía la masacre comenzará a desintegrarse (como en Líbano 2006) y su supremacía de potencia militar de primera línea en Medio Oriente ingresará a otro proceso de desgaste y de pérdida de credibilidad internacional. Proporcionalmente, y ante la falta de resultados políticos del exterminio militar que ya lleva ocho días, se agiganta el prestigio de Hamás en el mundo árabe-islámico (como sucedió en Líbano con Hezbolá). La cúpula judía gastó mucha pólvora verbal para anunciar públicamente el exterminio de raíz del "terrorismo" de Hamás y la falta de resultados la convierte en víctima de sus propias palabras. El holocausto palestino sólo sirvió hasta ahora para demostrar a un mundo indiferente la brutalidad militar de la potencia imperial sionista que hizo del Holocausto la leyenda de su propia victimización histórica. La demolición de Gaza (como ayer sucedió con Líbano) sólo sirvió hasta ahora para regar con la sangre, la muerte y la mutilación de miles de palestinos, otra aventura genocida judía por el control político y militar de la Franja. Con un agravante: El poder israelí está en elecciones (se eligen nuevas autoridades en febrero) y esa situación potencia el fracaso militar con la crisis y las divisiones internas. EEUU y las potencias aliadas vienen intentando -hasta ahora sin resultados- "sacarle las papas del fuego" al Estado madre del sionismo mundial con un cese del fuego disfrazado de "tregua humanitaria" que un sector del gabinete, incluido el propio Olmert, viene rechazando mientras se refuerza la "opción militar". Israel -murmuran entre dientes analistas de EEUU y Europa- ya se metió en otra ratonera de difícil salida. La llamada operación "Plomo Sólido" claramente ya empezó derretirse en Gaza, y conforme pasan las horas los misiles judíos demoledores comienzan (como en Líbano 2006) a producir efectos múltiples. Hacia adentro de Israel, ya se vive una diáspora donde la percepción social y política del fracaso produce enfrentamientos y un estado de pánico y de confusión crecientes en los pueblos y ciudades, incluida la capital Tel Aviv. Hacia el exterior, en un mundo globalizado y nivelado por la indiferencia y el individualismo, la masacre israelí serial en Gaza deja una vaga sensación de "judíos asesinos" que comienza lentamente a horadar la psicología del hombre-masa no obstante que las cadenas mediáticas sionistas esconden puntillosamente los cadáveres y los testimonios de la víctimas.Hacia adentro del mundo islámico, la "ira creciente" va acompañada de un convencimiento cada vez más acentuado de que "juntos somos más" para derrotar a la catedral universal del sionismo enclavada en Medio Oriente.





Napoleón decía que las bayonetas sirven para cualquier cosa, menos para sentarse encima de ellas. Israel claramente, y después de agotar sin éxito diversas estrategias para dividir y derrotar a Hamás, optó por sentarse encima de los misiles quebrando todas las lógicas políticas de la acción militar. En Gaza se combinan y retroalimentan dos factores: El fracaso de Israel para destruir (en ocho días consecutivos de bombardeo) la infraestructura operacional de Hamás es directamente proporcional a la fortificación del mando político militar de la organización islámica que opera en la clandestinidad.



Israel comienza a padecer una lógica inexorable de la acción militar : Si una guerra se extiende, el tiempo termina favoreciendo al más débil. De nuevo, como en Líbano la extensión de los bombardeos comienza a desgastar y a dividir al mando judío y a generar oleadas de críticas internas, tanto en la sociedad como en los sectores del poder político israelí. EEUU y las potencias sionistas (como el Chapulín Colorado) van al rescate de la madre patria sionista y buscan contra-reloj la brújula que parece haber perdido Israel: El "cese" el fuego que justifique un repliegue "honroso" antes de que el pantano de Gaza se trague lo que queda de la supremacía militar del ejército israelí. Salvando tiempo y distancia, la dinámica de los acontecimientos parece calcada de Líbano 2006. El próximo lunes, el principal operador sionista de la Unión Europea, el judío Nicolás Sarkozy, va a aterrizar en la madre patria con un Plan B impulsado por Francia, EEUU y Gran Bretaña, y con la bendición de Turquía y los "socios" árabes para detener la ya fracasada operación militar israelí disfrazándola de "tregua humanitaria".



Lograda esa instancia (y como ya pasó en Líbano) el eje sionista USA-UE intentará nuevas "fórmulas diplomáticas" para aislar y "desarmar" a Hamás en el Consejo de Seguridad. Opciones en danza: Reinstalar a Abbas en Gaza, mediante un "acuerdo de unidad con Hamás", instalar una fuerza de seguridad internacional para "pacificar" la región, explotar la debilidad económica y militar de Hamás (cuya infraestructura administrativa y cuarteles militares fueron demolidos por los bombardeos) tentando a sus jefes con propuestas económicas a cambio del compromiso del desmantelamiento de las plataformas de lanzamientos de misiles. La estrategia y los objetivos militares que guiaron la operación "Plomo Fundido" están dando manotazos de ahogado, y hay que sustituirlos inmediatamente por un Plan B diplomático que salve a Israel de la hoguera y recomience un nuevo proceso "por otras vías". Una operación diplomática que -como en el Líbano con Hezbolá- sustituya a la ya fracasada masacre del Plan A militar. El lunes, con Sarkozy en Israel, comienza la hora cero del plan diplomático. Como diría Clausewitz: La guerra sionista para someter a Hamás continúa por otras vías.



Porqué las potencias y la ONU "retrasan" el cese del exterminio israelí en Gaza

( Por IAR Noticias)

La estrategia es la misma que siguieron en Libano con Hezbolá: Darle tiempo a Israel para que avance lo más posible en la destrucción de la infraestructura y la capacidad operativa de Hamás, y luego llamar a un alto el fuego para "pacificar". La "inacción" de la ONU, EEUU y las potencias sionistas europeas (en control del Consejo de Seguridad) para detener el conflicto no es una casualidad sino una causalidad impulsada por un objetivo en común: Prolongar la masacre bajo llamados formales a "parar la violencia" (sin un medida de acción concreta) favoreciendo a los objetivos de Israel.



Se impone una lógica: EEUU, la Unión Europea e Israel son socios en un mismo plan: Terminar con Hamás y las organizaciones palestinas aliadas de Irán, Siria y Líbano, y preparar el terreno para avanzar contra Hezbolá y en una operación final contra las usinas nucleares de Teherán. Los gobiernos árabes, socios comerciales del eje sionista USA-UE, repiten el mismo esquema de "inacción" atendiendo a sus intereses económicos-financieros diversificados con el "occidente" sionista. Washington, Tel Aviv y la UE, a su vez, necesitan concretar lo que no pudieron realizar en agosto de 2006: Despejar la retaguardia de "terrorismo islámico" (léase Hezbolá, Hamás y el resto de los grupos combatientes contra Israel) y desde ahí avanzar hacia el proyecto de "remodelación" del Medio Oriente terminando con los regimenes de Damasco y Teherán. El proyecto geopolítico de fronteras abiertas sin "terrorismo islámico" que alienta el eje sionista USA-UE-Israel necesita prioritariamente destruir la "base islámica" que sustenta el eje petrolero Rusia-Irán-Siria-Venezuela. Hay dos cuestiones esenciales en disputa: Las redes petroleras y gasíferas de Eurasia y el Medio Oriente y la supervivencia del Estado de Israel. Medio Oriente enlaza el petróleo del Caspio y del Asia Central con el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, el centro de la disputa estratégica con Rusia por el control de los corredores energéticos de Eurasia y Medio Oriente. Irán, en frontera con el Caspio y el Golfo Pérsico, es el pivote táctico y el guardián central del estrecho por donde transita más del 40% del petróleo mundial. Y un Irán "nuclear" -en control del Estrecho de Ormuz- se pondría fuera del campo de "amenaza" del eje sionista USA-UE, desnivelaría la "guerra energética" a favor del eje.



Rusia-Irán-Siria-Venezuela y amenazaría la supervivencia del Estado de Israel, la columna vertebral del proyecto sionista en Medio Oriente. Hezbolá en Líbano, y Hamás en Gaza, a su vez, representan la columna vertebral del eje Irán-Siria en el "patio trasero" de Israel. El proyecto de fronteras abiertas sin "terrorismo islámico" necesita eliminarlos del paso para preservar de peligro las fronteras y ciudades israelíes cuando se pongan en marcha las operaciones militares (inevitables) contra Irán y Siria. Fracasaron en Líbano en el 2006, y ahora recomienzan por el eslabón más débil: Gaza.

La masacre militar, no está orientada a tomar Gaza sino a producir un desenlace internacional con la ONU y las potencias centrales, y cuenta con un Plan A y un Plan B.

Plan A (de máxima)

Terminar con el gobierno de Hamás y restituir en el poder a la Autoridad Palestina (AP) con Mahmud Abbas como presidente, respaldado por una fuerza internacional de la ONU que tome el control militar y garantice el desarme efectivo de Hamás y de las organizaciones armadas de la resistencia palestina (el mismo esquema que intentaron aplicar sin éxito con Hezbolá en Libano). Para implementar este plan necesitan una "saturación del terror militar" con la masacre militar y que Israel destruya y/o debilite al máximo la capacidad logística y operativa de Hamás.

Plan B (de mínima)

Si se complica (por las contradicciones inter-potencias) el Plan A en el Consejo de Seguridad de la ONU, avanzar en una propuesta (que ya está en curso, según versiones de Israel) de tregua acordada con Hamás y arrancarle concesiones (en su posición belicista con Israel) aprovechando y profundizando su debilidad y aislamiento internacional.
Ambas opciones dependen de que el poder aéreo y los bombardeos israelíes peinen todo el territorio de Gaza y destruyan la mayor cantidad de blancos en búnkeres y centros logísticos y organizativos de Hamás.
Se trata de una estrategia resumida en el dicho popular de "entro, toco y me voy", donde los helicópteros y aviones B 16 judíos destruyen lo más posible las estructuras de la resistencia de Hamás, y luego, tras un llamado de alto el fuego de la ONU y el anuncio del despliegue de una "fuerza internacional de paz", se repliegan a sus bases.

La fórmula, con algunos "retoques" es la misma que aplicaron en Líbano, donde el fracaso sobrevino por el alargamiento de las operaciones (34 días) y la derrota terrestre a manos de Hezbolá.
La opción más potable
Ambos planes, el A y el B, son compatibles y funcionales con la estrategia de asesinar y luego negociar, que está aplicando a rajatabla el gobierno del Estado de Israel con la operación de exterminio militar en Gaza, pero su implementación depende de las relaciones de poder internacional y del marco imperante entre las potencias que integran el Consejo de Seguridad de la ONU.
El escenario del Plan A es de difícil implementación: 1)- debido a la renuencia de las potencias europeas a ceder tropas para otra ocupación internacional como en Afganistán que desgasta su imagen y complica sus políticas internas, y 2)- por la presencia de Rusia y de China que seguramente van a bloquear cualquier iniciativa de intervención internacional de Gaza en el Consejo de Seguridad.
En cambio el escenario de estrategia "intermedia" con el Plan B, la oferta de tregua, es el salvoconducto de Israel para preservar el control sobre Gaza si fracasa el Plan A en el Consejo de Seguridad.
Todas las señales que lanzan los líderes políticos y jefes militares de Tel Aviv se encaminan aparentemente hacia la búsqueda de una tregua (bajo presión militar) con Hamás.



El reloj de Gaza

El punto "vulnerable" del plan sionista en ejecución -como sostienen los expertos- son las agujas del reloj de Gaza.
Como en Líbano, la masacre israelí juega contra reloj y transita por una delgada cornisa donde el vencedor puede terminar vencido.
De acuerdo con la lógica militar, si un ataque, por más demoledor que fuere (como está sucediendo en Gaza), se prolonga demasiado en el tiempo sin conseguir la derrota del enemigo, termina jugando en contra del atacante.
Ese fue el primer error de Israel en Líbano que su jefes militares dicen haber "superado".
El ataque de Israel contra Hamás se asemeja al de un león tratando de exterminar a un ratón. En la guerra, la prolongación del tiempo siempre favorece al más débil, y si Israel (y sus socios sionistas) no consiguen un "cese del fuego" inmediato en posición de triunfo con Hamás, las agujas del reloj le van a empezar a jugar en contra.




Con cuatro jornadas consecutivas de bombardeos en Gaza, casi 370 muertos y 1.400 heridos, Hamás sigue firme y desafiante y anunció este martes que está en condiciones de extender el radio de alcance de sus cohetes en territorio israelí.
Por otra parte, Hezbolá y diversas organizaciones del mundo islámico lanzaron un llamamiento a una tercera Intifada con atentados suicidas contra Israel no sólo en la Franja de Gaza, sino en todo el mundo árabe islámico diseminado por los cinco continentes.



En un discurso, el domingo, Hassan Nasralá invitó a los egipcios a salir a las calles "por millones" para forzar la apertura de la frontera con Gaza, y dijo que en ese caso el ejército no podría oponerse a la muchedumbre.
Muchedumbres islámicas atacando embajadas israelíes en occidente o arrojándose desarmadas contra los tanques y las tropas judías en Medio Oriente, recrea inmediatamente en los jefes militares y políticos de Israel el fantasma de la derrota del Líbano.



Y ya hay señales claras de que las potencias y Tel Aviv han registrado el mensaje: Este martes llamaron a un cese al fuego antes de que el ataque prolongado sin resultados en el tiempo se convierta en derrota para Israel.
Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) llamaron este martes en París a un cese el fuego "permanente" en la Franja de Gaza, sometida desde el sábado a una ofensiva militar israelí en respuesta a tiros de cohetes, indicó el ministro francés, Bernard Kouchner.Deseamos un cese el fuego que sea permanente, que sea acatado, con un acceso humanitario, por supuesto, porque las víctimas son numerosas y hay que garantizar los auxilios y también un retorno al proceso de paz", dijo el ministro en una pausa de la reunión de urgencia de los ministros de Exteriores de la UE en París.



El Cuarteto para Oriente Medio (Estados Unidos, UE, ONU y Rusia) también pidió este martes un cese el fuego inmediato que sea "plenamente respetado", según un informe divulgado por la ONU, al final de una conferencia telefónica entre los miembros del grupo.
El primer ministro, Ehud Olmert, la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y el ministro de Defensa, Ehud Barak, "se reunirán para evaluar la situación y examinarán una propuesta francesa de alto el fuego" de 48 horas, indicó un alto responsable israelí citado por la AFP.
Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, habló por teléfono este martes con el presidente palestino, Mahmud Abas, y el primer ministro, Salam Fayad, sobre los esfuerzos para lograr un "alto el fuego duradero" en Gaza, anunció la Casa Blanca.

El "apresuramiento" de los socios sionistas por llamar de urgencia a un cese el fuego que "retrasaron" durante cuatro días mientras los aviones judíos masacraban al pueblo palestino, revela una primera evidencia:
La operación de exterminio de Hamás y de su estado mayor (como sucedió con Hezbolá en Líbano) no consiguió su objetivo en el tiempo previsto, y los muertos y heridos ya comienzan a jugar en contra de Israel.
Los principales líderes de Hamás han sobrevivido a la matanza masiva de cuatro días y con cada hora que pasa sus figuras comienzan a cobrar dimensión de heroísmo vertebrador en el mundo islámico.
El león no pudo comerse al ratón, y las cartas de la "tregua humanitaria" ya están echadas por los socios sionistas que seguramente la implementarán de urgencia en la ONU.



Ahora Hamás deberá mover sus piezas en el tablero.
Si Hamás acepta un "cese el fuego" sin imponer condiciones duras a los genocidas militares de su pueblo, se abre una instancia diplomática favorable a la aplicación del plan sionista USA-UE-Israel (en cualquiera de sus variables) en la ONU.
Si Hamás rechaza la propuesta de cese el fuego y continúa desde la resistencia lanzando cohetes a las ciudades judías fronterizas, las agujas del reloj de Gaza van a empezar a jugar en contra de Israel.
Y como ya predijeron los ayatolas de Irán, es posible que Israel haya ingresado nuevamente (como en Líbano) en otra ratonera de difícil salida.

Los cadáveres de Gaza: ¿Porqué nadie se atreve a condenar a Israel?

( Por IAR Noticias)

Desde el punto de vista de la lógica histórica y diaria (comprobable en cualquier cronología estadística de los hechos), todo parece claro: Israel es el invasor y Gaza es el invadido. Gaza es la víctima e Israel es el victimario. Gaza es el ocupado e Israel es el ocupante. El que quiera supervivir (sin problemas) dentro del sistema deberá invertir sus ideas y olvidarse para siempre de esta lógica verificable en la práctica: Es antisemita.





Israel (según la realidad verificable diaria) es la potencia que rodea y controla militarmente a Gaza, su ejército ingresa cuando quiere a la Franja, detiene, mata o encarcela a los ciudadanos de Gaza con total libertad y sin que ningún tribunal internacional intervenga, cierra cuando quiere sus fronteras, bombardea edificios o infraestructuras del país con total impunidad, ataca poblaciones civiles y tiene la potestad absoluta sobre el ingreso (o no) de alimentos, combustibles y medicinas, esenciales para la supervivencia de sus habitantes que viven, en su mayoría, del asistencialismo internacional.



En consecuencia (y como se desprende de la lógica de los hechos) Israel claramente ejerce el rol de potencia ocupante (ilegal) de un país soberano sin posibilidad de defensa ante su poderío militar de última generación.
Comprobadamente, el bloqueo israelí en Gaza (apoyado por EEUU y la Unión Europea) ya sumió a la Franja en un situación de catástrofe humanitaria, donde decenas de miles de palestinos (principalmente niños y ancianos) mueren por efectos de la desnutrición y de las enfermedades colaterales del hambre.



Formalmente, Gaza cuenta con un gobierno y un parlamento elegido en la urnas, pero en la práctica (y por la situación descripta) el país funciona como un "gran campo de concentración" de Israel con un millón y medio de palestinos adentro.
Frente a la realidad abrumante de la ocupación y del poder militar de Israel, la reacción del gobierno (conducido por Hamas) y de las organizaciones de la resistencia palestina se parece a la de un mosquito frente a un buey: Sólo puede causarle molestias.
Grafiquemos: Durante los más de quince meses que lleva el bloqueo judío contra Gaza, los efectos de los cohetes palestinos artesanales que impactan contra ciudades fronterizas israelíes no superaron los diez muertos. En la misma cantidad de tiempo, el ejército israelí, en distintas incursiones en Gaza, mató a más de 400 palestinos e hirió a centenares, además de los miles de muertos a causas de enfermedades producidas por el hambre y la desatención sanitaria.



Solamente el sábado, las sincronizadas y fulminantes operaciones militares israelíes con 60 bombarderos y helicópteros asesinaron (en cuestión de minutos) a más de 240 palestinos e hirieron y/o mutilaron a otros 800.
Esta realidad sucinta (que surge de situaciones y números concretos al alcance de cualquiera) muestra claramente (y con total objetividad) la falsedad de la tesis israelí que justifica sus ataques y sus masacres militares y económicas en un argumento de "defensa" ante la "amenaza terrorista" de Hamas.
Concretamente, y como se puede verificar en los hechos, Israel es una superpotencia nuclear que controla y domina a un país casi indefenso ante su poderío tecnológico-militar, y que se encuentra con su población enferma, hambrienta y en estado de catástrofe humanitaria.



Claramente, y más allá de cualquier consideración jurídica o política internacional, la operación de exterminio militar ejecutada por Israel contra un país enfermo, debilitado, hambriento y sin capacidad de defenderse, el sábado, constituye un crimen de lesa humanidad.
Es la máxima expresión de injusticia del fuerte contra el débil. En ese escenario, los pilotos judíos que el sábado cumplieron la "misión" de matar o mutilar en Gaza a centenares de hombres, mujeres y niños indefensos y luego volvieron a sus bases (casi sin despeinarse), no son soldados peleando contra un enemigo equivalente, sino criminales de lesa humanidad.

Los funcionarios políticos y jefes militares que dieron las órdenes no representan a ningún Estado que defiende su seguridad, sino que representan a un Estado criminal que asesina en forma masiva por razones imperiales de conquista y sometimiento territorial.
Y la acción del ejercito israelí no está incursa dentro de ninguna lógica de la guerra militar, sino dentro de una política criminal depredadora que viola (impunemente) leyes y derechos establecidos como norma internacional por el propio sistema capitalista.
¿Porqué ningún país o jefe de Estado (salvo Irán, Venezuela o Cuba) se atreve a denunciar y a condenar públicamente los crímenes y las políticas imperialistas de Israel?. Hay dos razones principales:
A) El que denuncie y condene públicamente a Israel se expone a quedar aislado (bajo los cargos de antisemita) y ser derrocado por un movimiento de presión internacional digitado desde Europa y EEUU.
B) Las organizaciones internacionales (como la ONU y su Consejo de Seguridad), los organismos y tribunales jurídicos que podrían juzgar y condenar a Israel se encuentran en manos de EEUU y de las potencias sionistas aliadas en la OTAN que hacen de la supervivencia del Estado de Israel, su propia supervivencia.
Esto explica claramente porqué para EEUU, la Unión Europea y la ONU en la Franja de Gaza no hay ocupación militar israelí, sino un "conflicto" entre el "terrorismo" de Hamas y el Estado de Israel.



Todo lo que se oponga a esta norma establecida a priori como único valor de "análisis", no tiene ninguna entidad creíble o simplemente no existe en la prensa y en las grandes cadenas mediáticas formadoras de "opinión pública" internacional.
En consecuencia, y para las mayorías planetarias, entre sábado y domingo, Israel asesinó en Gaza a 300 seres humanos, hirió y mutiló a más de 1000, sólo para defenderse del "terrorismo asesino" de Hamas. El que se salga de esa lógica discursiva y analítica, es... antisemita.
En resumen, y para supervivir éste y los años que restan dentro del sistema, hay que liberarse de dos tendencias destructivas: Llamar "judío" al sistema que controla el mundo y llamar "colonizador y asesino" al Estado de Israel.
El que consiga dominar estas tendencias destructivas puede dormir en paz, y sin que los cuerpos destrozados y mutilados del pueblo palestino de Gaza le afecten la digestión.


La falta de resultados de la operación militar ya desató una crisis en el gobierno de Israel

( Por IAR Noticias)

La operación militar de exterminio del ejercito israelí en Gaza ingresó en una fase de fracaso y de "pérdida de identidad". Sus líderes están en crisis y divididos sobre la estrategia a seguir. La campaña electoral por las elecciones de febrero profundizan aún más las divisiones entre los ultrahalcones y los sectores más "moderados". Hay una línea -encabezada por el primer ministro Olmert- que propone profundizar la "opción militar" y otra -encabezada por el ministro de Defensa Barak- que defiende la tesis de una "tregua humanitaria" para evitar el desgaste de la matanza militar sin resultados concretos. Según la prensa israelí, reina la confusión y el azoramiento y la sorpresa en el gabinete de Olmert. El síndrome del Libano 2006 ya se empieza a apoderar de vastos sectores políticos y sociales de la sociedad israelí.




Como ya sucedió en Líbano en 2006, el objetivo principal de la operación (el derrocamiento de Hamás y el descabezamiento de su estado mayor) no pudo ser cumplimentado pese a la masividad y precisión del ataque militar que en sólo los tres primeros minutos -según cifras oficiales- asesinó a mas de 200 palestinos e hirió a otros 300. La razón del nuevo fracaso de la potencia sionista se debió a una razón principal: Su poderío y superioridad militar no pudo terminar con las lanzaderas de cohetes palestinos que siguen martirizando y aterrorizando a las ciudades israelíes fronterizas. Tampoco pudo terminar con el mando político y militar de Hamás que desde sus refugios secretos sigue convocando a un levantamiento islámico generalizado tanto en Medio Oriente como en todo occidente y el resto del mundo islámico.



En sólo cuestión de horas, el martes, se desató una crisis en el gobierno de Israel impulsada por posturas enfrentadas en el gabinete respecto de las acciones a seguir con la operación militar en Gaza.
Según la prensa israelí, el martes el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, había "consensuado" con el gobierno francés una propuesta de cese el fuego por 48 horas a ser presentada a Hamás.

Este miércoles el gobierno de Israel afirmó que la "tregua" de 48 horas con el Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás) propuesta por Francia para facilitar el suministro de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza es "irreal"."Esa propuesta no contiene ningún tipo de garantía de que Hamás vaya a detener el lanzamiento de cohetes y el contrabando", declaró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Yigal Palmor.
"No es realista esperar que Israel vaya a declarar unilateralmente un alto el fuego sin mecanismos que aseguren el cese de los disparos y del terrorismo por parte de Hamás", añadió.



"La propuesta (francesa) no contenía garantías de ningún tipo de que Hamás detendrá los cohetes y el contrabando", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores Yigal Palmor."No es realista esperar que un alto el fuego unilateral de Israel sin mecanismos para reforzar el cese de disparos y terror por parte de Hamás", afirmó
El funcionario efectuó declaraciones después de que el primer ministro, Ehud Olmert, rechazó la propuesta luego de cuatro horas de reunión con el ministro de Defensa, Ehud Barak, la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, el jefe de Estado Mayor, Gabi Ashkenazi, el director del Servicio de Seguridad Interior, Yuval Diskin, y otros funcionarios de Defensa sobre las formas de continuar la operación militar en Gaza.



Según medios israelíes, el gabinete de seguridad israelí se encontraba reunido desde primera hora del miércoles para estudiar la propuesta francesa, mientras la aviación judía continuaba bombardeando "objetivos de la organización islámica Hamas" en el territorio palestino, según el portavoz de la presidencia, Mark Reguev. La reunión se produjo horas después de que el Cuarteto para Oriente Próximo (EEUU, la UE, Naciones Unidas y Rusia) reclamara un alto el fuego "inmediato" en Gaza que "fuera plenamente respetado" por ambas partes. "Israel escucha la voz de sus amigos en el mundo y el diálogo con ellos es importante para él. Sin embargo, existe un amplio consenso en que la población del sur de Israel no debe volver a una situación en la que viva de nuevo bajo la amenaza de los cohetes de Hamas ", dijo Reguev.
Antes de la reunión del gabinete de seguridad israelí, medios y analistas israelíes predecían que la indignación pública tras la extensión de los ataques con cohetes hasta incluir Beersheba, a 40 km de la Franja de Gaza, inclinaría la balanza en contra de cualquier suspensión de ataques contra Hamás.
Según encuestas, un 81% de la sociedad israelí apoya una "solución militar" en el tema Gaza, donde en el quinto día de masacre militar los muertos ya superan los 380 y los heridos se acercan a 1900, según la información oficial.
Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) llamaron el martes en París a un cese el fuego "permanente" en la Franja de Gaza, lo mismo que Washington y
el llamado Cuarteto para Oriente Medio (Estados Unidos, UE, ONU y Rusia) que pidió el martes un cese el fuego inmediato que sea "plenamente respetado", según un informe divulgado por la ONU, al final de una conferencia telefónica entre los miembros del grupo.
El diario israelí Haaretz señalaba que algunos ministros enrolados en la línea "dura" temen que aceptar el cese del fuego detenga el impulso de la ofensiva israelí, lo que permitiría a Hamás proclamarse victorioso. De hecho, el portavoz del ministerio de Exteriores, Yigal Palmor, ha calificado de "poco realista" la propuesta francesa, ya que un alto el fuego durante 48 horas no les asegura que Hamás deje de lanzar cohetes.
El viceprimer ministro, Eli Ishai, declaró que la operación de Gaza no debe ser interrumpida hasta que la Fuerza Aérea bombardee la totalidad de su banco de objetivos. Entonces, dijo, Israel debe permitir cuatro horas de pausa, cada vez, para la prestación de ayuda en la Franja de Gaza y con el fin de examinar si Hamás está dispuesta a aceptar un alto el fuego.
El jefe de la Fuerza Aérea, Ido Nehushtan, afirmó que el Ejército no debe ser "complaciente" en este momento.



"Hamás todavía es capaz de disparar cohetes en el Estado de Israel, y nuestro objetivo es prevenirlo. La organización terrorista debe comprender que estamos dispuestos a ir todo el camino. Los residentes del sur sienten que estamos haciendo algo por ellos", añadió.
Nehushtan explicó que el inicial asalto aéreo fue un "shock completo para Hamás" y señaló que el elemento sorpresa resultó crucial para su éxito. "Hamas pagó un precio muy alto. La información de nuestra Inteligencia era exacta y sus cifras de bajas son elevadas", concluyó.



De acuerdo con el diario Haaretz, hay un cálculo político en la posición ultradura de Olmert atento a las elecciones del 10 de febrero, que según varias encuestas pueden ser ganadas por el derechista partido Likud.
Como producto de las contradicciones que se cruzan en el gabinete, Israel se ha mostrado "vacilante" respecto a un cese del fuego "humanitario", subrayando que el Ejército está permitiendo a algunos vehículos con ayuda entrar a la Franja de Gaza incluso mientras continúa el fuego.Por otra parte, algunos ministros temen que aceptar el cese del fuego detenga el impulso de la ofensiva israelí, lo que permitiría a Hamas proclamarse victorioso. De hecho, el portavoz del ministerio de Exteriores, Yigal Palmor, ha calificado de "poco realista" la propuesta francesa, ya que un alto el fuego durante 48 horas no les asegura que Hamás deje de lanzar cohetes.




Claramente -señalan medios israelíes- un sector del gabinete propone una profundización de las acciones militares, incluida una operación terrestre, para desmantelar a fondo las instalaciones lanzaderas de cohetes y descabezar la líneas de mando de Hamás, mientras otro grupo encabezado por Barak y Livni propone una tregua provisoria y una operación en la ONU para aislar a Hamás en condiciones de debilidad después de las operaciones militares.



No obstante, los medios israelíes resaltan el descontento generalizado que reina en la sociedad israelí por la falta de resultados concretos de la operación militar que ya ingresó en su quinto día, y la continuidad de los lanzamientos de cohetes palestinos que no dejan de caer sobre las ciudades fronterizas israelíes.
Por otra parte, Hezbolá y diversas organizaciones del mundo islámico lanzaron un llamamiento a una tercera Intifada con atentados suicidas contra Israel no sólo en la Franja de Gaza, sino en todo el mundo árabe islámico diseminado por los cinco continentes.

En un discurso, el domingo pasado, Hassan Nasralá, líder de
Hezbolá, invitó a los egipcios a salir a las calles "por millones" para forzar la apertura de la frontera con Gaza, y dijo que en ese caso el ejército no podría oponerse a la muchedumbre.
Muchedumbres islámicas atacando embajadas israelíes en occidente o arrojándose desarmadas contra los tanques y las tropas judías en Medio Oriente, recrea inmediatamente en los jefes militares y políticos de Israel el fantasma de la derrota del Líbano.

De acuerdo con la radio pública israelí, el mando militar judío estima que Hamás todavía tiene unos 2000 cohetes en su arsenal, incluyendo varios cohetes de largo alcance que potencialmente podrían llegar a Ashdod y Beer Sheba.
Dos cohetes tipo Grad disparados este miércoles cayeron cerca de Beersheva -sin causar víctimas ni daños materiales-, a unos 40 kilómetros de la Franja de Gaza, tras haber recorrido una distancia récord. Los disparos fueron reivindicados por el brazo armado de Hamás, las Brigadas Ezedin al Qasam.Otros disparos de cohetes palestinos fueron señalados en diferentes puntos del sur de Israel, en la región de Sderot y en algunos sectores del desierto del Neguev.
El punto central, según la prensa israelí, de la división en el gabinete israelí sobre las acciones a seguir en Gaza es la continuidad de los cohetes palestinos que producen un estado de caos y conmoción social que se proyecta como una fuente desestabilizante permanente del gobierno de Tel Aviv.
Analistas de las principales cadenas norteamericanas coincidían el martes en la apreciación de que si Israel no consigue neutralizar las plataformas lanzaderas y los arsenales, la operación militar en Gaza va resultar otro fracaso parecido al del Libano con Hezbolá.



Israel-Palestina: Gaza, una piedra en el zapato de Obama

( Por IAR Noticias)

El ataque de Israel contra el territorio palestino de Gaza dificultará las gestiones que se apresta a emprender el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, para impulsar la paz en Medio Oriente.

Por otro lado, la operación israelí complica, cuando faltan apenas tres semanas para el inicio del gobierno de Obama, la ya incómoda posición de Washington en el mundo árabe, según numerosos analistas. De hecho, si los ataques continúan e Israel invade Gaza, Obama puede llegar a tener que lidiar con una gran crisis internacional, comparable a la guerra que ese país lanzó contra el libanés Partido de Dios (Hezbolá) en 2006. "Con esta ofensiva, las consecuencias ya empezaron a hacerse sentir más allá del pueblo palestino", señaló la experta en cuestiones de Medio Oriente Helena Cobban en su blog justworldnews.org. Cobban mencionó en ese sentido las manifestaciones populares en Egipto, Jordania y otros países árabes suscitadas desde que Israel lanzó la agresión el sábado. "Si el ataque de Israel se prolonga, puede preverse que entren en el juego más intereses regionales", señaló. La agresión de Israel, lanzada una semana después de vencido el plazo para un frágil cese del fuego de seis meses, se ha cobrado ya la vida de más de 350 palestinos. Dos israelíes murieron a raíz de misiles lanzados desde Gaza. El ministro de Defensa israelí Ehud Barak insistió al principio de la operación en que el propósito de su país era restablecer y fortalecer el cese del fuego. Pero Barak amplió ese objetivo el lunes, al comprometerse ante el parlamento a "combatir hasta las últimas consecuencias" al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que controla Gaza desde junio 2007, tras triunfar en las elecciones legislativas de enero de 2006. Barak, ex primer ministro (1999-2001), espera volver a ocupar ese cargo como líder del Partido Laborista tras las elecciones del 10 de febrero. Por su parte, el viceprimer ministro Haim Ramon señaló que Israel pretende "derrocar a Hamás". Al igual que durante la guerra de 2006, el gobierno de George W. Bush dio todo su respaldo a la ofensiva israelí, exigió a Hamás que deje de lanzar misiles sobre Israel y llamó a un "cese del fuego sostenible y duradero".



"Estados Unidos entiende que Israel debe tomar medidas para defenderse", señaló el domingo en conferencia de prensa el portavoz de la Casa Blanca Gordon Johndroe, desde la casa de campo del estado de Texas donde Bush pasa las fiestas navideñas. Además calificó a los líderes de Hamás de "nada más que matones". Por su parte, Obama, de vacaciones en Hawaii, se negó a hacer comentarios sobre el ataque y la posibilidad de que derive en una crisis mayor. "El hecho es que hay un solo presidente en funciones y ése es Bush", declaró David Axelrod, asesor político de Obama, entrevistado el domingo en un programa de televisión. Axelrod recordó que Obama había defendido las represalias de Israel contra los combatientes de Gaza que lanzaban misiles contra la meridional ciudad israelí de Sderot cuando estuvo allí en julio. "Si alguien lanza misiles contra mi casa, donde duermen mis dos hijas, voy a hacer todo lo posible por detenerlo y espero que los israelíes hagan lo mismo", había dicho Obama entonces.



En su discurso ante el parlamento (Knesset) el lunes, Barak repitió la declaración a favor de la iniciativa israelí. Obama insistió varias veces durante la campaña que él, a diferencia de su predecesor, daría alta prioridad a las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos "desde el primer día" de su gobierno. También reiteró su objetivo de forma explícita cuando presentó al equipo responsable de la política exterior en Chicago a principios de este mes. Varios colaboradores informales de Obama, entre ellos los ex asesores en seguridad nacional Brent Scowcroft y Zbigniew Brzezinski, urgieron públicamente al presidente electo a asumir ese compromiso porque, alegó, nada ayudará más a Washington a recuperar su vapuleada credibilidad en el mundo islámico que realizar un gran esfuerzo por la creación de un estado palestino que conviva con Israel. Pero ese esfuerzo se presenta bastante complicado ahora, en especial si el actual conflicto de Gaza se agrava, según numerosos expertos de este país. "Es clarísimo que complica cualquier posibilidad de realizar un gran esfuerzo diplomático, porque la operación de Israel en Gaza debilitó al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, y sus negociaciones con los israelíes", señaló Steven Cook, analista de Medio Oriente del Consejo de Relaciones Exteriores. El conflicto también creó una "situación insostenible para que los sirios continúen" sus conversaciones de paz con Israel en las que Turquía es mediador, añadió Cook. La violencia "va a empeorar una situación ya complicada y en estado crítico", declaró al periódico The Wall Street Journal Aaron Miller, ex negociador para Medio Oriente del Departamento de Estado (cancillería), que ahora trabaja en el Centro Woodrow Wilson de Especialistas Internacionales. "Obama heredará una crisis en la que no tiene posibilidades de actuar", señaló a politico.com. Pero no todos son tan pesimistas.



"Estos hechos son el principal recordatorio de por qué el próximo gobierno de Estados Unidos no puede dejar que el conflicto israelí-palestino degenere ni tratar de ‘manejarlo’, pues mientras no se solucione, tiene el mal hábito de colarse en la agenda", escribió en su blog Prospects for Peace, Daniel Levy, ex negociador de paz que trabaja para la Fundación New America y el Century Fund. "El nuevo gobierno debe seguir el camino de una diplomacia regional fuerte que rompa fundamentalmente con los esfuerzos anteriores", añadió. Existe consenso entre los expertos en política exterior a favor de un papel más firme con vistas a conseguir la paz, incluida la promoción de los elementos básicos para un acuerdo final, como lo diseñaron Brzezinski y Scowcroft, entre otros. Cook también concordó con que la contundente victoria electoral de Obama y su posición de fortalecer la vía diplomática en Medio Oriente le dará más influencia sobre los israelíes, quienes "no pretenden pelearse" con el nuevo presidente. Pero la violencia actual "no permite visualizar un contexto en el que pueda haber resultados positivos para cualquiera de los involucrados", según Marc Lynch, profesor de la Universidad George Washington, especialista en opinión pública y prensa árabes.



La gente de la Franja, entre las bombas y la crisis humanitaria

( Por IAR Noticias)

La ONU denuncia que faltan comida, agua y energía. Los hospitales están saturados.
Las aguas residuales se estancan en las calles de Gaza, el precio del pan se ha triplicado y los médicos temen operar por si hay cortes de luz y nunca saben si tendrán anestesia para la próxima intervención, afirman funcionarios de la ONU en los territorios. Max Gaylard, coordinador de un programa humanitario de esa organización explicó: "Las escuelas están cerradas, la población se queda en casa, faltan alimentos... los hospitales y clínicas están absolutamente colapsados". Agregó que "de media hay un ataque aéreo cada 20 minutos y se intensifican de noche". Además los lanzamientos de cohetes palestinos a Israel "son indiscriminados y van en aumento".La mayoría de las casas sólo tienen agua corriente una o dos horas cada cinco días y la electricidad es aún más escasa puesto que a la única central eléctrica que existe en la Franja ya no le queda combustible."La situación actual en Gaza es espantosa y escasean numerosos alimentos básicos", aseguró Christine van Nieuwenhuyse, representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU. Se necesitan unos US$ 9 millones para "responder a las necesidades alimentarias" básicas, calculó la funcionaria."Para aliviar el sufrimiento de las familias que viven cerca a las zonas afectadas por los conflictos", la agencia de la ONU dispuso "un programa de distribución de pan en Beit Hanun"."Ahora es desesperante. Las cañerías fueron voladas y hay todo tipo de residuos por las calles. Hoy hubo un funeral y llevaron el cuerpo por las calles que desprendían un olor muy desagradable", explicó a la AFP Hatem al-Aynun, residente en Beit Hanun.Esa ciudad de más de 20.000 habitantes, próxima a la frontera donde las fuerzas israelíes se han concentrado en masa, ha sido muy bombardeada porque Israel considera que desde ella se lanzan cohetes. Según un informe publicado el viernes por la ONU, las principales cañerías de agua y aguas residuales en Beit Hanun fueron bombardeadas cinco veces en las últimas 48 horas y siete pozos fueron "gravemente dañados y no pueden reconstruirse por la continuación de los bombardeos".En la franja de Gaza hay 1,5 millones de personas, el 80% de las cuales depende ahora de la ayuda alimentaria.Menos de una veintena de panaderías continúan abiertas, aunque casi no pueden producir por la falta de harina y gas. Algunos comerciantes aprovechan los ataques para aumentar los precios. Y se paga por el pan hasta el triple de lo que costaba hace una semana.


"Hay colas de hasta tres horas para conseguir pan, pero si falta la harina, la gente se queda sin nada", asegura Parek Babra, que trabaja para la ONG Relief International."Hay mucha gente que no puede comer todos los días", declara por su parte a la AFP Mohamed Ali, trabajador de la organización Oxfam. La media docena de hospitales de Gaza no puede hacer frente a la avalancha de pacientes y los cadáveres desbordan las salas y se amontonan en los pasillos.En el principal hospital de Gaza City se producen cortes de energía de al menos 20 horas cada día. La ONU calcula que un millar de aparatos médicos quedaron inutilizados en el último año y medio debido al bloqueo israelí y a los ataques aéreos de la última semana. Parek Babra resume la situación de los habitantes de Gaza: "No tenemos nada, necesitamos de todo".




Palestinos de Santiago piden a los gobiernos que envíen "Cascos Azules" a la Franja de GazaEn tanto, cuatro personas fueron detenidas mientras participaban del acto de apoyo a los palestinos bajo ataque israelí en la Franja de Gaza.

SANTIAGO,Más de trescientos descendientes de palestinos en Chile efectuaron este mediodía un acto en rechazo al bombardeo a la Franja de Gaza y junto a otras organizaciones pidieron a Israel que reconozca el Estado Palestino para que haya paz. Otra de sus solicitudes estuvo destinada a los respectivos gobiernos para que planteen el envío de Cascos Azules de Naciones Unidas para que estén en la zona del bombardeo y defender a la población. Patricio Hales Dib, diputado y descendiente de palestino, durante el acto que tuvo lugar este domingo en la Plaza de la Constitución, afirmó que "si Israel quiere la paz, que reconozca al Estado Palestino". "La operación militar israelí es parte de la mentira permanente porque si realmente el gobierno israelí quiere la paz, lo que tiene que hacer es reconocer el Estado Palestino, retirarse de los territorios que ocupó en 1967 y permitir la existencia pacífica de Palestina", expresó el diputado del Partido Por La Democracia (PPD). A la ceremonia concurrieron, además, en rechazo a las acciones militares israelíes, la diputada Karla Rubilar (RN), miembro de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja; el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teiller; el presidente de la Federación de Entidades Palestinas en Chile, Mauricio Abu-Ghosh; la secretaria general de la Federación Palestina de Chile, Nadia Garib; el secretario del Partido Por la Democracia (PPD), Alejandro Bahamondes; y el senador Alejandro Navarro, entre otros.



Hales dijo que el presidente palestino, Mahmud Abas, "está dispuesto a firmar cualquier acuerdo para que haya paz. Pero lo que hace el Gobierno israelí es completamente lo contrario de lo que declara, provoca la violencia, provoca el odio y estimula todas las formas de acción terrorista como reacción a su política agresiva", sostuvo Hales. "El Gobierno chileno ha dado un buen primer paso rechazando esa masacre y esperamos dé un segundo paso de pedirle a Naciones Unidas que le exija a Israel cumplir con todas sus resoluciones y retirarse de los territorios ocupados hace 40 años", expresó Hales. Más de 100 automovilistas descendientes palestinos partieron desde el sector oriente de la capital hacia la Plaza de la Constitución, en donde niños expresaron sus sentimientos y leyeron poemas y colocaron flores sobre la bandera palestina extendida en el piso. La dirigente Nadia Garib explicó que en Gaza vive un millón y medio de personas en 300 kilómetros cuadrados y es la zona más densamente poblada del mundo. "El bloqueo en Gaza lleva muchos años; estamos rodeados por el mar por un lado, la población está apuntada por el ejército israelí y hay un muro por el otro lado en la frontera con Egipto, que está cerrada y el otro sector que es la entrada a Israel. En la población palestina dentro de Gaza casi no existe hombres, porque la mayoría ha sido tomado preso o asesinado, y la población se compone principalmente por mujeres y un 40% son niños, menores de 17 años, y de ellos un 25% es menor a 4 años", expresó Garib. "El porcentaje de desnutrición es altísimo por cuanto el bloqueo lleva muchos años y los hospitales están absolutamente colapsados y no existen médicos para atender a la población; por eso nosotros en Chile nos levantamos en forma pacífica como lo están haciendo en otras partes del mundo, para pedirle a los gobiernos que envíen Cascos Azules para defender a la población, porque la mayoría de los heridos son niños. ¿Quiénes son los terroristas, nuestros niños o los que disparan con los F-16? Ochenta misiles caen del cielo cada dos horas", agregó Garib. DETENIDOSEn tanto, cuatro personas fueron detenidas mientras participaban del acto de apoyo a los palestinos bajo ataque israelí en la Franja de Gaza.





Se trata de dos mujeres y dos hombres, quienes fueron arrestados mientras circulaban a pie frente al palacio de La Moneda y trataban de ingresar hacia el norte por calle Morandé para llegar hasta la Plaza de la Constitución. Efectivos de Carabineros presentes en el lugar trataron de desviarlos por calle Ahumada a lo que los manifestantes se negaron; finalmente se produjo una serie de forcejeos que terminaron con la detención de las personas. Se aclaró que ninguno de los detenidos es miembro de la colonia palestina residente y que sólo buscaban transitar por la calle antes mencionada. Dos de los arrestados caminaban junto a sus nietas quienes quedaron muy impactadas por la situación y permanecen en la zona acompañadas de otros adultos.



Gustavo Hasbún: "Es una vergüenza que el Gobierno no defienda el sufrimiento palestino"Luego del ataque e invasión terrestre de Israel a la Franja de Gaza, el ex alcalde Gustavo Hasbún manifestó su preocupación por la pasividad con la que el Gobierno ha actuado en un conflicto que tiene "muy deprimido al pueblo palestino en Chile".SANTIAGO, El líder de la corporación Chilenos en Acción y descendiente árabe sostuvo que "nuestra colonia está sufriendo por ataques terroristas vergonzosos, que atentan contra los derechos humanos, ya que están muriendo muchos niños y mujeres inocentes. Es algo que quizás acá en Chile no han dimensionado, pero es verdaderamente terrible".Sobre la postura que debería tener el Gobierno, Hasbún sostuvo que "le exigimos a la presidenta Bachelet que mande a llamar a la embajadora chilena en Israel. Es la primera medida para repudiar estos ataques, porque de lo contrario estaríamos avalando una crueldad que no tiene límite".Hasbún también argumenta que el Ejecutivo de solicitar cuanto antes a la Organización de Naciones Unidas que intervenga con tropas de paz, "ya que no podemos aceptar que siga muriendo tanta gente. Reitero que es labor del Gobierno tomar acciones más activas en un conflicto que también está afectando a los palestinos que viven en Chile. Además, desde ya deberían mandar ayuda humanitaria para este pueblo. Es una vergüenza que no defiendan el sufrimiento palestino", concluyóLucha de israelíes y palestinos en Gaza se recrudece La situación de los civiles palestinos es cada vez más desesperada. Las personas se han refugiado en sus casas por días y las agencias humanitarias advirtieron que sus suministros de agua, alimentos y medicinas se están agotando.



GAZA, Soldados israelíes y militantes palestinos se enfrentaban el domingo en las afueras de Ciudad de Gaza, luego de que las tropas y tanques del Estado judío invadieron el territorio costero en la peor escalada del conflicto vista en décadas.Decenas de palestinos, en su mayoría civiles, murieron por la caída de proyectiles israelíes sobre viviendas y un popular distrito comercial de Gaza, dijeron testigos y fuentes médicas palestinas. Treinta soldados israelíes resultaron heridos, indicó el Ejército del Estado judío.La invasión a la Franja de Gaza controlada por Hamas se produjo el sábado por la noche tras una semana de bombardeos por parte de Israel desde aire, mar y tierra, que no logró detener el lanzamiento de cohetes por parte de los militantes palestinos contra el sur del Estado judío.El objetivo de la ofensiva según Israel es destruir la infraestructura para lanzar cohetes de los militantes palestinos. Pero alrededor de 25 proyectiles fueron lanzados hacia Israel el domingo, y uno de ellos impactó una vivienda en Sderot, hiriendo a una mujer, dijo el Ejército israelí.Casi 500 palestinos han muerto en los 9 días de la operación israelí y funcionarios señalaron que la ofensiva podría durar varios días. Cuatro israelíes han perdido la vida por los asaltos con cohetes de Hamas."El Gobierno hizo todo antes de decidirse a lanzar la operación. Esta es una operación inevitable", dijo el primer ministro israelí, Ehud Olmert.



Los llamados para un cese al fuego de Estados Unidos, el principal aliado de Israel y de otros gobiernos a través de Naciones Unidas no lograron unificarse debido a desacuerdos sobre sus términos.TERRITORIO DIVIDIDOTanques y tropas israelíes dividieron virtualmente en dos a Gaza con su operación de avanzada que se inició durante la madrugada, y para el domingo por la mañana ya rodeaban Ciudad de Gaza, dijeron testigos palestinos.Los asaltos israelíes causaron la muerte a 32 palestinos, cinco combatientes y el resto civiles, mientras los enfrentamientos se intensificaron en el territorio de 1,5 millones de habitantes, dijeron funcionarios de hospitales.Explosiones producidas por los tanques causaron la muerte al menos a cinco civiles e hirieron a otros 40 en la principal zona comercial de Ciudad de Gaza.Una doctora extranjera de un organismo internacional en un hospital del norte de Gaza describió la situación como una pesadilla.



"Los civiles están muriendo (...) las bombas están cortando las piernas de las personas, las metrallas quedan en los cuerpos de la gente y caen sobre sus casas, muchas personas están siendo amputadas. Todo el mundo está aterrorizado", dijo.Soldados israelíes y combatientes de Hamas se enfrentaban al este de Zeitoun, un bastión del grupo militante."Yo diría que la mayoría de la resistencia que enfrentamos es por salvas de mortero y otras cosas pero no por parte de combatientes de Hamas que luchen cara a cara", afirmó a periodistas un alto oficial israelí.Aviones israelíes atacaron decenas de objetivos, incluyendo túneles de contrabando de armas y depósitos de morteros. Decenas de objetivos de Hamas fueron impactados, indicaron fuentes militares del Estado judío.RIESGO POLITICO PARA ISRAELSe espera que el dramático aumento de las víctimas civiles incremente la presión internacional sobre Israel para que detenga su mayor operación sobre la Franja de Gaza en décadas.Pero los enfrentamientos también representan un severo riesgo político para los líderes israelíes antes de las elecciones nacionales del 10 de febrero, especialmente si sus fuerzas resultan con varias bajas en las calles de Gaza.El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, declaró que el objetivo de la ofensiva por tierra era proteger el sur de Israel de los proyectiles de Hamas.El funcionario israelí evitó referirse durante un discurso televisado a cualquier intento por derrocar el gobierno de Hamas en el enclave palestino."No será fácil, no será corto", indicó Barak, líder de un partido de centro izquierda y candidato a primer ministro.Un portavoz del brazo armado de Hamas, las brigadas Izz el-Deen al-Qassam, aseguró que las tropas israelíes enfrentaban la muerte o captura."El enemigo sionista debe saber que su batalla en Gaza está perdida", dijo el portavoz Abu Ubaida.La situación de los civiles palestinos es cada vez más desesperada. Las personas se han refugiado en sus casas por días y las agencias humanitarias advirtieron que sus suministros de agua, alimentos y medicinas se están agotando.Un portavoz del presidente palestino, Mahmoud Abbas, condenó el ataque israelí, calificándolo como una "agresión despiadada"En Nueva York, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió pero diplomáticos indicaron que la negativa de Washington a respaldar una demanda redactada por Libia para el cese al fuego no dejó que la iniciativa avanzara.Estados Unidos sostiene el cese al fuego debe llevarse a cabo lo antes posible pero debe garantizar el término de los asaltos con cohetes de Hamas contra Israel.



Papa insta a israelíes y palestinos a poner fin inmediatamente a la violencia El Sumo Pontífice aseguró que la guerra no es la solución de los problemas, "como se confirma en la historia reciente".
CIUDAD DEL VATICANO, El Papa Benedicto XVI realizó hoy un nuevo llamamiento durante el rezo del Angelus en la Plaza de San Pedro para que tanto israelíes como palestinos busquen "una acción inmediata para poner fin a la trágica situación actual"."Recemos para que el niño Jesús inspire a las autoridades y a los responsables de ambos frentes, israelíes y palestinos, a una acción inmediata para poner fin a la trágica situación actual", dijo el Pontífice.Benedicto XVI recordó hoy que en todas las Iglesias en Tierra Santa se invita a los fieles a rezar para que termine el conflicto en la Franja de Gaza y a "implorar justicia y paz" en sus territorios.Y se unió a estas oraciones para "que las víctimas, los heridos, y todos aquellos que tienen el corazón partido, quien vive con la angustia y el temor, para que Dios les bendiga con la consolación, la paciencia y la paz".El Papa añadió que "las dramáticas noticias que llegan desde Gaza" muestran "que cuando se rechaza el diálogo se llega a situaciones que pesan duramente en la población, de nuevo víctima del odio y de la guerra"."La guerra y el odio no son la solución de los problemas, como se confirma en la historia reciente", indicó.

Invasión de Israel a Gaza: Decenas de muertos en primeras horas de ataque
(Por EFE)Según Hasan Yalaf, director del hospital Al Shifa y viceministro de Sanidad de Hamás, 20 personas murieron en las dos primeras horas de combates, que de acuerdo con la televisión israelí Canal 2 causaron "decenas de muertos" entre los milicianos palestinos.





GAZA, Decenas de combatientes han muerto en los primeros enfrentamientos registrados ayer entre milicianos palestinos y soldados israelíes tras la invasión de Gaza por columnas de tanques y tropas del Ejército del Estado judío.Según Hasan Yalaf, director del hospital Al Shifa y viceministro de Sanidad de Hamás, 20 personas murieron en las dos primeras horas de combates, que de acuerdo con la televisión israelí Canal 2 causaron "decenas de muertos" entre los milicianos palestinos.La radio de Gaza cifraba en nueve los muertos en las filas militares de Israel, que también habrían sufrido, aseguraron fuentes de Hamás, el secuestro de cinco soldados.Ninguno de estos datos, tanto de bajas israelíes como palestinas, eran confirmados a medianoche por portavoces del Ejército de Israel que se limitaban a precisar que "la operación sigue su curso".La incursión se inicio a las 21.30 hora local (19.30 GMT), cuando con el apoyo de cazabombarderos entraron en la Franja cientos de tanques y cientos de soldados israelíes que desde el lunes cercaban este territorio palestino en lo que parecía anunciar la invasión.Poco después los carros de combate tomaron posiciones en el norte, este y noreste de la línea divisoria, y abrieron fuego.El cooperante español Alberto Arce, que se encontraba en la sede de la Media Luna Roja del campamento de refugiados Yebalia, relató a Efe que la incursión causó el pánico en el área, donde muchos habitantes abandonaron sus viviendas y huyeron despavoridos."La gente corrió hacia la avenida de Salahedin -la principal del campamento- cargada con mantas y bolsas de plástico", explicó.Este asturiano de 32 años narró que "los conductores de las ambulancias han sido los primeros que nos confirmaron que junto a los aviones F-16 y los bombardeos desde barcos en el mar estaban disparando también desde tanques y con artillería terrestre".A partir de ese momento, "muchas ambulancias que salían a atender heridos empezaron a regresar de vacío porque los misiles han hecho agujeros inmensos en las calles que no les permiten avanzar", dijo.Según otros testigos, los enfrentamientos más duros se produjeron en los alrededores de las localidades de Beit Hanoun y Beit Lahiya, en los que se apostaron los tanques antes de disparar a edificios de Hamás y grupos de milicianos que les hicieron frente.Varios incendios se declararon en el área, donde a primera hora de la madrugada los carros de combate permanecían en sus posiciones sin penetrar en los núcleos urbanos en lo que parece una táctica de ir "paso a paso" que les llevará tiempo para cumplir sus objetivos.La invasión fue precedida a lo largo del día de un ataque aéreo y desde el mar de carácter masivo que dejó mas de 25 muertos y decenas de heridos, y que tuvo entre sus blancos la mayor mezquita de Beit Lahiya, donde once personas perdieron la vida por el bombardeo de helicópteros Apache israelíes.La invasión es la segunda fase de la operación "Plomo Fundido", que el Ejército israelí inició hace ocho días con continuos ataques aéreos y navales contra infraestructuras, edificios e instalaciones de Hamás y otros grupos armados palestinos en Gaza.Hasta la invasión, la ofensiva se había cobrado la vida de más de 460 personas, entre ellas al menos un centenar de civiles, y había causado 3.000 heridos, un recuento que han dejado atrás las fuerzas israelíes que ya operan en el interior de la Franja.Sin corriente eléctrica y con escasas reservas de alimentos, el millón y medio de habitantes de este territorio de 40 kilómetros de largo, por 15 de ancho, se preparaban esta noche a sobrevivir a una pesadilla que solo acaba de empezar.El Ejército de Israel ha advertido que no abandonará Gaza hasta alcanzar su propósito de poner fin a la amenaza que para el Estado judío supone Hamás y sus organizaciones afines, y que la campaña para lograrlo podría durar "numerosos días".



Muertos, heridos y rehenes tras incursión de tanques en Gaza

(Por jov / dpa / re )
Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: Humaredas en Gaza tras ataque aéreo en la mañana dominical

Panorama de situación en Gaza y fronteras con Israel aún confusa después que tropas de infantería israelíes entraran en territorio palestino dominado por organización radical Hamas.Se reportan muertes y toma de rehenes.
Israel amplió su ofensiva militar en la Franja de Gaza desde el aire, tierra y mar, informaron medios de prensa israelíes, quienes hablaron de una gran cantidad de víctimas mortales entre los palestinos, pero no precisaron una cifra.

Un portavoz del Ejército israelí dijo que 30 soldados resultaron heridos en los intensos enfrentamientos con los combatientes del movimiento radical islámico Hamas. Dos de los heridos están en estado grave.




Bloqueo marítimo de Gaza

Israel impuso además un bloqueo por vía marítima a la Franja de Gaza, indicó la radio. Según la emisora árabe Al Yazira, los tanques israelíes ingresaron en la Ciudad de Gaza, donde se registran fuertes choques con milicianos palestinos. Según medios de prensa israelíes, las tropas también están destruyendo rampas de lanzamiento de cohetes en el norte de la Franja de Gaza.

El objetivo de la operación militar israelí, según Jerusalem, es “terminar con los ataques con cohetes desde la Franja de Gaza a territorio fronterizo israelí”.



Más cohetes Kassam desde Palestina

Ocho cohetes Kassam y 7 granadas de mortero impactaron en suelo israelí, según un portavoz militar de las tropas israelíes en la madrugada de este domingo.

Las tropas de Israel también avanzaron en Beit Lahia y Beit Hanun en el norte de la Franja de Gaza. En imágenes emitidas por televisión se podían observar incendios y nubes de humo. Corresponsales en el lugar informaron sobre fuertes explosiones y fuego de ametralladoras.



¿Nueva ocupación de Gaza?

El portavoz del gobierno israelí Mark Regev reiteró a la emisora CNN en la madrugada del domingo que el objetivo de la operación es proteger a los israelíes que viven en la zona fronteriza con la Franja de Gaza de los ataques con cohetes.

En declaraciones a Al Yazira, Regev indicó: "No tenemos intención de reocupar la Franja de Gaza. No nos retiramos de Gaza en 2005 para regresar en la víspera de Año Nuevo de 2009".



Asimismo, insistió en que la operación terrestre "no es ofensiva sino defensiva. Si no hubiera cohetes lloviendo sobre nuestra población civil en el sur del país, no hubiésemos actuado". Según habitantes del norte y este de la Franja, soldados y tanques israelíes comenzaron a entrar en el territorio a primeras horas de la noche, mientras numerosos vehículos armados esperaban en el exterior de la valla fronteriza.

Desde el inicio de la operación militar israelí el sábado pasado, murieron más de 460 palestinos. Además, cuatro israelíes perdieron la vida por cohetes lanzados por los palestinos.



Al menos 12 palestinos muertos

Proyectiles de tanques israelíes dejaron en las primeras horas del domingo al menos 12 palestinos muertos, la mayoría de ellos civiles, durante los enfrentamientos con Hamas en el norte de la Franja de Gaza, dijeron médicos y testigos palestinos.

Al menos dos de los muertos por los proyectiles de tanques en Beit Lahiya eran milicianos, pero la mayoría eran civiles, entre ellos cuatro miembros de la misma familia que murieron cuando un proyectil impactó su casa.

Hamas afirma haber tomado rehenes israelíes

Hamas dijo el domingo que ha capturado a dos soldados israelíes durante los enfrentamientos en la Franja de Gaza y que los mantiene como rehenes. Sin embargo, el Ejército israelí dijo que no tenía conocimiento de que alguno de sus soldados haya sido capturado por Hamas.

"Dos soldados fueron capturados", dijeron las estaciones de radio y televisión de Hamas. La captura de soldados israelíes por parte de Hamas podría tener un gran impacto en el respaldo público a la ofensiva de Israel en Gaza, en la que 470 palestinos han muerto desde el 27 de diciembre.

Milicianos de Gaza capturaron al soldado israelí Gilad Shalit en una incursión transfronteriza en junio del 2006. Las negociaciones mediadas por Egipto para asegurar la liberación de Shalit han fracasado.

Israel desmiente secuestro

El Ejército israelí dijo que no tiene conocimiento de que alguno de sus soldados haya sido capturado durante los enfrentamientos del domingo con milicianos de Hamas en la Franja de Gaza, dijo un funcionario militar de alto rango a periodistas.

"En cuanto a lo que sabemos, eso no es verdad", dijo el funcionario respecto a las afirmaciones de Hamas de que había capturado a dos soldados.



Gaza: continúa la invasión israelí y Olmert sostiene que era "inevitable"

(Por EFE)

Así, el premier defendió la ofensiva terrestre lanzada ayer. El Ejército, en tanto, bloqueó el paso de ayuda humanitaria. Las víctimas palestinas ya suman 480.
var mm1752031 = Array( 'mm1752031g');


1 de 1
ATAQUE. Por tierra, en el 9° día de bombardeos sobre Gaza.
foto = new Galeria( document.images["Foto"], Array('/diario/2009/01/04/um/thumb/gaza.jpg'), document.getElementById("FotoEpigrafe"), Array('ATAQUE. Por tierra, en el 9° día de bombardeos sobre Gaza. (EFE)'), document.getElementById("vinculoFoto"), Array('1015555'), document.getElementById("numeroFoto") ); foto.setFoto(0);
En el noveno días de bombardeos sobre la Franja de Gaza, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, defendió la ofensiva por tierra lanzada ayer sobrela Franja de Gaza por el Ejército hebreo y la consideró "inevitable".Las consideraciones del premier llegaron tras la reunión semanal que mantiene con su gabinete cada domingo, donde reiteró que el objetivo de la operación es tomar el control de las zonas –gobernadas por el grupo islamista Hamas- desde donde se lanzan la mayoría de los cohetes palestinos contra suelo israelí.Según el informe de las autoridades sanitarias en Gaza, la cifra de palestinos muertos desde el comienzo de la invasión ya llega a veinte, mientras que otras 130 personas resultaron heridas. Así, el número de víctimas desde el comienzo de laofensiva -hace 9 días- asciende a 480 y alrededor de 2400 heridos. Por otra parte, el ejército israelí bloquea por estas horas la entrada de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, acción por la que se ganó severas críticas de la comunidad internacional. "Los puestos fronterizos Gaza permanecerán cerrados hoy", afirmó Peter Lerner, portavoz de la fuerza para la Administración Civil de los territorios ocupados. Según Lerner, el cierre del paso a los alimentos y medicinas se debe a que la incursión terrestre dejó al Ejército sin capacidad operativa para manejar los cruces fronterizos. "Esperamos poder abrir los puestos mañana", añadió. Israel inició ayer la invasión a la Franja, en lo que es la segunda fase de la operación "Plomo Fundido". Ingresó en la zona con miles de tropas de Infantería, Ingenieros, Artillería y tanques apoyados por la aviación, la marina y agencias de Inteligencia.



Tropas israelíes entran en Gaza

(Por BBC Mundo)


El ejército israelí inició este sábado la ofensiva terrestre en la Franja de Gaza.
Según informaron testigos, una serie de vehículos armados ingresaron a Gaza por cuatro puntos diferentes, apoyados desde el aire por helicópteros.
Un comunicado del gobierno israelí aseguró que el objetivo es "tomar el control de las zonas utilizadas por Hamas para el lanzamiento de cohetes".
La artillería también ha entrado en acción por primera vez en el octavo día del conflicto.
Un corresponsal de la BBC en Gaza dijo que por ahora la operación es bastante limitada porque la columna que cruzó la frontera consta de unos 15 vehículos blindados.
Sin embargo, el ejército israelí dijo que ha movilizado a 10.000 reservistas a la frontera y advirtió que el operativo podría prolongarse por varios días.
Un portavoz del ejército israelí, el Brigadier General Avi Benayahu, explicó que la misión tiene como meta asestar un duro golpe a Hamas para que pierda la motivación de continuar lanzando misiles a Israel.




Milicianos de Hamas dijeron por su parte que se estaban enfrentando con las fuerzas israelíes, que, aseguraron, pagarán un alto precio por sus acciones.
Antes de la invasión terrestre, la fuerza aérea israelí atacó una mezquita en la localidad de Beit Lahiya, en el norte de Gaza, durante la plegaria de la tarde, lo que habría producido varios muertos y decenas de heridos.
"Los testigos en Gaza dicen que murieron al menos 10 personas, incluyendo dos niños y más de 50 personas resultaron heridas", informó la corresponsal de la BBC en Jerusalén, Katya Adler.



Mientras tanto, en el plano diplomático, el Consejo de Seguridad de la ONU convocó a una reunión de emergencia a la medianoche para discutir la crisis. El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que estaba extremadamente preocupado por la escalada de la violencia en Gaza e instó a las tropas israelíes a poner fin a la operación por tierra.
"Negro porvenir"
La entrada en Gaza se produce después de que el líder de Hamas en el exilio, Khaled Meshaal, advirtiera a Israel de que el movimiento islámico está listo para resistir cualquier invasión terrestre del ejército israelí en territorio palestino.
"Si deciden invadir Gaza, lo que les espera es un negro porvenir", enfatizó.
El grupo islamista también informó que Abu Zakaria al Jamal, uno de sus líderes más destacados, murió en la mañana del sábado a consecuencia de las heridas producidas por un ataque aéreo israelí llevado a cabo en la noche del viernes.
El jueves, otro asalto aéreo israelí causó la muerte a otro líder de Hamas, Nizar Rayyan.

Manifestaciones en contra de Israel

La violencia se incrementa a pesar de las protestas que se organizaron en varias partes del mundo contra los ataques israelíes a territorio palestino.
Reclamando un cese de las hostilidades, cientos de manifestantes se reunieron en varias ciudades europeas y del mundo árabe.
Una de las más multitudinarias se celebró en París, donde se reunieron 20.000 personas. En Londres, se calcula que unas 10.000 personas se acercaron al centro.
"No estoy en contra de nadie, pero tenemos ante nosotros una tragedia tremenda en términos de derechos humanos", dijo la cantante Annie Lennox, quien participó como "madre, no como activista política".
Esfuerzos diplomáticos
Los manifestantes criticaron la pasividad de sus gobiernos por conseguir una tregua, pero un portavoz de Downing Street informó que el primer ministro británico, Gordon Brown, había mantenido conversaciones con su homólogo israelí, Ehud Olmert, para pedir un alto el fuego inmediato.
Una misión de la Unión Europea viajará a la región y también lo hará el presidente francés, Nicolás Sarkozy, quien se reunirá el lunes con el presidente de la Autoridad palestina, Mahmoud Abbas, para "buscar la vía de la paz".
Mientras, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en sus primeras declaraciones sobre el conflicto, culpó a Hamas de la violencia en la región y afirmó que cualquier cese al fuego en la Franja de Gaza debe ser monitoreado para detener el flujo de armas de contrabando hacia áreas palestinas.



La tregua está aún lejana

Israel inició la ofensiva el 27 de diciembre con el objetivo de detener el lanzamiento de cohetes de Hamas contra ciudades israelíes.
Pasada más de una semana, sin embargo, el editor para Medio Oriente de la BBC, Jeremy Bowen, enfatizó que el ejército de Israel no ha sido capaz de detener el lanzamiento de estos misiles que siguen cayendo en territorio israelí.
En este sentido, en una entrevista el sábado concedida a una cadena israelí, la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, advirtió que Israel puede realizar más ataques si Hamas no pone fin al lanzamiento de cohetes.
"Espero que el resultado de esta operación traiga tranquilidad a largo plazo. En el momento que ellos disparen responderemos con gran fuerza", dijo Livni.
"Grave crisis humanitaria"
Hasta el momento, más de 400 personas han muerto en Gaza, de los cuales más de 100 son civiles según las Naciones Unidas, y se han registrado más de 2.200 heridos.
Mientras, en Israel, fuentes médicas dijeron que dos personas resultaron heridas por los cohetes lanzados desde Gaza y en los ocho días de conflicto han muerto cuatro israelíes.
Varias organizaciones humanitarias dijeron que las reservas de alimentos en esta zona densamente poblada se están agotando y el acceso al agua potable está limitado debido al daño en los sistemas.
Los hospitales están repletos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que los palestinos en Gaza afrontan una grave crisis humanitaria, aunque Israel continúa afirmando que la población de Gaza está recibiendo suficiente cantidad de alimentos y medicinas.




Israelíes avanzan por el norte de Gaza sin que la ONU se pronuncie

(Por El Mostrador.cl y EFE)

El Ejército israelí inició anoche la invasión de Gaza, segunda fase de la operación "Plomo Fundido", con tropas de Infantería, Ingenieros, Artillería y tanques apoyados por la aviación, la marina y agencias de Inteligencia. La ofensiva hebrea tiene como objetivo acabar con el movimiento islamista Hamas y las otras milicias de Gaza y se inició hace nueve días con ataques aéreos y de la Marina a la franja palestina, que han dejado atrás más de 460 muertos y 2.350 heridos.
Las fuerzas israelíes combaten este domingo a las milicias de Hamas en el norte de Gaza, en el segundo día de la ofensiva terrestre contra la franja, sin que la ONU haya sido capaz de emitir una resolución al respecto.Las tropas israelíes avanzan en el territorio palestino desde los puntos fronterizos de Nahal Oz y Karni, en el este de la franja, el área de Beit Hanun, en el norte, y desde el aeropuerto de Yaser Arafat, en el este de la ciudad de Rafah (sur de Gaza), informó la agencia de noticias palestina Maan.El que fuera el asentamiento judío de Netsarim, a menos de tres kilómetros de la capital, ha sido tomado por las tropas del Ejército israelí, informaron a Efe testigos desde la ciudad de Gaza.Residentes de Gaza capital están huyendo hacia lugares más seguros por miedo a que los tanques disparen contra la población, aseguró la fuente.



La cadena de televisión de Hamas, Al Aksa TV, aseguró esta mañana que milicianos palestinos han capturado a dos soldados israelíes durante la incursión terrestre.Según la cadena, fueron combatientes de las Brigadas Al Aksa, brazo armado de Hamas, quienes capturaron a los soldados durante los enfrentamientos ocurridos en Gaza desde que se inició anoche la invasión israelí a la franja, informa la agencia palestina de noticias Maan.Por el momento, el Ejército israelí no confirmó si alguno de sus soldados ha sido capturados por milicianos palestinos en Gaza, informaron fuentes militares a Efe.Los tanques israelíes avanzan en la franja de Gaza desde cuatro puntos con fuego continuo de artillería que ha causado la muerte al menos a una decena de palestinos.El Ejército israelí inició anoche sobre las 21.30 hora local (19.30 GMT) la invasión de Gaza, segunda fase de la operación "Plomo Fundido", con tropas de Infantería, Ingenieros, Artillería y tanques apoyados por la aviación, la marina y agencias de Inteligencia.La ofensiva israelí tiene como objetivo acabar con el movimiento islamista Hamas y las otras milicias de Gaza y se inició hace nueve días con ataques aéreos y de la Marina a la franja palestina, que han dejado atrás más de 460 muertos y 2.350 heridos.La ONU no llega a acuerdo para una salidaEn Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU terminó esta madrugada la reunión que mantenía para estudiar la situación en Gaza sin que sus quince miembros fueran capaces de acordar una declaración conjunta al respecto."Como presidente del Consejo tengo que decir que no hubo acuerdo entre los miembros tras la larga sesión de consultas mantenida, aunque sí hubo fuertes convergencias para instar a un alto el fuego inmediato, permanente y plenamente respetado", anunció el embajador de Francia ante la ONU, Jean Maurice Ripert, al final de la reunión.Previamente los países árabes habían pedido al Consejo de Seguridad de la ONU que hiciera un llamamiento al alto el fuego inmediato, después de que el Ejército de Israel iniciara la invasión de Gaza.



Rusia, mientras tanto, envía hoy a la zona a su viceministro de Exteriores, Alexandr Saltanov, para celebrar consultas urgentes con las partes involucradas o afectadas por el conflicto armado.La Comisión Europea anunció hoy que enviará a Gaza más ayuda humanitaria de emergencia por valor de tres millones de euros y pidió a Israel que permita su distribución entre la población necesitada."Pido a las autoridades israelíes que respeten sus obligaciones internacionales y garanticen un 'espacio humanitario' para el envío de ayuda vital", dice el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Desarrollo, Louis Michel, en un comunicado.En los enfrentamientos nocturnos "docenas" de combatientes armados de Hamas "fueron alcanzados" por las fuerzas israelíes.Cientos de tanques y vehículos blindados, así como al menos 10.000 soldados, participan en la invasión terrestre de la franja, un territorio de 40 kilómetros de largo por 15 de ancho en el que viven millón y medio de personas.Las milicias palestinas continuaron esta mañana haciendo llegar sus cohetes y proyectiles a territorio israelí.



Desde la media noche de ayer, los combatientes palestinos han lanzado al menos diez cohetes Kasam y Grad y siete proyectiles de mortero contra las poblaciones del sur de Israel, confirmó a Efe un portavoz militar israelí. Hamas habría matado a cinco israelíes y herido a otros 20 Un portavoz de las Brigadas del Qasam, brazo armado del movimiento islamista palestino Hamas, aseguró al canal de televisión qatarí Al Yazira haber matado a cinco soldados israelíes y herido a otros 20 en la franja de Gaza.El portavoz, que la cadena no identificó, afirmó que las víctimas israelíes se han producido durante las primeras horas de la invasión terrestre israelí, iniciada anoche en la franja.



"Durante la primera media hora de la invasión, la resistencia ha logrado hacer estallar varios artefactos explosivos (contra el Ejército israelí) y les escuchamos (a los israelíes) decir que hay más de cinco muertos y otros veinte heridos, que se han producido en las primeras horas", explicó el portavoz.Además, afirmó que "el enemigo está desequilibrado" e intenta evitar los disparos de la resistencia.Hamas afirmó esta mañana haber capturado a dos soldados israelíes, versión aún sin confirmar.Según informó a Efe un portavoz del Ejército israelí, desde esta mañana se han producido una decena de ataques a Gaza y las milicias palestinas han lanzado igual número de cohetes y proyectiles de mortero contra el oeste del Negev y las poblaciones situadas al norte de Gaza, que han herido de levedad a un civil en Sderot.



Fuerzas israelíes sufren primera baja tras inicio de ofensiva terrestre

(por Agencias)

Su noticia está siendo enviada.
Sistema de envío de mensajes no disponible.Reintente en unos minutos por favor.
Su mensaje ha sido enviado con éxito

Su nombre:
Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Comentarios:
Enviar Cancelar
El Ejército israelí confirmó hoy su primera baja desde el inicio la tarde de ayer de la fase terrestre de la ofensiva del Estado judío en la Franja de Gaza, que ya deja más de 500 palestinos muertos..
El soldado israelí murió hoy durante combates en el enclave costero gobernado por el grupo palestino Hamas.
Sólo en las últimás horas al menos 24 palestinos, la mayor parte civiles, han muerto.
Miles de soldados en tres brigadas avanzaron hacia Gaza al anochecer, iniciando una esperada ofensiva terrestre, luego de una semana de intensos bombardeos.
Las imágenes de televisión mostraron a tropas israelíes con aparatos de visión nocturna y camuflaje, marchando en una sola fila. Bombardeos de artillería precedieron su paso y avanzaron por campos y cultivos, siguiendo a perros detectores de bombas que se aseguraban de sus rutas no estuvieran llenas de trampas explosivas.
Hamas afirma que solamente han muerto cuatro de sus combatientes. Fuentes de salubridad de Gaza dijeron que alrededor de 20 civiles han muerto en ataques aéreos y bombardeos de artillería, entre ellos una niña de 12 años, cinco miembros de una familia y otros ocho civiles, muertos por un proyectil de artillería en el poblado norteño de Beit Lahiya.



Las nuevas muertes en la Franja de Gaza desde el sábado elevan el total de víctimas del conflicto a más de 500. Funcionarios palestinos y de las Naciones Unidas, en tanto, señalaron que al menos 100 civiles se cuentan entre los muertos.
El diario israelí Yediot Ahronot indicó que el ejército basa su proceder en usar la fuerza al máximo y proteger a sus soldados, incluso si ello resulta en víctimas civiles.
Ambulancias militares fueron vistas trayendo a soldados israelíes heridos a un hospital en la ciudad sureña de Beersheba, en Israel. El ejército dijo que 30 soldados resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, durante las primeras horas de la ofensiva.
El ministro de la Defensa israelí, Ehud Barak, dijo esperar una larga y complicada campaña en Gaza, territorio densamente poblado con 1,4 millones de habitantes, donde los milicianos operan y se ocultan fácilmente en medio de un atiborrado panorama urbano.
La guerra "no será corta y no será fácil", dijo Barak en un discurso por televisión. "No buscamos la guerra, pero no abandonamos a nuestros ciudadanos ante los continuos ataques de Hamas", advirtió.
Por su parte, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, consideró "inevitable" la ofensiva por tierra ante el constante ataque con cohetes emprendido por la milicia árabe.
Según el fuentes del Ejército de Israel, desde esas regiones se lanzaron desde la semana pasada más de 220 cohetes.

Manifestaciones en Israel contra invasión a Gaza
La demostración formó parte de las manifestaciones que en días recientes han tenido lugar en diversas ciudades de Israel

(Por AP)

Decenas de miles de personas realizaron una gigantesca manifestación en la población norteña israelí de Sajnin en protesta contra la invasión terrestre a la Franja de Gaza lanzada la víspera por las fuerzas armadas de Israel, informó la prensa local el domingo.
La demostración formó parte de las manifestaciones que en días recientes han tenido lugar en diversas ciudades de Israel.
El periódico israelí Yediot Ahronot dijo que la demostración del sábado en Sajnin fue la más grande organizada por el sector árabe en años recientes.
Por otra parte, más de mil personas, judíos y árabes, realizaron una protesta en la plaza Rabin de Tel Aviv contra la invasión a Gaza, dijo el periódico en inglés The Jerusalem Post.
El diario señaló que a la manifestación realizada el sábado por la noche se opuso otra, de unas 600 personas, que expresaron su respaldo al ejército y a residentes del sur del país sometidos a fuego de cohetes por parte de milicianos de Hamas.
Testigos dijeron a The Jerusalem Post que muchos de los que se manifestaban contra el operativo israelí en Gaza agitaban banderas israelíes y palestinas.
La policía arrestó a cuatro de los participantes en la contra-manifestación "por perturbar la paz".
Por otra parte, el jefe de la policía israelí, Dudi Cohen, informó que 600 personas han sido arrestadas en diferentes partes de Israel, a raíz de demostraciones organizadas por sectores opuestos a la ofensiva israelí, que derivaron en disturbios.
Según el periódico Yediot Ahronot, 230 de los arrestados siguen en la cárcel. Unos 50 agentes de policías fueron heridos en enfrentamientos.
Las manifestaciones contra los ataques a Gaza se han registrado cerca de áreas árabes de Haifa, Teybeh, Tira, Qalansuwa y Jaljulia. En la calle HaGefen de Haifa, unos 400 residentes, árabes y judíos, participaron el sábado en actos de protesta, dijeron medios de prensa locales.



Crónica de dolor y miedo en Gaza

(BBC Mundo.com)

Israel no ha permitido el ingreso de periodistas extranjeros a la Franja de Gaza, pero la BBC tiene reporteros que viven ahí. Hamada Abu Qammar, es uno de ellos. En la siguiente crónica describe el impacto de la última ofensiva israelí.
Hamada Abu Qammar
Israel no ha permitido el ingreso de periodistas extranjeros a la Franja de Gaza, pero la BBC tiene reporteros que viven ahí. Las calles de Gaza están desiertas. Sólo se observan pocos automóviles que transportan casos urgentes hacia los hospitales y familias que gritan y lloran al tiempo que caminan en procesión a enterrar a sus muertos.



Esta mañana visité el hospital de Shifa, el principal de Gaza. Hablé con un hombre, un civil, y también con un adolescente de 14 años que resultó herido este domingo en un bombardeo contra una estación de policía en el este de la ciudad.
El hombre me contó que se dirigía a trabajar en un hospital cuando escuchó el sonido de los aviones. Volteó a mirar, pero lo que pasó después es incapaz de recordarlo. Se despertó herido, con lesiones en su mano, pierna y estómago.
El muchacho tenía sangre en su cabeza y tenía mucho dolor. No podía ni siquiera recordar su nombre. "No sé dónde estoy", me dijo. También vi un cuerpo en la sala de emergencias con una estaca de madera clavada en su pecho.
El sábado, también estuve en el hospital. La morgue estaba repleta e incluso habían dejado cadáveres en las calles. Padres buscaban a sus hijos por doquier. Seguí a una mujer que gritaba: ¡Mi hijo, mi hijo!" mientras registraba todo el edificio en su búsqueda. Eventualmente lo encontró. Era un hombre como de 20 años. El personal de la morgue no dejó que la mujer viera el cuerpo pero yo sí lo vi. Estaba descabezado y no tenía estómago.



Seguí a una mujer que gritaba: ¡Mi hijo, mi hijo!" mientras registraba todo el edificio en su búsqueda. Eventualmente lo encontró. Era un hombre como de 20 años. El personal de la morgue no dejó que la mujer viera el cuerpo pero yo sí lo vi. Estaba descabezado y no tenía estómago.
La mujer se desmayó frente a los restos de su hijo, que estaban cubiertos con una sábana blanca. Los familiares en el hospital gritaban constantemente. No tienen palabras para expresar sus sentimientos, sólo decían: "¡Dios ayúdanos!", una y otra vez.
Sentarse a esperar
Presencié varios ataques aéreos israelíes este domingo, uno contra una sede policial de Hamas en una vía costera, y otro contra una casa ubicada unos 200 metros de la oficina de la BBC.
El humo se esparcía en el cielo. La columna de humo más intensa se observaba en la sede de seguridad de Hamas, que también está cerca de nuestra oficina, sólo a unos pocos metros. Según Qammar, en las calles sólo se escuchan familias que gritan y entierran a sus seres queridos.
Lo veía todo desde mi ventana. Hubo tres sonidos muy fuertes y se produjo un corte de electricidad. Podía escuchar a las mujeres gritando en sus casas además de disparos que venían de los hombres de Hamas que rodeaban el área.
El complejo estaba en una amplia área residencial rodeada de altos edificios y bloques de apartamentos. Algunas residencias estaban sólo a cinco metros de la sede de seguridad de Hamas y por supuesto, se registraron daños en esos edificios. Las ventanas se hicieron trizas.
La electricidad viene y se va como es costumbre. La mayoría de las tiendas están cerradas. Hay falta de gas anestésico, suministros médicos, harina y leche; pero muchas de las personas con las que he hablado dicen que no les provoca comer mientras esta situación continúe.
Las familias permanecen en sus casas. Hablé con una de mis vecinas, Iman, una adolescente de 14 años. Estaba muy asustada y casi no podía hablar. "No sé a dónde ir. No sé dónde hay un lugar seguro para quedarme y no sé cuándo volverán a atacar", dijo.

var _rsCI="bbc";
var _rsCG="0";
var _rsDN="//secure-uk.imrworldwide.com/";
Israel y su manual de política exterior

(Por Juan Francisco Coloane )

Con el bombardeo indiscriminado en territorio palestino por parte de Israel, se corona un año de particular intensidad política y económica en el mundo.
No podría haber sido distinto. Bombardear las instalaciones de Hamas en territorio Palestino era una asignatura pendiente del gobierno de Israel y de la administración Bush.
Pero esta asignatura es menor, porque el "plato fuerte" en la zona, entendida en forma amplia, es Irán con Siria en compás de espera, debido a los recientes indicios de negociación. Los territorios palestinos en Gaza solo cumplen el role de "proxy", frente al gran escenario.



Sin embargo, de alguna forma, en los dos conflictos mayores de Irak y Afganistán, y en la continuidad del terrorismo de vertiente radical islámica, todos los caminos conducen a pensar que sin resolver el problema palestino-israelí, aquellos y otros problemas adyacentes que se presentan sencillamente permanecerán. Para los que recorren la franja del planeta que va desde Indonesia hasta Argelia, el problema palestino-israelí es la raíz del problema hacia el cual Occidente, Asia y otras Zonas de influencia, no existe una política clara. Todos querrían la paz, pero nadie tiene la solución. Israel es la que tiene el manual de conducta exterior, y sabe perfectamente bien sus objetivos.
Plan y coyuntura
Hasta el más inadvertido de los que observan el resplandor del movimiento internacional, tenían el pálpito que este ataque debía ocurrir antes de la asunción de la nueva administración de Washington.
Tampoco podía ocurrir más tarde, digamos abril, mayo de 2009, una vez que el gobierno de Barack Obama estuviera más asentado, porque es el período donde más difícil se hace el desplazamiento terrestre de fuerzas militares.
Además hay otro factor, si se revisan las cronologías, el calor y la sequedad creciente en esa época, es cuando más efectivamente ha operado el tipo de resistencia árabe, palestina o iraní.



El bombardeo estaba anunciado desde hace años y no ocurría hasta ahora, por los efectos que podía ejercer cualquier radicalización de la violencia israelí sobre territorios palestinos, en la situación ya deteriorada en Irak y Afganistán, y la creciente tensión en Irán.
Este bombardeo no es coyuntural por el hecho de ocurrir en este particular período de transición en EEUU. Es planificado y hay un inteligente aprovechamiento de la coyuntura que es otra cosa muy distinta.
El bombardeo ocurre en el momento justo, cuando las dos guerras mayores en Irak y Afganistán se encuentran en vías de un mayor control por parte de la alianza occidental, y en medio de un proceso de negociación orientado a la contención pacífica con Irán.
Desde esta perspectiva, hacerlo durante el comienzo de Gobierno de Barack Obama era como una agresión demasiado fuerte a una administración que debe resolver una gran cantidad de problemas.



El gobierno de Israel, con la clara anuencia del sector más duro de la OTAN y la Alianza Transatlántica, está enviando una señal muy fuerte al mundo y a la nueva administración en EEUU. Algunos analistas presienten que es "el tono de la música que se va a bailar", en política exterior y con la protección de Israel.
A veces, el ensimismamiento de la ultra izquierda, respecto al expansionismo de la Alianza Transatlántica, que en el cliché convencional, es la paranoia anti-imperialista siempre sirve. Esta vez nos lleva a pensar que el equipo de política exterior de Barack Obama formado por Hillary Clinton en Estado, Robert Gates en Defensa y Jimmy Jones en Seguridad Nacional, constituyen el bloque de expertos y negociadores más representativo de una línea de conducta exterior realista y pragmática sin precedentes. No hay mezcla, y los que creen que Hillary podría ser, se equivocan. Algunos piensan que es más compleja y "dura" que Condoleeza Rice, porque es menos escolástica en política internacional.
Los tres estuvieron a favor de la invasión a Irak, aún sin autorización del Consejo de Seguridad. Los tres, particularmente Jones, no son muy adeptos a que EEUU sea la fuerza motora de un nuevo multilateralismo.



Sin bien este equipo está lejos de las opiniones de John Bolton, quién ocupó brevemente el asiento de representante de EEUU en la ONU, y que denunciaba abiertamente que la ONU era un espacio anti-estadounidense, y por lo tanto había poco menos que cerrarla, está por verse si los tres podrán colaborar con voluntad política para que el gobierno de Barack Obama, abandone el legado de política exterior neoconservadora caracterizada por la confrontación en pos de la supremacía.
El nombramiento de este trío ha sido muy aplaudido por el sector de neoconservadores inconformistas con la derrota del 4 de noviembre, y se habla de una continuidad necesaria.
Mientras EEUU no se recomponga de los golpes sufridos en varios planos durante 2008, el manual de política exterior continúa estando en el gobierno de Israel.



Diario bajo el bombardeo

(Por BBC Mundo)

Hatem Shurrab es un trabajador de ayuda humanitaria de la organización británica Islamic Relief Worldwide establecido en Gaza. En su diario escribe cómo intenta continuar con su trabajo pese al bombardeo israelí y a la ofensiva por tierra.


GAZA: 3 DE ENERO


Apenas termine lo que estoy escribiendo, tengo que mudarme al sótano de mi casa junto con siete miembros de mi familia, entre los que hay un bebé de siete meses.
Mientras le dicto a un colega británico mi diario por el teléfono, siento a mi alrededor el sonido de las explosiones.




Trato de que no se escuche el miedo en mi voz pero no creo que lo esté logrando.
Acaba de comenzar la invasión por tierra y nadie sabe que pasará.
Mi colega me pregunta si el resto de nuestro equipo está seguro. Yo hablé con ellos hace una hora y por lo que sé, todos están bien, por ahora.
Mis colegas que viven en el campamento de Jabaliya se han mudado al interior de Gaza para tratar de protegerse. Ese campamento está muy expuesto y es más seguro retirarse de allí.




Antes de que comenzara la invasión por tierra fui a visitar a unos niños que deberían haber estado en la escuela, pero, por supuesto, todas las escuelas están cerradas.
Escuché que la Escuela Internacional Estadounidense fue alcanzada por un misil. Claro que estaba vacía, todas lo están.
Hoy hablé con Nour (12 años). Él estudia en la escuela Dar Al Arqam, que fue destruida en los primeros días del bombardeo.
En vez de prepararse para sus exámenes está en la casa, leyendo cualquier cosa para tratar de ignorar los bombardeos.
"Tengo varios libros de cuentos. Me encanta leer, pero ya los leí todos. No hay electricidad como para poder mirar los dibujos por la televisión y la situación está muy insegura como para salir a comprar más libros. Me aburre y me aterroriza a la vez estar bajo los bombardeos", me dice.
Me da pena hablar con los niños y escuchar sus historias y sus pensamientos.
Deberían estar jugando en la calle, pero en cambio, están adentro, aterrorizados y confundidos.
La semana pasada murieron más de 50 niños.
El domingo teníamos pensando llevar frazadas y alimentos a tres refugios que se abrieron en unas escuelas para las familias que viven en la frontera y tuvieron que ser evacuadas
Ahora que comenzó la invasión por tierra... bueno... no tengo idea si podremos abandonar nuestras casas. Ésta, va a ser una noche muy, muy larga en Gaza.



GAZA: 1 DE ENERO

Casi no dormí anoche debido a los continuos bombardeos, parecen estar alcanzando cada parte de la Franja de Gaza.
A pesar del riesgo, Islamic Relief está aumentando su trabajo humanitario -no tenemos alternativa. Esta mañana distribuimos cuatro camiones de alimentos al hospital Shifa.
Mientras entregábamos nuestra preciada carga, los heridos no paraban de llegar. Me pregunto si los médicos están pudiendo descansar aunque sea algunos minutos - parece que el flujo constante de víctimas no se detiene nunca.
La ayuda consistía en harina, arroz, frijoles, carne enlatada y pescado. La carga era aguardada con desesperación y debería abastecer durante un mes a los hospitales de la Franja.
Seis días después del comienzo de los bomardeos, la gente se está volviendo cada vez más desesperada. He hablado con familias que están hirviendo malezas de sus jardines para alimentar a sus hijos.
La gente hace filas de una hora para comprar un poco de pan. Estar en estas largas filas es peligroso -las bombas pueden caer en cualquier momento y el peor lugar para estar es a la intemperie.
Hace cada vez más frío y éste es otro peligro para los habitantes de Gaza. Islamic Relief ha estado distribuyendo mantas; hoy entregamos 400 a los heridos en el hospital Shifa para que puedan llevar consigo a sus casas.
Niños vulnerables
Debido a la densidad de población en Gaza, las casas están muy próximas a los edificios del gobierno, así que cuando cae una bomba en una sede oficial los hogares alrededor también son dañados.
Muchas familias están viviendo en casas sin ventanas o puertas, que fueron destruidas por la fuerza de las explosiones. La gente teme además que las paredes no sean lo suficientemente fuertes y toda la estructura colapse. Algunos están tratando de reemplazar los vidrios rotos con nylon. Pero el nylon, como casi todo en Gaza, es escaso y no muchos pueden darse el lujo de comprarlo.
La mayoría de las personas no tiene gas para cocinar y la electricidad es muy limitada. Hay largos períodos del día en Gaza sin electricidad.
La gente trata de mantenerse caliente con mantas. Muchos han comenzado a quemar madera para cocinar y al mismo tiempo defenderse del frío. Otros están usando como combustible el papel de los cuadernos del colegio.
Como suele suceder, son los más vulnerables los que más sufren y es la situación de los niños la que más me angustia. Están hambrientos, cansados, asustados y con frío. No es fácil intentar distraerlos del ruido imponente de los aviones F-16 o de las bombas que están cayendo.



Como trabajadores de ayuda, sabemos que estamos corriendo un gran riesgo al dejar nuestros hogares en la mañana y andar por la calle, pero no podemos hacer otra cosa. No podemos simplemente ser observadores y ver cómo sufre la gente.
Así que seguimos adelante. El personal de Islamic Relief hace lo mejor que puede. Son pobladores de Gaza al igual que la gente que ayudan y todos nos sentimos asustados. Pero al mismo tiempo sabemos que si no salimos a la calle y ayudamos en lo que podemos a la gente de Gaza, ¿quién lo hará? Es el inicio de un nuevo año, pero para los habitantes de Gaza parece que 2008 jamás ha quedado atrás.
¿Quiere enviar un mensaje a Hatem Shurrab o hacernos llegar su comentario? Puede hacerlo utilizando el formulario a la derecha.



GAZA: 31 DE DICIEMBRE

Alrededor del mundo la gente ha estado celebrando el inicio de un nuevo año, pero no aquí en Gaza. Ésta es una época del año en la que las personas suelen tener esperanzas de cambios positivos y hacen planes para el futuro. En este momento los pobladores de Gaza apenas tratan de mantener viva una esperanza: la de llegar al día siguiente con vida.
La escasez de alimentos se está transformando en uno de los principales problemas. La agencia de Naciones Unidas que distribuye ayuda en los territorios palestinos (UNRWA por sus siglas en inglés) suspendió la distribución de alimentos en Gaza debido a la falta de provisiones.
Rezamos por que haya un respiro en estos bombardeos constantes, ya que eso permitiría el ingreso de la ayuda que se necesita con desesperación. La crisis en Gaza parece reunir todos los requisitos para ser considerada un gran desastre desde el punto de vista humanitario: hay hambre, matanzas, inseguridad, pobreza.
Y lo que torna la situación alimentaria aún peor, es que la población de Gaza ya venía sufriendo escasez de alimentos en el último año -las condiciones ahora son aún más extremas.
El 80% de los 1,5 millones de habitantes en Gaza dependen de la ayuda internacional: es una proporción enorme de la población en un territorio tan pequeño. El nivel de pobreza está agravándose en una espiral sin control.
Cuando salimos a la calle a determinar cuáles son las mayores necesidades, vemos que la gente está viviendo en la más terrible desesperación. Los alimentos que distribuyen Islamic Relief, Naciones Unidas y otras agencias están comenzando a acabarse en los hogares. Los jefes y jefas de familia se desesperan al pensar cómo alimentarán a sus niños.
Cada familia tiene una historia de sufrimiento que contar. Hablan de la escasez de alimentos, gas para cocinar, combustible y electricidad. La gente hace fila durante una hora para comprar un poco de pan.
Sólo la cuarta parte de las panaderías están abiertas debido a la falta de gas y electricidad. Hay 47 panaderías en Gaza. Sin embargo, 27 de ellas no han estado trabajando desde algún tiempo y las otras no pueden abrir todos los días. Sólo hay harina en Gaza para las próximas dos semanas, a menos que se permita el ingreso de más provisiones.
Como trabajador de ayuda, he sido testigo de cómo ha empeorado la pobreza en Gaza desde el bloqueo impuesto hace 18 meses. El 2008 ha sido uno de los peores años que recuerdo en términos de la desesperación que he visto en la gente. No saben si habrá suficientes alimentos en los mercados, si habrá electricidad, si habrá combustible.
Durante los últimos 12 meses, Islamic Relief ha distribuido alimentos a 40.000 familias, además de entregar grandes cantidades de suministros médicos, de higiene y utensilios para cocinar a medio millón de personas.
En estos momentos, Islamic Relief continúa abasteciéndose de proveedores aquí en Gaza. En unos pocos días distribuiremos más alimentos de emergencia. 2008 fue un año amargo para los pobladores de Gaza. Todo indica que 2009 no será diferente.






GAZA: 30 DE DICIEMBRE

La intensidad de los bombardeos me está afectando a mí, que soy un adulto, ¿qué estará sucediendo con los niños? Veo cómo mis sobrinos y sobrinas están siendo afectados. Tala, mi sobrina más pequeña, de cinco años, corre a agarrarse de su madre cada vez que escucha los bombardeos -ambas están aterrorizadas.
Muchas veces los padres tratan de decir a los niños más pequeños que las explosiones son en realidad el ruido de truenos, pero los niños de Gaza no son como otros. Ellos conocen bien el sonido de un bombardeo.
El pánico causado por los ataques y bombardeos desde cielo y mar tiene un impacto psicológico inmenso en los niños de Gaza. Islamic Relief Worldwide ha venido desarrollando durante años un proyecto que busca ayudar a los niños aquí a enfrentar el trauma psicológico.




El programa ha logrado efectos positivos, pero estos bombardeos significan lamentablemente que deberemos empezar otra vez desde cero. Tristemente, siento que la necesidad de ayuda psicológica para estos niños será todavía mayor.
El sábado, los escolares de Gaza debieron haber estado en los colegios rindiendo exámenes y las salas de aulas debieron haber estado colmadas. Ésta es la época de pruebas en los colegios, pero en vez de estar en sus pupitres, los niños y adolescentes de Gaza estaban escondidos en sus casas.
La situación de seguridad está cada vez peor. Mis colegas y yo vamos caminando a nuestra oficina, ir en auto es demasiado peligroso. Llamamos a la oficina cuando salimos de casa y luego al menos cuatro veces durante el trayecto, en puntos específicos, para que sepan que estamos a salvo. Una vez que llegamos a la oficina llamamos a nuestras familias para decirles que logramos llegar sanos y salvos.
Así se ha vuelto la vida en Gaza en estos días, incluso una simple caminata al trabajo puede ser una cuestión de vida o muerte. Y por ello la mayoría de los comercios permanecen cerrados. El lugar más seguro -si es que puede hablarse de un lugar seguro- es en casa. Pero como trabajadores de ayuda humanitaria nuestro trabajo es estar afuera, en la comunidad, ayudando a la gente.
Ahora nos estamos comunicando con proveedores fuera de la Franja de Gaza. Estamos tratando de prepararnos para lo que se viene en los próximos días.
No sabemos si los bombardeos cesarán o si serán aún peores, pero debemos estar preparados. Y desafortunadamente, eso significa prepararnos para lo peor.




GAZA: 28 DE DICIEMBRE

Estamos trabajando 24 horas para intentar obtener toda la ayuda médica que sea posible para los hospitales.
A medida que continúa el bombardeo, los hospitales están llegando a su límite. Estamos haciendo todo lo posible por suministrar la ayuda que se necesita con proveedores locales y nuestras reservas.
Tenemos suficiente por el momento, pero así como van las cosas necesitamos empezar a obtener la ayuda humanitaria de fuera de Gaza pues las reservas se van a agotar muy pronto.
Los hospitales estaban ya muy bajos de suministro antes de la crisis. Ahora apenas pueden lidiar con la situación. Ayer entregamos cinco camiones de carga con ayuda al Ministerio de Salud en Gaza y ellos lo distribuyeron a cinco hospitales. Los hospitales parecen estar, por el momento, en el centro del esfuerzo humanitario.
Nos acabamos de reunir con agencias de ayuda humanitaria de la ONU y otras que ayudan a coordinar los esfuerzos para asegurarnos de que no se dupliquen tareas.
No quiero ni pensar qué va a pasar si el bombardeo continúa. No hay suficientes camas en los hospitales y hay muy poco equipo, incluso casi no contamos con máquinas de rayos-X.
Al salir y evaluar el daño, pudimos detectar otras necesidades. Hay carencia de alimentos y de harina, y la gente corre a las panaderías pero no hay suficiente pan.
No creo que el combustible alcance para mucho tiempo.



Debido a los bombardeos, la gente se está quedando en sus casas. Está demasiada asustada como para atreverse a salir. Los trabajadores humanitarios no son la excepción. El hecho de que nadie sabe cuándo va a caer la siguiente bomba hace que nuestro trabajo sea muy peligroso.
Las tiendas están cerradas; así que conseguir comida no es fácil. Tratar de vivir con apagones eléctricos es difícil, de forma que trabajar se vuelve mucho más duro.
Pronto estaremos distribuyendo comida pues ésta va a ser una necesidad urgente en los próximos días si el bombardeo no para. Ese es nuestro plan, pero ahora estamos trabajando para asegurar que podamos conseguir lo que se necesite.
Cada día trae desafíos nuevos y debemos hallar maneras para enfrentarlos: la escasez de suministros en los hospitales, la falta de alimentos y, por supuesto, el temor que invade las calles.
Yo sólo espero y rezo para que mañana sea diferente.



GAZA: 27 DE DICIEMBRE

Estaba llegando a casa a las 11:30 del sábado, después de visitar a un amigo, cuando oí el horrendo sonido de tres enormes explosiones. Luego vino una serie de explosiones que estremecieron la ciudad de Gaza. Yo vivo en el centro, cerca de varias estaciones de policía que fueron los primeros blancos.
Al apurarme para llegar a casa, vi que la principal estación de policía había sido destruida. Repentinamente, otro misil la alcanzó de nuevo y, junto con decenas de personas, me alejé corriendo.

En casa, casi todas las ventanas estaban rotas y las puertas arrancadas por las explosiones.
Corrí al hospital de Shifa para ver cuántas víctimas había y me conmocionó la cantidad de autos y ambulancias que llevaban heridos. Había pánico por todas partes.
En menos de media hora, el hospital estaba lleno de víctimas. No había espacio para más, pero los heridos seguían llegando.
En las afueras del hospital vi algo que nunca había presenciado: los cadáveres en el piso. Todos en Gaza tienen un familiar o un amigo muerto o herido luego de estos ataques.
Islamic Relief está trabajando duro para conseguir ayuda médica para los hospitales, los cuales necesitan equipo desechable. Hablamos con el comité en el Hospital de Shifa para saber qué se necesitaba. Ahora estamos llevando jeringas, esponjas, guantes quirúrgicos y otros implementos.
Los hospitales están tan rebasados que ahora están usando las camas normales para los pacientes de cuidado intensivo. Todo es desesperante. Sólo el 50% de las ambulancias están trabajando. Si los ataques continúan por otra semana, los doctores tendrán que recurrir a viejas y tradicionales maneras de tratar a los heridos. En otras palabras: sin anestesia. ¡Debemos conseguir más suministros!
Por dos años, los palestinos en la Franja de Gaza han sido testigos de crisis diarias por la escasez de alimentos, combustible, servicios de salud, además de los altos niveles de pobreza y desempleo. Hemos visto el cierre de caminos y la prohibición a pacientes de viajar para conseguir tratamiento médico.
Todas estas restricciones han estado exprimiendo lentamente la vida de los habitantes de Gaza y no es exageración cuando digo que intentar vivir la vida diaria es una lucha. Sin embargo, Gaza no había presenciado nada como esta carnicería desde 1967.



Yo solía describir lo que estaba ocurriendo en Gaza como una catástrofe; ahora no tengo palabras. Me he enterado de que el hermano de uno de mis colegas murió en los ataques. Lo habían estado buscando todo el día y lo encontraron bajo las ruinas de un edificio destruido.



Éstos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios.




Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.
Reciba nuestro apoyo y mas sincera solidaridad con su trabajo humanitario. Nada justifica tanto horror. La entrega sin limites de ustedes demuestra que el amor todo lo puede, incluida la paz justa y duradera que todos añoran. Gracias por su ejemplo. Un abrazo de todo corazón Orlando Garcia Orlando Garcia, Cienfuegos, Cuba
Hola, quiero saber más acerca del conflicto en Gaza, desde aquí no podemos hacer nada, sólo esperar la solución y ver las horribles imágenes por la tv... Lina Tamayo, Medellín, Colombia
Es admirable el trabajo que haces. En situaciones como estas son necesarios hombres como tú. Ánimo y sigue adelante! María Fernanda Pérez, Caracas, Venezuela
Es muy triste lo que vive la poblacion, pero no parece importarle a Hamas al continuar lanzando cohetes a los Israelitas.Tienen que buscar otra via que no sea la guerra pues les cuesta muy caro, sobre todo al pueblo Paleastino. Rafael R.Perdomo, L. Ferry, USA
hatem: No me puedo imaginar lo dificil que esta siendo todo para el pueblo palestino. Lo peor es que parece que al mundo desarrollado uds no interesan. Pero en mi pais estamos pendiente de cada momento del pueblo palestino. Sin importar de quien es la culpa o quien tiro la priemra piedra, nadie tiene derecho a masacrar vidas inocentes solo porque puede. Un abrazo desde Cuba y hasta la victoria siempre. Ariel. ariel, Habana, Cuba
Hatem, me desgarra el corazon leer tus noticias tan desgarradoras y nosotros como ciudadanos del mundo que podemos hacer? como podemos canalizar alguna ayuda material, como mantas,ropa,alimentos,etc.estoy orando mucho para que Israel de una tregua. atentamente, un amigo y por favor cuidate y danos algun consejo. gracias Angelo Gonzales, Oyama-Shi, Japon



Israel y Hamas se enfrentan en Gaza

(Por BBC Mundo)

Informes desde la Franja de Gaza indican que las fuerzas militares israelíes intensificaron sus operaciones militares en el norte del territorio tras cruzar la frontera el sábado en la noche.
Tras nueve días de combates, este domingo la marina de guerra israelí se unió a los bombardeos aéreos y la operación militar por tierra que se desarrolla en la Franja de Gaza.
Según testigos, se registraron enfrentamientos entre militantes palestinos y unidades israelíes.
De acuerdo a informes, tanques israelíes penetraron en el interior de la Franja de Gaza.
Se informó que la ciudad de Beit Hanoun, en el noreste de la Franja de Gaza, está rodeada.



Poco antes, se informó de enfrentamientos entre soldados israelíes y militantes de la organización islámica palestina Hamas, alrededor de la ciudad de Gaza, así como en la población de Beit Lahiya, en el norte de Gaza, y en el campo de refugiados de Jabaliya.

Explosiones y disparos se registraron cerca del cruce de Rafah, en la frontera entre Gaza y Egipto.
De acuerdo con un productor de la BBC, muchos civiles perdieron la vida luego que dos proyectiles israelíes cayeran cerca de una escuela y del principal mercado en la ciudad de Gaza.
Israel informó que 30 de sus soldados han resultado heridos y aclaró que no tiene conocimiento alguno acerca de la captura de un soldado israelí, anunciada por Hamas.
Según Israel, la operación militar por tierra -que comenzó una semana después del comienzo de una campaña de incursiones aéreas- tiene como objetivo tomar el control de las áreas utilizadas por militantes palestinos para lanzar cohetes hacia Israel.
Un portavoz militar israelí dijo que la que la misión tiene como meta asestar un duro golpe a Hamas para que pierda la motivación de continuar lanzando misiles a Israel.



Por su parte, milicianos de Hamas - organización que tiene el control de Gaza- dijeron que se estaban enfrentando con las fuerzas israelíes, que, aseguraron, pagarán un alto precio por sus acciones.
Antes de la invasión terrestre, la fuerza aérea israelí atacó una mezquita en la localidad de Beit Lahiya durante la plegaria de la tarde, lo que habría producido varios muertos y decenas de heridos.
"Los testigos en Gaza dicen que murieron al menos 10 personas, incluyendo dos niños y más de 50 personas resultaron heridas", informó la corresponsal de la BBC en Jerusalén, Katya Adler.
Esfuerzos diplomáticos
Los esfuerzos diplomáticos continúan este domingo, cuando se traslade a la región una misión de la Unión Europea encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, Karel Schwarzenberg, cuyo país tiene la presidencia de la UE.
Los checos inicialmente describieron la acción israelí como defensiva pero desde entonces han abogado por conseguir un cese el fuego y enviar ayuda humanitaria a Gaza.
Por su parte, el jefe de relaciones internacionales de la UE, Javier Solana, expresó que la crisis representaba el fracaso de la diplomacia y agregó que todo el mundo tenía que trabajr duropara poner fin al sufrimiento y avanzar en el proceso de paz.
Mientras tanto, el primer ministro británico Gordon Brown, dijo en una entrevista con la BBC que era esencial que ambas partes pusieran fin a las hostilidades.
Brown aclaró que tal medida debe estar acompañada de acuerdos internacionales que pongan fin al contrabando de armamentos hacia Gaza y la apertura de las fronteras.
Antes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a las tropas israelíes para que pongan fin a la operación por tierra.



Ban dijo que le había expresado su preocupación al primer ministro israelí, Ehud Olmert, a través de una llamada telefónica.
A pesar de haber sostenido una reunión que se prolongó más de tres horas, el Consejo de Seguridad de la ONU no pudo llegar a un acuerdo para lograr el cese de las hostilidades en Gaza.
Estados Unidos se opuso a la redacción del documento propuesto por Libia.

El enviado de Estados Unidos, Alejandro Wolff, indicó que el documento no habría sido aceptado por Hamas y no le daría crédito al Consejo de Seguridad.
Entretanto, los líderes de los únicos países árabes que tienen acuerdos de paz con Israel, Egipto y Jordania, condenaron la ofensiva israelí en Gaza y pidieron un cese de hostilidades.
El rey Abdullah de Jordania indicó que la única forma de que Israel tenga seguridad pasa por reconocer el derecho de los palestinos de establecer un estado independiente.



"Negro porvenir"
La entrada en Gaza se produce después de que el líder de Hamas en el exilio, Khaled Meshaal, advirtiera a Israel de que el movimiento islámico está listo para resistir cualquier invasión terrestre del ejército israelí en territorio palestino.
"Si deciden invadir Gaza, lo que les espera es un negro porvenir", enfatizó.
El grupo islamista también informó que Abu Zakaria al Jamal, uno de sus líderes más destacados, murió en la mañana del sábado a consecuencia de las heridas producidas por un ataque aéreo israelí llevado a cabo en la noche del viernes.
El jueves, otro asalto aéreo israelí causó la muerte a otro líder de Hamas, Nizar Rayyan.

La violencia en la Franja de Gaza se produce a pesar de las protestas que se organizaron en varias partes del mundo -entre ellas en las ciudades de París y Londres- contra los ataques israelíes a territorio palestino.
Continúa lanzamiento de cohetes
Israel inició la ofensiva el 27 de diciembre con el objetivo de detener el lanzamiento de cohetes de Hamas contra ciudades israelíes.
Pasada más de una semana, sin embargo, el editor para Medio Oriente de la BBC, Jeremy Bowen, enfatizó que el ejército de Israel no ha sido capaz de detener el lanzamiento de estos misiles que siguen cayendo en territorio israelí.
Las fuerzas militares isaraelíes aseguraron que la operación militar por tierra se encuentra en una etapa temprana pero segñun ssotuvieron, ya ha reducido en dos tercios el número de cohetes lanzados por militantes palestinos.
"Crisis humanitaria"
De acuerdo a las últimas cifras palestinas, unas 485 personas han muerto en Gaza y se han registrado más de 2.200 heridos.
Mientras, en Israel, fuentes médicas dijeron que dos personas resultaron heridas por los cohetes lanzados desde Gaza y en nueve días de conflicto han muerto cuatro israelíes.
Varias organizaciones humanitarias advirtieron que existe escasez de alimentos y el acceso al agua potable es limitado.
Los hospitales están repletos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que los palestinos en Gaza afrontan una grave crisis humanitaria.
Sin embargo, Israel sostiene que la población de Gaza está recibiendo suficiente cantidad de alimentos y medicinas.



Gaza: la situación es "crítica"

(Por BBC Mundo)


La Organización de las Naciones Unidas advirtió este viernes que tras siete días de bombardeos aéreos, los palestinos en Gaza enfrentan una grave crisis humanitaria.
A pesar de que ha habido un incremento en la ayuda enviada a Gaza, la situación es "crítica", aseguró el Coordinador Humanitario de la ONU en el terreno, Maxwell Gaylard.
Según el organismo, al menos 100 de los 400 palestinos que perdieron la vida durante los ataques israelíes son civiles.
Pese a la advertencia de la ONU, Israel continúa afirmando que la población de Gaza está recibiendo suficiente cantidad de alimentos y medicinas.
Israel: "Hay suficiente comida"
En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores de Israel informó que desde el inicio de la campaña, se enviaron a Gaza unos 335 camiones cargados con ayuda humanitaria (7.800 toneladas).
El texto dice además, que el gobierno israelí está trabajando en el terreno con organizaciones internacionales así como con otros gobiernos "para evaluar las necesidades de la población... y responder de forma adecuada".
Todos los informes indican que en Gaza hay suficiente comida y medicamentos, señala el comunicado.
"Es verdad que se han enviado suministros a Gaza, de hecho, posiblemente más que en las semanas anteriores", dijo por su parte Gaylard, pero acotó que aún hay momentos en que no llega.



"Empeora día a día"
Oxfam, otra de las organizaciones que desarrolla actividades en Gaza, aseguró que la situación "está empeorando día a día". Escasea el agua potable, el combustible y la comida, opinaron los encargados de Oxfam.
Además, continuó la organización, los hospitales están abarrotados de heridos y en algunos lugares, las cloacas se están desbordando por las calles.
Desde que Hamas tomó el control de la Franja de Gaza (anteriormente en manos de su rival Fatah) hace 18 meses, Israel aumentó el control sobre lo que entra y sale de allí.
Desde entonces, los servicios básicos y la infraestructura han sufrido un deterioro significativo, con un 80% de los 1,4 millones de habitantes dependiendo de la ayuda humanitaria para subsistir, dice la ONU.
Vea el video sobre la situación de los heridos en la Franja de Gaza
tcav__service = 'spanish';

var stopMovie = function() {
tcav__this_movie("externalInterfaceObj").stopEmbeddedPlayer();
}

var loadMovie = function() {
tcav__call_external_interface({
image:'http://www.bbc.co.uk/worldservice/assets/images/2009/01/090102gaza_heridos400a.jpg',
flv:holding_flv,
playAction:false
});
}
var loadVideoClip = function() {
tcav__call_external_interface({
image:'http://www.bbc.co.uk/worldservice/assets/images/2009/01/090102gaza_heridos400a.jpg',
flv:'rtmpt://cp48502.edgefcs.net/ondemand/48502/spanish/flash/2009/01/gaza_heridos16x9_16x9_bb.flv',
playAction:false,

lsurl:'http://stats.bbc.co.uk/o.gif?~RS~s~RS~Ws~RS~t~RS~eav2_Started~RS~i~RS~47187~RS~p~RS~0~RS~a~RS~spanish~RS~u~RS~http://www.bbc.co.uk/mediaselector/check/spanish/av/international/2009/01/?redirect=090102_gaza_heridos1.shtml&news=1&host=www&nbram=1&bbram=1&nbwm=1&bbwm=1&lang=es~RS~r~RS~http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7810000/7810292.stm~RS~q~RS~-~RS~z~RS~01~RS~'
});
}



Urgente: Israel inicia ofensiva por tierra en Franja de Gaza

(Por Agencia ANSA)

El ejército israelí comenzó hoy lo que definió la segunda fase de la "Operación Plomo Fundido", y tras una semana de ataques aéreos lanzó una ofensiva de tropas de tierra, con el apoyo de helicópteros y artillería, en la Franja de Gaza, con el objetivo, afirma, de ocupar las zonas desde donde de Hamas dispara cohetes hacia Israel.
Las primeras víctimas reportadas fueron un niño palestino que murió y otras once personas que fueron heridas esta noche por un disparo de un carro blindado israelí en la ciudad de Gaza, según testigos y fuentes médicas.
De acuerdo con los expertos militares de la televisión israelí, las tropas están penetrando en la Franja de Gaza sobre tres ejes, en el norte, centro y sur el territorio palestino.
Decenas de miles de reservistas del ejército israelí han sido movilizados por el gobierno en vistas de las próximas operaciones, que "durarán muchos días", como dijo el vocero militar Avi Benayahu, quien precisó que "no se tratará de un paseo escolar".



Y mientras el personal de los hospitales israelíes ha sido advertido de posibles turnos extraordinarios de trabajo para acudir a los heridos en los combates, ha sido proclamado el estado de alerta en el norte del país, donde se temen posibles represalias militares sobre la frontera con Siria y el Líbano, a causa de los combates en Gaza.
La información sobre el ataque es fragmentaria, ya que la prensa internacional no ha podido enviar a sus corresponsales en la zona de los combates: la televisión israelí ha transmitido imágenes de columnas de soldados poniéndose en movimiento junto a tanques.
El primer grupo de militares israelíes habría entrado en la Franja de Gaza en el norte, cerca de Beit Lahiya, la localidad donde pocas horas antes había sido bombardeada una mezquita, dejando un balance de por lo menos 16 muertos.
En un comunicado oficial, las Fuerzas Armadas israelíes subrayaron que "el objetivo de esta fase es el de destruir la infraestructura terrorista de Hamas en las zonas de operación, y queremos además asumir el control de algunas zonas de lanzamiento de cohetes de parte de Hamas, para reducir de modo significativo la cantidad de disparos contra Israel y su población civil".



El ejército israelí indicó además que "los habitantes de la Franja de Gaza no son el objetivo de esta operación" por lo que "quienes usan los civiles, los ancianos y los niños como 'escudos humanos' deben ser considerados responsables de toda baja en la población civil", declaró.}



"Toda persona que esconda un terrorista o armas en su vivienda será considerada como otro terrorista", advirtieron los militares israelíes.
Por su parte, Mohammad Nazzal, el líder de Hamas que vive a Damasco, dijo en una entrevista a la televisión panárabe de Dubai Al Arabiya que Israel "pagará un pesado tributo" por su ofensiva, mientras Abu Omeida, vocero del brazo armado de la organización palestina declaró que sus milicianos mataron a un "cierto número" de soldados israelíes en la parte oriental de la Franja de Gaza.





D'Escoto pide al Consejo de Seguridad que demuestre su capacidad de actuación

(Por Agencia EFE)

El presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel D'Escoto, aseguró hoy que el Consejo de Seguridad debe demostrar su capacidad para mediar en el conflicto de Gaza, que, en su opinión, se ha convertido en una 'atrocidad'.
'La situación se ha salido totalmente de control. Nuevamente el mundo está viendo la disfunción total del Consejo de Seguridad. No funciona porque cuando se trata de Israel los intereses norteamericanos y británicos lo impiden', aseguró hoy a Efe el presidente de la Asamblea General de la ONU.

D'Escoto acudió a Naciones Unidas para seguir de cerca la reunión de urgencia que ha convocado el Consejo para tratar la situación en Oriente Medio, después de que Israel haya emprendido una operación terrestre en Gaza.
Esta reunión es la tercera que celebra el Consejo desde que el pasado 27 de diciembre Israel comenzara la operación Plomo Fundido, con la que han muerto al menos 485 personas.



Tras conversar con los embajadores que acudieron a la reunión antes de que ésta comenzara, D'Escoto aseguró a Efe que el hecho de que primen 'los intereses políticos de algunos países' hace que el Consejo de Seguridad 'no esté cumpliendo debidamente con su obligación'.
'Esa es una de las razones por la que la imagen y el honor de Naciones Unidas nunca ha estado tan hundida', aseguró el ex canciller sandinista, quien adelantó que la Asamblea General tiene mecanismos para actuar en caso de 'una comprobada disfunción del Consejo'.
En su opinión, la reunión de hoy es 'la oportunidad del Consejo para demostrar si es capaz de hacer algo' y, en caso de que se compruebe lo contrario, 'yo estaría en la obligación moral de convocar a la Asamblea General'.
Para D'Escoto es un error entretenerse ahora en señalar quién originó la violencia, ya que ésta 'nunca se ha detenido, desde el momento en que hay un territorio ocupado ilegalmente y sus habitantes están constantemente sometidos'.
'Hay países que están dispuestos a matar a cientos de miles de personas para hacer cumplir las resoluciones del Consejo -aseguró-, pero cuando se trata de Israel, Estados Unidos impide que los mecanismos de presión de Naciones Unidas funcionen, porque veta cualquier medida'.



'Israel está cometiendo un terrible error con esta total desproporción (en las medidas tomadas), con independencia de su derecho a defenderse', apuntó D'Escoto.
El ex canciller nicaragüense, quien también es sacerdote católico, aclaró que siente 'una gran proximidad espiritual hacia el pueblo judío' y opinó que 'quien está haciendo más daño a su imagen es el Gobierno de Israel'.
En ese mismo sentido, aseguró que 'jamás enemigo alguno de Estados Unidos ha hecho tanto daño al país como (su presidente, George W.) Bush'.

Debate Consejo de Seguridad invasión israelí a Gaza

(Por Agencia Prensa Latina)

El Consejo de Seguridad celebra ayer una sesión de emergencia para debatir la invasión de tropas israelíes a la Franja de Gaza, luego de una semana de bombardeos indiscriminados contra ese territorio palestino.
En la reunión del alto organismo de la ONU, el secretario general Ban Ki-moon expresó preocupación por la escalada israelí contra Gaza, incluyendo las operaciones en el terreno y el uso de artillería pesada.
Según un pronunciamiento divulgado por la oficina del vocero, Ban transmitió al primer ministro israelí Ehud Olmert su gran preocupación y decepción durante una conversación telefónica.



El Secretario General está convencido y alarmado porque esta escalad inevitablemente aumentará los ya grandes sufrimientos de la población civil afectada en la Franja de Gaza, expresaron.
El diplomático surcoreano pidió una suspensión inmediata de la invasión de Israel a ese territorio palestino y reclamó a Tel Aviv asegurar la protección de los civiles y que la ayuda humanitaria pueda alcanzar a los necesitados.
Agregó que los sucesos de hoy complican los esfuerzos del Cuarteto del Medio Oriente y de otros encaminados a terminar con la violencia en esa zona.
El Secretario General reiteró su llamado al cese inmediato de la violencia y pidió a los asociados regionales e internacionales ejercer toda la influencia para que termine el derramamiento de sangre y el sufrimiento en Gaza.
Durante otra sesión especial del Consejo de Seguridad para tratar la situación en Gaza el pasado 31 de diciembre, Ban subrayó el horror que ha provocado esta violencia de Israel contra los 1,5 millones de residentes en ese empobrecido y sufrido territorio palestino ocupado.

Israel no tiene intención alguna de reconocer a un Estado palestino: Si Hamas no existiese

(Por Jennifer Loewenstein, CounterPunch)

Vamos a dejar algo palmariamente claro. Si es que va a proseguir la sistemática mutilación y degradación de la Franja de Gaza; si la voluntad de Israel va en sincronía con la de EEUU; si la Unión Europea, Rusia, las Naciones Unidas y todas las agencias y organizaciones legales internacionales que se extienden por todo el globo van a continuar sentadas como huecos maniquíes sin hacer nada más que repetir “llamamientos” al “alto el fuego” a “ambas partes”; si los cobardes, obsequiosos y perezosos Estados árabes van a seguir observando en estos momentos cómo sus hermanos son asesinados mientras los ojos de la amenazadora Superpotencia mundial les amenaza desde Washington para que ni se atrevan a decir algo que le pueda molestar; entonces, déjennos al menos contar la verdad sobre las razones por las que se está perpetrando ese infierno sobre la tierra.
El estado del terror desencadenado desde los cielos y sobre la tierra contra la Franja de Gaza no tiene nada que ver con Hamas. No tiene nada que ver con el “Terrorismo”. No tiene nada que ver con la “seguridad” a largo plazo del Estado judío o con Hizbullah o Siria o Irán, excepto en la medida en que agrava las condiciones que han llevado a la crisis actual. No tiene nada que ver con la evocación de “guerra” alguna: un cínico y excesivamente utilizado eufemismo que no implica más que la sistemática esclavitud de cualquier nación que se atreva a proclamar sus derechos soberanos; ese atrevimiento implica afirmar que sus recursos son suyos y que no quieren ver establecerse sobre su querida tierra ninguna de las obscenas bases militares del Imperio.



Esta crisis no tiene nada que ver con la libertad, la democracia, la justicia o la paz. Nada que ver con Mahmoud Zahhar o Jalid Mash’al o Ismail Haniyeh. Ni con Hassan Nasrallah o Mahmoud Ahmedineyad. Todos esos no son más que actores circunstanciales que han conseguido un papel en la actual tempestad sólo en estos momentos mientras que durante 61 años se ha venido permitiendo el desarrollo de la catástrofe actual. El factor islamista ha servido para empañar y continuará empañando la atmósfera de la crisis; ha agrupado a los dirigentes actuales y movilizado a amplios sectores de la población mundial. Los símbolos fundamentales son hoy islámicos: las mezquitas, el Corán, las referencias al Profeta Muhammad y a la Yihad. Pero esos símbolos podrían desaparecer y el impasse continuaría.
Hubo un tiempo en que Fatah y el FPLP parecían triunfar; cuando muy pocos palestinos tenían algo que ver con las políticas y los políticos islámicos. Esas políticas no tienen nada que ver con los primitivos cohetes que se disparan sobre la frontera, ni con los túneles de contrabando y el mercado negro de armas; al igual que el Fatah de Arafat tenía poco que ver con las piedras y los suicidas-bomba. Las asociaciones son casuales; creaciones de un determinado entorno político. Son el resultado de algo completamente diferente de lo que los políticos mentirosos y sus analistas les cuentan. Se han convertido en parte del paisaje de los eventos humanos en el Oriente Medio moderno actual; pero del mismo modo podrían haber ocupado su sitio elementos fortuitos igual de letales, igual de recalcitrantes, mortíferos, destemplados o incorregibles.




Descarten los clichés y la vacua neolengua voceados a través de los serviles medios de comunicación y su patético cuerpo de voluntarios sirvientes estatales en el mundo occidental, y con lo que se van a encontrar es con el deseo puro y duro de hegemonía; de poder sobre los débiles y de dominio sobre las riquezas del mundo. Peor aún, se encontrarán con que el egoísmo, el odio y la indiferencia, el racismo y el fanatismo, el egotismo y el hedonismo que tratamos a duras penas de ocultar con nuestra jerga sofisticada, nuestras refinadas teorías y modelos académicos, ayudan actualmente a guiar nuestros deseos más abyectos y miserables. La insensibilidad con la que nos permitimos todo es endémica a nuestra propia cultura y prospera aquí como las moscas sobre un cadáver.



Descarten los símbolos y el lenguaje actuales de las víctimas de nuestro egoísmo y devastadores antojos y se encontrarán con los gritos sencillos, apasionados y sin afectación alguna de los oprimidos; de los “miserables de la tierra” suplicándoles que cesen su fría agresión contra sus niños y sus hogares; sus familias y sus pueblos; suplicándoles que les dejen en paz para poder conseguir sus peces y su pan, sus naranjas, sus olivos y su tomillo; preguntándoles primero cortésmente y después con creciente desconfianza por qué no les pueden dejar que vivan sin problemas sobre la tierra de sus ancestros; sin explotarles, libres del temor a ser expulsados; a salvo de violaciones y devastación; libres de permisos y bloqueos de carreteras y controles y cruces de frontera; de monstruosos muros de hormigón, de torres de vigilancia, de búnkeres de hormigón y alambradas de espino; de tanques y prisiones y torturas y muerte. ¿Por qué la vida es imposible sin esos infernales instrumentos y políticas?
La respuesta es: porque Israel no tiene intención alguna de permitir un estado palestino soberano y viable junto a sus fronteras. No tenía intención alguna de permitirlo en 1948 cuando se apropió del 24% más de tierra de la que legalmente, aunque injustamente, le concedía la Resolución 181 de la ONU. No tenía intención de permitirlo con las masacres y estratagemas de la década de 1950. No tenía intención alguna de permitir dos estados cuando conquistó el 22% de la tierra que quedaba de la Palestina histórica en 1967 y reinterpretó a su antojo la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU a pesar del abrumador consenso internacional que afirmaba que Israel recibiría un completo reconocimiento internacional, dentro de fronteras reconocidas y seguras, si se retiraba sólo de las tierras que había recientemente ocupado.



No tenía intención alguna de reconocer los derechos nacionales palestinos en las Naciones Unidas en 1976, cuando –sólo con EEUU- votó contra una solución de dos estados. No tenía intención de permitir un acuerdo de paz global cuando Egipto estaba dispuesto a firmarlo, pero recibió, y obedientemente aceptó, una paz separada excluyente de los derechos de los palestinos y los restantes pueblos de la región. No tenía intención alguna de trabajar por una solución justa de dos estados en 1978 ni en 1982, cuando invadió, bombardeó, atacó y arrasó Beirut para poderse anexionar Cisjordania sin problemas. No tenía intención de reconocer un estado palestino en 1987 cuando la primera Intifada se extendió por la Palestina ocupada, hasta la Diáspora y hasta los espíritus de los desposeídos del mundo, ni cuando Israel ayudó deliberadamente al recién formado movimiento Hamas a fin de que socavara la fortaleza de las facciones más laicas y nacionalistas.

Israel no tenía intención alguna de reconocer un estado palestino ni en Madrid ni en Oslo, donde la OLP fue suplantada por la temblorosa y colaboracionista Autoridad Nacional Palestina, demasiados de cuyos compinches se agarraron a las riquezas y prestigio que se les otorgó a expensas de su propio pueblo. Cuando Israel transmitió a los satélites y micrófonos del mundo sus deseos de paz y de una solución de dos estados, había duplicado ya el número de colonos judíos ilegales sobre el terreno en Cisjordania y alrededor de Jerusalén Este, anexionándoselos mientras construye y continúa levantando una superestructura de carreteras y autopistas de circunvalación por encima de las restantes y machacadas ciudades y pueblos de la tierra de Palestina. Se ha anexionado el Valle del Jordán, la frontera internacional de Jordania, expulsando a cualquier “local” que habitara en esa tierra. Habla con lengua viperina de las amputaciones múltiples de Palestina cuya cabeza pronto será separada de su cuerpo en nombre de la justicia, la paz y la seguridad.
Mediante las demoliciones de casas, los ataques contra la sociedad civil que intentaron arrojar la historia y la cultura palestina a la sima del olvido; mediante la atroz destrucción de los lugares con campos de refugiados y de los bombardeos de infraestructuras de la segunda Intifada, mediante asesinatos y ejecuciones sumarias, junto a la inconmensurable farsa del desenganche y hasta la anulación de las elecciones palestinas libres, justas y democráticas, Israel ha dado a conocer una y otra vez sus puntos de vista con el lenguaje más fuerte posible, el lenguaje del poderío militar, de las amenazas, de la intimidación, del acoso, de la difamación y la degradación.



Israel, con el incondicional y aprobador apoyo de Estados Unidos, ha dejado totalmente claro al mundo entero una y otra vez, repitiendo en todas sus acciones, una tras otra, que no aceptará un estado viable palestino junto a su frontera. ¿Qué es lo que aún nos queda por escuchar al resto de nosotros? ¿Qué puede poner fin al silencio criminal de la “comunidad internacional”? ¿Qué puede hacernos ver las mentiras y la adoctrinación del pasado ante lo que está teniendo lugar día tras día a la vista de los ojos de todo el mundo? Cuanto más horrendos son los hechos sobre el terreno, más insistentes son las palabras de paz. Escuchar y observar sin oír ni ver permite que la indiferencia, la ignorancia y la complicidad continúen y hagan más profunda nuestra vergüenza colectiva con cada nueva tumba.
La destrucción de Gaza no tiene nada que ver con Hamas. Israel no aceptará ninguna autoridad sobre los territorios palestinos que no pueda finalmente controlar. Cualquier persona, dirigente, facción o movimiento que no acceda a las demandas de Israel o que busque una soberanía genuina y la igualdad de todas las naciones en la región; cualquier gobierno o movimiento popular que exija la aplicación del derecho humanitario internacional y de la declaración universal de los derechos humanos para su propio pueblo será inaceptable para el Estado judío. Los que sueñan con un estado deben obligarse a preguntarse a sí mismos qué es lo que haría Israel con una población de cuatro millones de palestinos dentro de sus fronteras cuando comete con una pauta diaria, cuando no horaria, crímenes contra ese colectivo humano mientras vive junto a sus fronteras? ¿Qué hará que de pronto la raison d’être, el autoproclamado propósito de la razón de ser de Israel cambie si se le anexionan de forma rotunda los territorios palestinos?
La sangre del Movimiento Nacional Palestino fluye hoy por las calles de Gaza. Cada gota riega de venganza, amargura y odio no sólo Palestina sino todo Oriente Medio y gran parte del mundo. Tenemos que decidir ya si este estado de cosas puede o no continuar. Ha llegado el momento de elegir.
Jennifer Loewenstein es Directora Asociada del Programa de Estudios sobre Oriente Medio en la Universidad de Wisconsin-Madison. Puede contactarse con ella en: amadea311@earthlink



Protestas en todo el mundo contra la ofensiva militar israelí

( Diario El País )

Miles de personas se manifestaron ayer en todo el mundo contra la ofensiva militar de Israel contra Hamás. "Gaza, Gaza, todos estamos contigo", gritaban los participantes de una de las marchas más numerosas, con unas 20.000 personas, registrada en París.
En Londres se vivió una de las manifestaciones más importantes desde las protestas contra la guerra de Irak, en 2001. Salieron a la calle 12.000 personas, según la policía (60.000, según el grupo pacifista Stop the War), incluidos el laborista Ken Livingstone, ex alcalde de la capital británica, y la cantante Annie Lennox.
En Alemania, los manifestantes fueron unos 7.500 en Berlín y 4.000 en Düsseldorf. También hubo marchas en España -en Madrid (más de un millar de personas) y en Melilla (unas 4.000 personas)-, en Roma (entre 2.000 y 3.000), Amsterdam, Atenas y diversas ciudades asiáticas.




Comienza lo peor para Gaza

(la lógica de la incursión terrestre israelí)

(Por Hernán Zin)

Cuando estuvimos en Gaza durante el año 2006, fuimos testigos de numerosas incursiones terrestres de las fuerzas armadas israelíes.
Los escenarios variaban, pero la lógica articulada era siempre la misma: en su intento por liberar al soldado Gilad Shalit, una semana entraban los tanques Merkava MK IV y las excavadoras blindadas por el sur, a través de Rafah. A la siguiente ingresaban por Erez y se plantaban en el campo de refugiados de Beit Hanún, en la parte norte de la franja. Días más tardes se colaban por el centro, a través del paso de Karny (ese que no permite el ingreso de alimentos y medicinas, pero sí de tropas), y sitiaban Al Magazy.



En aquellos tiempos también Israel bombardeaba. Se llevaba por delante igual que hoy la vida de inocentes, como el profesor Nabil Abu Silmiya, asesinado en su casa junto a su mujer y sus siete hijos. O daba en el blanco equivocado, como le sucedió a Jamil Habibi y a su familia. Pero la mayor parte de las muertes de civiles tenían lugar cuando los soldados israelíes ponían sus botas en tierra palestina.
A diferencia de ahora, el mundo no prestaba atención, ya que al mismo tiempo tenía lugar la guerra contra Hezbolá. Sin embargo, aquella operación, llamada Lluvia de Verano, no estuvo alejada en número de muertos: 450, la mitad de los cuales eran civiles entre los que se contaban 61 niños (aunque el 30 de octubre de 2006 Ehud Olmert iría al Knesset para decir que habían matado a “300 terroristas” en Gaza, lo que generó las protestas de grupos de derechos humanos israelíes como Betselem).




Más inocentes muertos

¿Por qué la incursión terrestre que acaba de comenzar será peor? Por la propia dinámica de las fuerzas de infantería. El piloto que bombardea desde su F16, a miles de metros de altura, no siente amenazado de manera alguna ya que Hamás carece de armamento antiaéreo. Se toma su tiempo para acertar en el objetivo.
Claro que los perversamente llamados “daños colaterales” están garantizados, pues soltar bombas de varias toneladas sobre uno de los lugares más densamente poblados del planeta implica matar a inocentes (como Gideon Levy enfatiza en una misiva publicada ayer a los pilotos israelíes, quizás en honor al extraordinario aviador Yonatan Shapira que por razones morales se negó a bombardear a civiles palestinos en 2003).




Pero cuando los soldados se desprenden de la parte trasera de los Merkava y de los vehículos de transportes de tropas, y avanzan por las calles de los campos de refugiados, se sienten amenazados, expuestos, y sus respuestas son mucho más indiscriminadas ("Los primeros días de combate, los miembros de una nueva unidad mostrarán aprensión y miedo continuo", afirma Gwen Dyer en su famoso libro "Guerra").
“They are kids”
Recuerdo un día que tuve que salir de Gaza para renovar en Jerusalén la acreditación de periodista. Al volver, la parte norte de la franja estaba en pleno combate. Tras rogarle a un comandante hebreo durante horas que me dejara entrar, finalmente accedió: “Les voy a pedir que dejen de disparar unos minutos mientras pasa tu coche, pero no te puedo garantizar nada. Si les disparan, ellos disparan. Son chavales”.
They are kids, expresión sumamente honesta, en inglés americano, de vocales mascadas cual chicle, que aún reverbera en mí: "son chavales".




Chavales asustados, chavales cargados de armamentos, chavales que piensan en volver a casa en una pieza para ver a sus familias, para encontrarse con sus novias y amigos, para embarcarse en esos viajes maratónicos por Asia y América Latina que con sus mochilas al hombro suelen hacer al terminar los tres años de servicio militar. Chavales a los que se garantiza cobertura para los móviles, apuntando las atenas hacia Gaza, así pueden llamar a sus hogares.



Jóvenes que saben que Hamás, que se cree Hezbolá pero que no lo es, les ha preparado emboscadas con lanzagranadas RPG (no es Hezbolá por el desorden, por los delatores, porque se trata de una organización sunní en lugar de chií). Una amenaza que, en términos militares poco daño podría hacerles, en especial con los vetustos AK 47, pero que igualmente está allí, latente.
Pero también jóvenes cuyo gobierno no ha mostrado empatía ni discriminación contra sus enemigos. Los ha llamado terroristas, animales enfermos de un odio sin explicación. Los ha condenado a todos por igual al hambre, a la enfermedad, ya sean mujeres, ancianos o niños. Por eso, aunque les tiemblen las manos, al mismo tiempo sacan pecho, se muestran arrogantes, desafiantes, quieren hacer justicia, quieren pasar a la historia, como los hérores de Yom Kippur.



Escudos humanos

Las operaciones solían durar entre dos y tres días. Primero avanzaban los tanques Merkava. Luego las excavadoras que como laboriosos insectos arrasaban los cultivos, los olivos, las granjas de animales, las fábricas, las escuelas. Dejaban a sus espaldas nada más que tierra yerma para evitar la permanencia de sitios desde los que se pudieran parapetar los milicianos de Hamás, la Yihad Islámica o los Comités Populares de la Resistencia.
Una vez situados en posición, los soldados hebreos bajaban y entraban en las casas. Elegían las más altas, de dos o tres plantas. Colocaban siluetas de cartón en las ventanas. Hacían agujeros en las paredes y se apostaban sobre bolsas de arena.
En violación del artículo 27 de la Cuarta Convención de Ginebra, encerraban a las familias en alguna habitación: sin agua, sin alimentos. Las usaban como escudos humanos – según los testimonios que recopilamos para el libro Llueve sobre Gaza y las denuncias de Betselem -, aunque en 2002, la Corte Suprema israelí prohibiera esta práctica.

Desde lo alto de las casas disparaban a las aceras, a las viviendas colindantes. Al volver hacia Israel, dejaban la vivienda en ruinas, y sobre el suelo las latas vacías de comida, los pañales llenos de excrementos. Solían llevarse todo lo que tuviera algún valor, desde joyas hasta dinero en efectivo.
Del pasado al presente
Cuántos testimonios hemos documentado en este blog de gente inocente, que fue asesinada por los francotiradores mientras huía, cuando cada día repetíamos la macabra rutina de acercarnos al frente, para luego volver al hospital Al Shifa con las ambulancias llenas de cadáveres y heridos, y finalmente asistir a los entierros con la intención de hablar con los familiares, de poner nombre y apellido a aquellas historias de pérdida y desolación.
Recordemos el caso de Fadi Abu Wanda, que iba corriendo a la casa de su abuelo a llevarle agua en Beit Lahia. Una bala terminó en su cerebro. Su padre, miembro de Fatah, aún hoy espera que le den permiso para llevarlo a que lo operen en Israel.
O el caso de Huda Natur, que al ver que entraban los tanques Merkava, cogió a sus hijos y salió corriendo. Un misil Hellfire, disparado desde un avión no tripulado, los dejó mutilados a los tres. Divorciada, Huda luchaba por ahínco por sacar adelante a sus pequeños. Trabajaba el campo. La metralla le había desfigurado el rostro. Murió dos semanas más tarde en la UVI del hospital Al Nasser.
También las hermanas Okal, que recibieron un impacto de obús de Merkava en el salón de su casa, durante una operación terrestre en el barrio de Siyaía (la foto central es de su funeral). La menor tenía ocho meses. Mientras eran enterradas, las bombas seguían cayendo de fondo.
No sabemos si la incursión militar que acaba de comenzar se limitará a las zonas fronterizas: Rafah y Beit Hanún. O si irá hasta la ciudad de Gaza y hasta el bastión de la resistencia: el campo de Yabalia, donde comenzó la Primera Intifada, y donde Ariel Sharon condujo en 2004 la operación Días de Penitencia, que terminó con la vida de 133 palestinos.



Podemos deducir, tras el estrepitoso fracaso de la infantería hebrea contra Bint Jbeil - pueblo en el que Israel perdió tanques tras tanque- y demás puestos fuertes de Hezbolá al sur del río Litani en 2006, que el Tsahal podría haber desarrollado nuevas tácticas de combate. Aunque lo cierto es que Gaza, por su intricada estructura edilicia - esos enjambres de casas que los refugiados construyeron respetando la distribución de sus pueblos, y luego ampliaron para sus hijos, nietos y bisnietos, pues apenas una quinta parte son originarios de allí -, no deja lugar para muchas opciones.
De lo que estamos seguros es que la fase terrestre de la operación Plomo Fundido – a la que Robert Fisk ha bautizado como Uvas de la Ira II, porque el número de civiles muertos, al igual que los 56 que fallecieron en Qaná en el 1996, parece asegurado – terminará con muchas más vidas de las 446 que hasta ahora contamos y lamentamos.

Bloqueo informativo y asesinato de otro reportero por parte de Israel en Gaza
( Hernán Zin)
Quizás no resulte justo subrayar el fallecimiento de otro compañero periodista en estos momentos en que la franja de Gaza se ha convertido otra vez en un gran campo de muerte y devastación.
Porque al menos Hamza Shahin murió haciendo su trabajo, yendo a buscar la noticia, y no de forma impune, brutal e inesperada como tantos ancianos, mujeres y niños lo han hecho en estos días y lo seguirán haciendo, ya que Israel afirma una y otra vez que no desea tregua alguna, ni siquiera la de 48 horas que propuso Francia para el ingreso de ayuda humanitaria, y que irá hasta el final.
Hamza tenía 21 años. Trabajaba como cámara para la agencia Shehab Media. El 7 de diciembre se encontraba en Beit Hanún cuando resultó herido durante un ataque perpetrado por Israel, aunque aún seguía en pie la tregua con Hamás.
Tras permanecer en la UVI del hospital Al Shifa perdió la vida el pasado viernes, justamente cuando el Tsahal comenzaba su actual ofensiva, y las salas del centro médico se llenaban de nuevos heridos y muertos.
Aidan White, secretario general de la Federación Internacional de Periodistas, pidió a Israel que respete la resolución 1738 de Naciones Unidas sobre la protección de periodistas en conflictos armados.



Ocho compañeros muertos

El anterior reportero en morir en Gaza fue Fadel Shana, cámara de Reuters. Recibió una descarga de flechettes por parte de un tanque Merkava en el mes de abril. Armamento cuyo empleo en zonas altamente pobladas fue condenado en su momento por Huma Rights Watch, ya que despliega cientos de dardos de metal por el aire.
La muerte de Shana fue antecedida por la de Imad Ghanem, cámara de televisión que retrataba cómo sacaban a heridos del campo de refugiados de Bureij cuando fue asesinado en julio de 2007.
Desde 2001, ocho periodistas han muerto a manos de las fuerzas militares hebreas. El más sonado de todos fue el caso de James Miller, que tuvo la desgracia de filmar su propio asesinato.

Aunque el francotirador beduino responsable del disparo no recibió castigo alguno, la familia de Miller, en un hecho sin precedentes, fue indemnizada por el gobierno de Israel, algo que no ha sucedido con las familias de los profesionales palestinos.


Censurar a los periodistas


Aidan White, además de la condena a la muerte de Hamza, aprovechó para exigir a Israel, que controla las fronteras de Gaza, que deje entrar a los periodistas extranjeros.
Un bloqueo informativo que ya hemos condenado en este espacio, al igual que lo han hecho tantos otros compañeros, que comienza en el aeropuerto Ben Gurión para terminar en el paso de Erez, puerta de acceso a la franja.



Una censura que se ha vuelto más férrea a lo largo del último año y que, como informa Haaretz, ha generado reiteradas protestas de la Asociación Israelí de Prensa Extranjera y de los directivos de CNN, BBC, New Tork Times y ABC:
Quienes defienden las acciones de Israel argumentando que se trata de la única democracia en la región, quizás deberían presionar al gobierno de Tel Aviv para que nos abra las puertas a los periodistas, que tenemos el derecho inalienable de estar donde se produce la noticia. Y a los líderes hebreos que tengan la valentía de aceptar todas las consecuencias de sus desproporcionadas y brutales acciones en Gaza, testigos incluídos.
Pero desde el momento mismo en que Israel pasa años sin dejar salir a los habitantes de Gaza, al tiempo en que limita al máximo el acceso de alimentos, medicinas y combustible violando la Cuarta Convención de Ginebra, y restringe la libertad de movimiento de los habitantes de Cisjordania, el concepto de democracia queda en flagrante entredicho.
Israel invade Gaza tras una semana de bombardeos


Gaza


El Ejército de Israel inició ayer la invasión terrestre de Gaza, según testigos en el norte de este territorio palestino, que precisaron que escuchaban desde sus viviendas el motor de tanques y vehículos blindados que comenzaron a entrar en la zona.
Estos testimonios se produjeron minutos después de que las televisiones israelíes Canal 1 y Canal 2 suspendieran su programación para informar del inicio de la operación terrestre.
La invasión tuvo lugar después de que el Ejército empleara ayer por la tarde fuego de artillería por primera vez durante esta ofensiva. Durante esta semana, Israel ha concentrado a cientos de tanques y vehículos blindados en los accesos a Gaza.
Un comunicado del Ejército sionista señaló que la ofensiva terrestre «durará varios días».



La agencia palestina Ma'an informó de que milicianos palestinos se enfrentaron a tiros con los invasores israelíes.
El primer fallecido por la ofensiva terrestre fue un niño del barrio de al-Zeitun de la ciudad de Gaza, que recibió el impacto de un obús disparado desde un carro blindado. Otras once personas resultaron heridas. Otro niño murió en un orfanato en ar-Rimal. Asimismo, los primeros partes médicos informaban de numerosas personas heridas por obuses de carros de combate en Beit Lahya.
La televisión israelí señaló que decenas de milicianos palestinos habían muerto combatiendo con los blindados israelíes. Hamas, por su parte, informó de que sus milicianos habían conseguido cobrarse bajas israelíes. «Están entrando despacio porque encuentran resistencia», destacó Hamas. Este extremo fue desmentido por Israel.
Una de las primeras zonas gazatíes en padecer la invasión israelí fue el campo de refugiados de Jabaliyah, donde por la tarde, murieron al menos 16 palestinos, cuatro de ellos niños, en un ataque aéreo a una mezquita.
Las víctimas se encontraban en la mezquita Ibrahim al-Maqadmé en el momento de la oración cuando los aviones israelíes atacaron el edificio, precisaron los testigos.
Otras cuatro personas murieron en otro ataque aéreo llevado a cabo en la ciudad de Rafah, al sur de Gaza.
Tras el inicio de la ofensiva terrestre, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, señaló que Israel es «un país amante de la paz, pero Hamas no nos ha dejado otra opción».



Barak añadió que, pese al ataque a Gaza, Israel tiene cubierto el flanco norte, en su frontera con Líbano, en la que se interpreta como una advertencia a Hizbullah para que no lance un ataque contra Galilea aprovechando el trasvase de tropas israelíes al sur.
El general Yoav Galant es el encargado de dirigir la invasión terrestre contra Gaza. El Ejército advirtió de que «cualquier que esconda armas o a un terrorista en su casa será considerado como un terrorista». Israel ha movilizado a decenas de miles de reservistas.
«Nuestros hombres lucharán hasta la última gota de sangre y nunca se rendirán», proclamó Ezzedin al-Qassam, brazo armado de Hamas.
Movilizaciones en Europa
Miles de personas salieron ayer por la tarde a la calle en las principales ciudades europeas para denunciar la ofensiva israelí contra Gaza. Una de las principales movilizaciones se registró en París, donde más de 25.000 personas se manifestaron para pedir el fin de las hostilidades y sanciones a Israel.
«Todos somos Palestina, Israel asesino» o «Gaza, Gaza, estamos contigo» fueron algunos de los eslóganes que se corearon en la capital francesa.
«La comunidad internacional es hipócrita. La política de Sarkozy es cómplice», declaró Olivier Besancenot, líder del NPA, que acudió a la manifestación de París, al igual que la dirigente del PCF Marie-George Buffet.
Manifestaciones similares se registraron en otras ciudades del Estado francés, especialmente en Lyon (15.000) y Marsella (también 15.000).
En Londres, los manifestantes formaron uno de los cortejos más importantes registrados en la capital inglesa desde las protestas contra la guerra de Irak. La coalición Stop The War [Parad la guerra] estimó la asistencia en 60.000 personas. La cantante Annie Lennox o al antiguo alcalde laborista de Londres, Ken Livingston, se encontraban entre los manifestantes.




Durante la marcha, se lanzaron zapatos contra la verja que cierra el acceso a Downing Street, la calle en la que reside el primer ministro británico, Gordon Brown, para denunciar la posición de su Ejecutivo.
La ciudad inglesa de Manchester y la escocesa de Glasgow también acogieron movilizaciones en apoyo a los palestinos.
En Amsterdam, 5.000 personas desfilaron con banderolas que reclamaban el boicot a los productos israelíes. La Policía neerlandesa informó de que dos personas fueron detenidas, ya que portaban pancartas en las que se comparaban los ataques israelíes con el holocausto cometido por los nazis.



En el Estado español, la movilización más numerosa se registró en la ciudad rifeña de Melilla, donde 20.000 personas se manifestaron.
Formaciones políticas como el PSOE o Coalición por Melilla, del ex presidente melillense Mustafá Aberchán, y sindicatos como UGT y CCOO apoyaron esta convocatoria. Un grupo de jóvenes lanzó piedras contra la sede de la Delegación del Gobierno español en Melilla, quemó banderas de EEUU e Israel e hizo llamamientos a la yihad.
En Tel Aviv, miles de personas se manifestaron tras la invasión en la plaza Rabin, portando kefiyahs (pañuelos palestinos) y banderas israelíes y palestinas unidas, coreando consignas como «Barak, ¿cuántos niños has matado hoy?». Frente a ellos, 600 mostraron su apoyo a la invasión terrestre contra Gaza con gritos como «Ejército, estamos con vosotros».
Durante la jornada de ayer, al igual que en los últimos días, también se registraron movilizaciones en Euskal Herria. Así, en Baiona, decenas de personas se congregaron por la mañana ante el Ayuntamiento de la capital labortana.
Ya por la tarde, bajo el Monumento a los Fueros de Iruñea, decenas de personas se concentraron a convocatoria de la comunidad islámica de la capital navarra para exigir «medidas de presión para que Israel cese los ataques y bombardeos».



Esperamos nuevas masacres israelíes

(Por Silvia Cattori)

Tras seis días de ataques aéreos y de artillería del ejército israelí hay más de 400 muertos y más de 2.000 heridos, la mayoría de los cuales están tan gravemente mutilados que no sobrevivirán. Si se tienen en cuenta los policías muertos en los primeros ataques, más de la mitad de los muertos son civiles.
Los medios de comunicación occidentales se muestran muy cómplices de los crímenes perpetrados por Israel. Esta noche [2 de enero] la Televisión Suiza Romana no ha mostrado nada de las devastaciones y de los miles de heridos a los que no se puede curar en Gaza y ha preferido difundir un reportaje de su corresponsal Stéphane Amar que, como de costumbre, no ha hecho más que destilar pura propaganda pro-israelí tendente a mostrar la humanidad de los médicos israelíes con algunos heridos palestinos en vez de mostrar el salvajismo del ejército del aire israelí.
Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, ha dispuesto de todo el tiempo para mentir durante su paso por Francia y para responder, principalmente al periodista de la T[elevisión] F[rancesa] 1 que preguntaba por la desproporción del ataque israelí: “Hamas es una organización que mata civiles, niños y mujeres, mientras que Israel hace la distinción entre los terroristas de Hamas y los civiles”.
¡Extraño mundo al revés!




Hemos podido volver a contactar con Abu Habel (*) en Jabaliah para conocer cuál había sido hoy la realidad sobre el terreno para las víctimas palestinas.
“También hoy ha habido muchos mártires y heridos. Entre ellos, el jeque de Hamas Nezar Rayan que ha muerto cuando dos misiles han pulverizado su casa con ocho miembros de su familia (**). No era un jefe militar sino una respetada figura política y religiosa.





Una mujer y su hija han muerto esta noche. Otras dos casas han sido destruidas esta mañana. En una ha muerto Fatma Salaha. Una casa de cuatro pisos ocupada por cinco familias ha sido destruida. Los israelíes sólo les han dado 5 minutos para abandonar la casa. Querían castigar a la familia, dos de cuyos hijos pertenecen a la resistencia.
Los F 16 llegan por oleadas y lanzan bombas que penetran muy profundamente antes de explotar [1]. He visto tres F 16 lanzándolas. Cada F 16 lanza cuatro bombas a la vez en el mismo sector. Es una explosión masiva que provoca un temblor descomunal. Es impresionante.
Hoy han utilizado un centenar de ellas para bombardear los campos que están al este de Jabaliah. No se cuántas han lanzado desde hace varios días, también en la frontera sur, en Rafah, supuestamente para destruir los túneles de avituallamiento.
Estamos conmocionados. No sé si puede oír a los aviones teledirigidos. Hay decenas y decenas de ellos encima de nuestras cabezas. Nunca abandonan el cielo. Hacen un ruido que da la impresión de que uno tiene abejas metidas en las orejas. Cuando uno va por la calle, los aviones teledirigidos lo siguen y uno vive con el terror de ser atacado.
¿Puede oír los bombardeos de misiles lanzados desde el mar? Atacan la costa de Gaza. Esperamos nuevas masacres israelíes.
Figúrese que en este momento estamos tres familias amontonadas en un piso. Hay aquí 15 niños aterrorizados cuyo estado psíquico es muy preocupante. No tenemos con qué alimentarlos. En las tiendas no hay nada que comprar. No hay harina ni legumbres ni garbanzos ni alubias. Los agricultores no pueden ir a trabajar sus campos”.
Cuando le hemos dicho que acabábamos de oír a Tzipi Livni declarar que Sarkozy “comprendía la amenaza que representa Hamas” y que los israelíes diferencian “entre civiles e islamistas”, Abu Habel ha exclamado: “¡Livni quiere hacer que las víctimas desempeñen el papel de agresores! Pero, ¿quién puede creer que la amenaza sea Hamas, que no tiene ni tanques ni aviones? ¿[Quién puede creer] que en Gaza son las víctimas quienes atacan a los israelíes?
Los soldados israelíes no hacen ninguna distinción. Son unos miserables, unos criminales, atacan y destruyen casas de cuatro pisos para castigar a la familia de un hijo o de un padre resistente.




Me atrevo a pensar que en Europa hay bastantes personas que saben ver dónde está la verdad. Que saben que nosotros somos las víctimas. Que todavía saben quiénes son los verdaderos criminales”.
Entrevista realizada por Silvia Cattori.
(*) Abu Habel reside en el campo de refugiados de Jabaliah, muy cerca de la frontera norte de Gaza. Dirige un hotel y con frecuencia trabaja como interprete y consejero de los periodistas extranjeros en Gaza.
(**) N. de la t.: A día de hoy, 3 de enero de 2009, el número de sus familiares muertos es de 10.
[1] El ejército del aire israelí bombardea Gaza desde el 27 de diciembre con un nuevo misil “bunker-buster”, GBU-39, llamado inteligente y recientemente proporcionado por Estados Unidos. Se trata de una bomba de alta precisión, de 175 centímetros de largo y 113 kilos, que puede atravesar 90 centímetros de cemento armado. Guiado por GPS posee una capacidad de penetración de 30 metros de profundidad y dispone de 22,7 kilo de explosivos.



La furia autojusticiera de Israel y sus víctimas en Gaza

(Por Ilan Pappé)

Mi regreso a casa a Galilea coincidió con el genocida ataque israelí contra Gaza. El Estado, mediante sus medios noticiosos y con la ayuda de sus académicos, emitió una voz unánime – aún más fuerte que la escuchada durante el criminal ataque contra el Líbano en el verano de 2006. Israel está absorto una vez más en una furia autojusticiera que se traduce en sus políticas destructivas en la Franja de Gaza. Esta espantosa autojustificación para la inhumanidad y la impunidad no sólo es insoportable, es un tema que vale la pena considerar en detalle, si se quiere comprender la inmunidad internacional para la masacre que arrasa Gaza.
Se basa ante todo en puras mentiras transmitidas en una neolengua reminiscente de los peores días de la Europa de los años treinta. Cada media hora un boletín noticioso en la radio y la televisión describe a las víctimas de Gaza como terroristas y los masivos asesinatos cometidos por Israel como acto de autodefensa. Israel se presenta a su propia gente como víctima autojusticiera que se defiende contra un gran mal. El mundo académico es reclutado para explicar lo demoníaca y monstruosa que es la lucha palestina, si es dirigida por Hamas. Son los mismos eruditos que satanizaron al difundo líder palestino Yasir Arafat en una era pasada y deslegitimaron su movimiento Fatah durante la segunda Intifada palestina.
Pero las mentiras y las representaciones distorsionadas no constituyen la peor parte del asunto. Lo que más enfurece es el ataque directo contra los últimos vestigios de humanidad y dignidad del pueblo palestino.



Los palestinos en Israel han mostrado su solidaridad con la gente de Gaza y son ahora estigmatizados como quinta columna en el Estado judío; su derecho a permanecer en su patria es presentado como dudoso en vista de su falta de apoyo para la agresión israelí. Aquellos de entre ellos que aceptan aparecer – erróneamente, a mi juicio – en los medios locales son interrogados, y no entrevistados, como si fueran reclusos en la prisión del Shin Bet [servicio de inteligencia israelí, N. del T.]. Su aparición es precedida y seguida por humillantes observaciones racistas y son enfrentados por acusaciones de que son una quinta columna, un pueblo irracional y fanático.



Y sin embargo no es la práctica más indigna. Hay unos pocos niños palestinos de los territorios ocupados que son tratados por cáncer en hospitales israelíes. Dios sabe qué precio sus familias han pagado para que sean admitidos en ellos. La Radio Israel va a diario al hospital a demandar a los pobres padres que digan a la audiencia israelí cuánta razón tiene Israel al atacar Gaza cuán maligno es Hamas al defenderse.
No hay fronteras en la hipocresía que produce una furia autojusticiera. El discurso de los generales y de los políticos se mueve erráticamente entre auto-congratulación por la humanidad que el ejército muestra en sus operaciones “quirúrgicas” por una parte y, por la otra, la necesidad de destruir Gaza de una vez por todas, de una manera humana, claro está.
La furia autojusticiera es un fenómeno constante en el desposeimiento israelí, y antes de eso, sionista, de Palestina. Cada acto, sea limpieza étnica, ocupación, masacre o destrucción fue siempre presentado como moralmente justo y como un puro acto de autodefensa perpetrado a regañadientes por Israel en contra de la peor clase de seres humanos. En su excelente volumen: “The Returns of Zionism: Myths, Politics and Scholarship in Israel,” Gabi Piterberg explora los orígenes ideológicos y la progresión histórica de esa furia autojusticiera. Hoy en día en Israel, de la izquierda a la derecha, del Likud a Kadima, de los círculos académicos a los medios noticiosos, se escucha esa furia autojusticiera de un Estado que está más ocupado que ningún otro Estado del mundo en la destrucción y desposeimiento de una población indígena.



Es crucial que se exploren los orígenes ideológicos de esa actitud y que se deriven las conclusiones políticas necesarias de su prevalencia. Esta furia autojusticiera blinda a la sociedad y a los políticos en Israel de toda crítica o rechazo externo. Pero mucho peor todavía, se traduce siempre en políticas destructivas contra los palestinos. Sin un mecanismo interno de crítica y sin presión externa, cada palestino se convierte en un objetivo potencial para esa furia. En vista del poder de fuego del Estado judío sólo llevar a más matanzas masivas, masacres y limpieza étnica.
Este tono autojusticiero es un poderoso acto de autonegación y justificación. Explica por qué la sociedad judía israelí no puede ser impresionada por palabras de sabiduría, persuasión lógica o diálogo diplomático. Y si no se quiere apoyar la violencia como medio para oponérsele, queda sólo un camino: cuestionar directamente esa arrogancia moral como una ideología maligna hecha para cubrir atrocidades humanas. Otro nombre para esa ideología es sionismo y un rechazo internacional del sionismo, no sólo para políticas israelíes en particular, es la única manera de argumentar contra esa arrogancia moral. Tenemos que tratar de explicar no sólo al mundo, sino también a los propios israelíes, que el sionismo es una ideología que apoya la limpieza étnica, la ocupación y ahora matanzas masivas. Lo que se necesita en este momento no es sólo una condena de la actual masacre sino también la deslegitimación de la ideología que produjo esa política y la justifica moral y políticamente. Esperamos que voces significativas en el mundo digan al Estado judío que esa ideología y la conducción general del Estado son intolerables e inaceptables y que mientras persistan, Israel será boicoteado y sometido a sanciones.
Pero no soy ingenuo. Sé que incluso el asesinato de cientos de palestinos inocentes no bastaría para producir un cambio semejante en la opinión pública occidental; es incluso aún menos probable que los crímenes cometidos en Gaza lleven a los gobiernos europeos a cambiar su política hacia Palestina.



Y sin embargo, no podemos permitir que 2009 sea sólo un año más, menos importante que 2008, el año conmemorativo de la Nakba, que no satisfizo las grandes esperanzas que todos teníamos respecto a su potencial para transformar dramáticamente la actitud del mundo occidental hacia Palestina y los palestinos.
Parece que hasta los crímenes más horrendos, como el genocidio en Gaza, son tratados como eventos discretos, sin conexión con nada que haya sucedido en el pasado y sin asociación con ninguna ideología o sistema. En este nuevo año, tenemos que tratar de reajustar la opinión pública respecto a que la historia de Palestina y los males de la ideología sionista sean los mejores medios para explicar las operaciones genocidas, como la actual en Gaza, y para impedir que sucedan cosas aún peores.
Académicamente, ya ha sido hecho. Nuestro principal desafío es encontrar una manera eficaz de explicar la conexión entre la ideología sionista y las pasadas políticas de destrucción y la crisis actual. Puede que sea más fácil hacerlo mientras, bajo las más terribles circunstancias, la atención del mundo es dirigida una vez más hacia Palestina. Sería aún más difícil en tiempos en los que la situación parezca ser “más tranquila” y menos dramática. En esos momentos “relajados”, la incapacidad de los medios occidentales de concentrar la atención más allá de unos breves momentos marginaría una vez más la tragedia palestina y la desatendería sea por los horribles genocidios en África o la crisis económica y las catástrofes ecológicas en el resto del mundo. Aunque es poco probable que los medios occidentales se interesen por acopios históricos, sólo se puede denunciar mediante una evaluación histórica la magnitud de los crímenes cometidos contra el pueblo palestino durante los últimos 60 años. Por ello, el papel de académicos activistas y de los medios alternativos es insistir en este contexto histórico. Esos agentes no deben dejar de educar a la opinión pública y ojalá incluso lleguen a influenciar a los políticos más escrupulosos para que vean los eventos en una perspectiva histórica más amplia.
Del mismo modo, tal vez podamos encontrar la manera popular, a diferencia de la académica altamente intelectual, de explicar claramente que la política de Israel – en los últimos 60 años – proviene de una ideología racista hegemónica llamada sionismo, protegida por interminables capas de furia autojusticiera. A pesar de la previsible acusación de antisemitismo y de lo que sea, es hora de asociar en la mente pública la ideología sionista con las características históricas ya familiares del país: la limpieza étnica de 1948, la opresión de los palestinos en Israel durante los días del gobierno militar, la brutal ocupación de Cisjordania y ahora la masacre de Gaza. De un modo muy similar a cómo la ideología del Apartheid explicó las políticas opresoras del gobierno sudafricano, esta ideología – en su variedad más consensual y simplista – permitió que todos los gobiernos israelíes del pasado y del presente deshumanicen a los palestinos dondequiera estén y se esfuercen por destruirlos. Los medios utilizados cambiaron de un período al otro, de un sitio a otro, como lo hizo la narrativa para encubrir esas atrocidades. Pero existe un modelo obvio que no puede ser discutido en las torres de marfil académicas, sino que tiene ser parte del discurso político sobre la realidad contemporánea en la Palestina actual.



Algunos de nosotros, a saber los que están comprometidos con la justicia y la paz en Palestina, evaden inconscientemente este debate al concentrarse, y es comprensible, en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO), Cisjordania y la Franja de Gaza. La lucha contra las políticas criminales en ellos es una misión urgente. Pero eso no debiera transmitir el mensaje, que los que dominan en Occidente adoptaron gustosamente siguiendo una señal de Israel, de que Palestina está sólo en Cisjordania y la Franja de Gaza, y que los palestinos son sólo la gente que vive en esos territorios. Debemos expandir la representación de Palestina, geográfica y demográficamente, haciendo conocer la narrativa histórica de los eventos en 1948 y desde entonces y exigiendo igualdad de derechos humanos y civiles para todos los que viven, o solían vivir, en lo que es actualmente Israel y los Territorios Palestinos Ocupados.




Al conectar la ideología sionista y las políticas de las atrocidades pasadas y presentes, podremos suministrar una explicación clara y lógica de la campaña de boicot, desinversión y sanciones hacia Israel. Cuestionar por medios no-violentos un Estado autojusticiero que se permite, con la ayuda de un mundo mudo, desposeer y destruir al pueblo indígena de Palestina, es una causa justa y moral. Es también un medio efectivo de galvanizar a la opinión pública no sólo contra las actuales políticas genocidas en Gaza, sino que ojalá impida futuras atrocidades. Pero, más importante que cualquiera otra cosa, es que reventará el globo de furia autojusticiera que sofoca a los palestinos cada vez que se infla. Ayudará a terminar la inmunidad occidental ante la impunidad de Israel. Sin esa inmunidad, hay que esperar que más y más gente en Israel comience a comprender la verdadera naturaleza de los crímenes cometidos en su nombre y que su furia se dirija contra los que la atraparon junto a los palestinos en este ciclo innecesario de derramamiento de sangre y violencia.



El Estado de Israel: Una conquista y colonización extranjera

(Por Rómulo Pardo Silva)

¿Qué reacción habría si los católicos latinoamericanos diciéndose descendientes de los primeros cristianos de Judea decidiesen crear un estado en Palestina?


Activos occidentales de religión judía con el apoyo de los gobiernos capitalistas desarrollados, sus grandes burgueses y sus destacados intelectuales, artistas, periodistas, científicos, conquistaron un país en Asia, Palestina.
La operación empezó a ser preparada por políticos sionistas húngaros, polacos, ingleses, ucranianos, norteamericanos, rusos, checos, alemanes…
Para justificarla hace más de un siglo, antes del nazismo, crearon un mito: los romanos expulsaron a los judíos y sus descendientes tienen derecho a regresar a Judea la tierra donde vivieron sus antepasados.
Shlomo Sand, profesor judío de Historia Europea de la Universidad de Tel Aviv, denunció el engaño en su libro ¿Cuándo y cómo se inventó el pueblo judío? (1)
En realidad la mayoría de los judíos actuales no tienen ninguna conexión histórica con Palestina. Son variados europeos y norafricanos que comparten una misma religión, la que sus antepasados adoptaron de viajeros que salían a otras regiones a hacer conversos. De la incorporación masiva a la judeidad del reino de Kazar en el sur de Rusia, se originaron los asquenazíes de la Europa central y oriental.
Los judíos históricos de Judea no fueron expulsados por los romanos y siglos después se convirtieron al islamismo. Los primeros líderes sionistas entendían que son los palestinos actuales.





Los invasores han causado a los palestinos las pérdidas de padres, hijos, mujeres, casas, plantaciones, agua, salud, alimentación. De la libertad y el territorio. Su alternativa es desaparecer como los indios de las praderas de Estados Unidos o luchar contra los extranjeros religiosos.
Un sector corrupto interno, la Autoridad Nacional Palestina, se ha confabulado con los conquistadores, aliado a los reinos árabes, a Egipto, al Imperio.
Hamas con el apoyo del voto popular ha decidido pelear hasta la última gota de sangre. Como los iraquíes, afganos, latinoamericanos, vietnamitas en sus guerras de independencia.
Los judíos sionistas son mayoría y su poder de destrucción es enorme, ejército, aviación, armas nucleares. Para entender a sus dirigentes políticos sirve una carta enviada al New York Times en 1948 por un grupo de personalidades judías, entre ellas Albert Einstein, advirtiendo sobre el partido precursor del actual Likud. “Entre los fenómenos políticos más inquietantes de nuestra época tenemos, en el Estado de nueva creación de Israel, la aparición del «Partido de la Libertad», un partido político con un enorme parecido en cuanto a su organización, métodos, filosofía política y planteamientos sociales, a los partidos nazi y fascista.” (2)
Para restablecer la justa soberanía y alcanzar la paz debe abolirse el estado judío. En los últimos decenios varios han desaparecido.
El mundo vive una crisis compleja, Estados Unidos declina y otros países se levantan como futuras potencias. Es realista esperar un cambio positivo en las fuerzas.
El tiempo de los pueblos es largo. El sufrimiento que causan hoy es pasajero



Israel lanza una tonelada de bombas sísmicas sobre la zona del túnel de Rafah


(Por Ma’an News)

Poco antes del mediodía del miércoles 31, los ataques aéreos israelíes prosiguieron con el lanzamiento de una tonelada de bombas sísmicas sobre la región del túnel de Rafah.
Ese tipo de bombas, que no se habían utilizado aún en la operación de Gaza, produjo en la tierra agujeros de más de 30 metros de profundidad. Aunque no se ha informado de la existencia de heridos, la realidad es que no se ha permitido la llegada de equipos médicos a la zona.
Miércoles por la mañana
La lluvia y los cielos cubiertos lograron detener los ataques aéreos contra Gaza el miércoles por la mañana, no obstante, el ejército no cesó de lanzar ataques contra la zona. Buques de guerra y carros con artillería lanzaban descargas de proyectiles hacia las casas palestinas en las regiones situadas en el norte y en el centro.
Los buques de guerra atacaron el puerto de Gaza por segunda vez a las 07,00 horas del miércoles, bombardeando la zona con proyectiles. El puerto marítimo, que es habitualmente el centro de actividad en las comunidades mediterráneas, está desierto y los habitantes de Gaza permanecen recluidos en sus casas y alejados de las zonas fronterizas.



En la frontera oriental de la Franja con Israel, los tanques se mantienen alineados disparando contra las zonas residenciales de Tel Az-Za’atar, al este de Yabalia. El bombardeo mató a un doctor palestino e hirió a varios integrantes de los equipos médicos que habían corrido a rescatar a los heridos de una serie anterior de proyectiles lanzados contra la zona de Yabal Ar-Rayyes.
Israel prosiguió lanzando proyectiles durante las primeras horas de la mañana del miércoles. Las fuerzas israelíes eligieron como objetivo cuarenta emplazamientos en Gaza, incluyendo el Ministerio del Interior y los edificios de los servicios de seguridad de la Ciudad de Gaza, Jan Yunis y Yabalia, así como los cuarteles de la policía naval situados en la costa, cerca de Jan Yunis.



Martes por la noche

Durante la noche, la artillería israelí atacó los cuarteles del Secretariado General del Consejo de Ministros del gobierno de facto, así como los edificios de la Seguridad Nacional situados al este del campo de refugiados de Al-Bureij, en el centro de la Franja. También dispararon contra áreas residenciales donde se ubican varias casas de los dirigentes de las Brigadas Al-Qassam de Hamas.
La cifra de muertos sigue creciendo
Según el Ministerio de Sanidad del gobierno de facto, los hospitales han podido identificar a 320 de los ya 376 muertos [cifra actualizada a las 11,56 h., hora local de Belén, del miércoles 31] en Gaza. Según declaraciones del Ministerio, el 15% de los muertos son mujeres y niños. De los 1.650 heridos, decía del comunicado, casi el 45% son niños.
Otros cómputos informan que hay ya 1.900 heridos y que de ellos 215 están en situación crítica. Fuentes médicas han declarado también que al menos 42 de los muertos son niños.



Gaza bajo las bombas: "¡Se han vuelto locos!"

(Por Silvia Cattori)


Abu Habel (*) residente en el campo de refugiados de Jabaliya, próximo a la frontera norte de Gaza, da su testimonio desde el lugar donde se encuentra acosado con los suyos y otras familias que no saben adonde ir para escapar de los bombardeos.
«Es terrible. Estamos aterrorizados. Tememos por nuestras mujeres y nuestros hijos. No tenemos adonde ir para huir de los bombardeos que amenazan todas las casas. Los niños están conmocionados. No podemos encontrar refugio en ningún sitio.
Los bombarderos disparan por todas partes, están como locos. Bombardean las granjas, los edificios, las obras. Se han vuelto locos porque no consiguen averiguar de dónde salen los disparos de cohetes.
Andar simplemente por la calle se ha convertido en un peligro mortal; las personas que salieron fueron asesinadas. Ya no podemos salir.
Esperamos que fuera la gente entienda lo que estamos sufriendo aquí. ¡Es espantoso! Esto no es vida. Aquí todo el mundo está dispuesto a morir antes que vivir en estas condiciones.



Aquí toda la gente apoya los lanzamientos de cohetes de la resistencia. ¿Por qué vamos a ser los únicos que vivimos aterrorizados? La gente dice que quienes nos aterrorizan también deben saber lo que significa vivir con miedo.
Los israelíes sólo han sufrido la pérdida de un soldado. Si invaden Gaza, sin duda van a masacrar todavía a muchas familias que viven agazapadas, como nosotros, en sus casas. Pero ellos también sufrirán pérdidas. Espero que no entren, pero si vienen estoy convencido de que perderán a muchos soldados.
Los únicos que están en contra del lanzamiento de cohetes son las personas vinculadas al partido Fatah de Abu Mazen (Mahmud Abbas). Ahora se dedican a causar problemas adicionales a la población. Piensan que en este momento Hamás está debilitado y que agravar la situación ayudará a Fatah a derrocarlo.
Así estamos, con las bombas de Israel sobre nuestras cabezas y en tierra un puñado de partidarios de Fatah que colaboran con Israel para aumentar el terror. Ya han quemado cinco coches en el norte de Gaza en estos días. Sabemos quiénes son porque las personas que los vieron incendiar los vehículos los identificaron. Sabemos que pretenden secuestrar a los miembros de Hamás; como ocurrió el lunes en el centro de Gaza, donde después de eliminar a un miembro de Hamás arrojaron su cadáver a la calle.





¿Ha oído la explosión? Vuelven a atacar»
(Yo no oí el ruido del bombardeo, pero sí los gritos de las mujeres y los niños afectados que no me dejaron oírlo y me rompieron el corazón)
(*) Abu Habel, de 39 años, no es miembro de Hamás. Encargado de un hotel, también hay trabajado como intérprete y asesor para periodistas extranjeros en misión en Gaza. Desde que Israel cerró la entrada a Gaza en 2006, no ha vuelto a encontrar trabajo. Como todos los palestinos sometidos a la crueldad del bloqueo, las privaciones, las destrucciones y las masacres, hoy se entrega con confianza y valentía a aportar ayuda y consuelo a los que son más desgraciados que él.

Fuerza aérea israelí, matones de los cielos azules

(Por Gideon Levy)

En estos momentos nuestros mejores jóvenes están atacando Gaza. Buenos muchachos procedentes de buenas familias están haciendo cosas malas. La mayoría de ellos son elocuentes, impresionantes, rebosan confianza en sí mismos, a menudo se jactan incluso de albergar principios elevados, y el Sábado Negro docenas de ellos salieron a bombardear algunos de los objetivos de nuestro "campo de tiro" de la Franja de Gaza.
Salieron a bombardear la ceremonia de graduación de los jóvenes agentes de policía que habían conseguido hacerse con ese escasísimo bien en Gaza, un puesto de trabajo, y los masacraron por docenas. Bombardearon una mezquita, matando a cinco hermanas de la familia Balousha, la más joven de las cuales tenía cuatro años. Bombardearon un cuartel de policía hiriendo a una doctora que pasaba por allí. La doctora se encuentra ahora en estado vegetativo en el hospital de Shifa, que regurgita muertos y heridos. Bombardearon una universidad que en Israel llamamos la Rafael palestina, es decir, el equivalente del fabricante de armas israelí, y destruyeron los dormitorios de los estudiantes. Lanzaron centenares de bombas desde el cielo azul sin encontrar la más mínima resistencia.
En cuatro días mataron a 375 personas. Ni distinguieron ni tenían posibilidad de distinguir entre un oficial de Hamas y sus hijos, entre un policía de tráfico y un operador de lanzaderas de Kassams, entre un escondite de armas y una clínica, entre el primer y el segundo piso de un bloque de apartamentos densamente poblado con decenas de niños dentro. Según los informes, aproximadamente la mitad de los muertos han sido civiles inocentes. No nos estamos quejando de la puntería de los pilotos, las cosas no pueden ser de otra manera cuando el arma es un avión y el objetivo una diminuta franja donde se hacinan multitudes. Nuestros excelentes pilotos son ahora, efectivamente, matones. Igual que en los vuelos de entrenamiento lanzan sus bombas sin la más mínima molestia, sin tener delante a una fuerza aérea enemiga ni un sistema defensivo.



Es difícil juzgar lo que piensan, cómo se sienten. De todos modos, es poco probable que eso importe. A los pilotos se los mide por sus acciones. En cualquier caso, desde una altura de miles de pies la imagen se ve tan borrosa como la mancha de tinta de un test Rorschach. Se fija el objetivo, se pulsa el botón y surge una columna de humo negro. Otro "blanco alcanzado". Ningún piloto ve el efecto de sus acciones sobre el terreno. Seguramente tienen la cabeza llena de historias de horror de Gaza –un lugar en el que ellos jamás han puesto los pies-, como si no hubiera allí un millón y medio de personas que sólo anhelan vivir con un mínimo de honor, algunos de ellos tan jóvenes como ellos, con sueños de estudiar, trabajar y criar una familia, pero que no tienen la oportunidad de cumplir sus sueños, con o sin bombardeos.
¿Pensarán los pilotos en ellos, en los hijos de los refugiados cuyos padres y abuelos ya han sido expulsados de sus propias vidas? ¿Pensarán en las miles de personas que han dejado reducidas a un estado de discapacidad permanente en un territorio sin un solo hospital digno de ese nombre y que no dispone de ningún centro de rehabilitación? ¿Pensarán en el odio lacerante que están sembrando no sólo en Gaza sino también en otros rincones del mundo en medio de las horribles imágenes difundidas por la televisión?
No fueron los pilotos quienes decidieron ir a la guerra, pero ellos son los subcontratistas. La verdadera responsabilidad recae sobre los encargados de tomar las decisiones, pero los pilotos son sus socios. Al regresar a casa se les acogerá con todo el respeto y el honor que solemos reservarles. Con toda seguridad, no solamente no habrá nadie que trate de inducirles a una reflexión moral sino que además son considerados como los verdaderos héroes de esta maldita guerra. En sus partes diarios el portavoz del ejército israelí ya se está desmelenando con elogios el "magnífico trabajo" que están haciendo. Evidentemente, también él ignora por completo las imágenes de Gaza. Después de todo, estos pilotos no son sádicos agentes de la Policía de Fronteras que apalean a los árabes en las callejuelas de Nablús y en el centro de Hebrón, o crueles soldados de incógnito que matan a sangre fría a sus objetivos disparando sobre ellos a bocajarro. Estos, como hemos dicho, son lo más granado de nuestra juventud.



Tal vez si tuvieran que confrontar los resultados de su "magnífico trabajo" es posible que lamentaran sus decisiones y reconsideraran los efectos de sus acciones. Si solamente visitaran una vez el Pabellón de Pediatría y Rehabilitación Juvenil del hospital Alyn de Jerusalén, donde Marya Aman, de siete años, lleva casi tres años hospitalizada -es una niña cuadriplégica que gobierna su silla de ruedas y su vida con su mentón-, tal vez experimentaran algún remordimiento. Esta adorable niña fue alcanzada en Gaza por un misil israelí que mató a casi toda su familia. Cortesía de nuestros pilotos.
Pero todo queda bien oculto de la mirada de los pilotos. Ellos sólo se limitan a hacer su trabajo, como se suele decir, solo obedecen órdenes, como si fueran máquinas de bombardear. En los últimos días se han superado a sí mismos en su labor y los resultados están a la vista de todo el mundo. Gaza se lame sus heridas, igual que antes lo hiciera el Líbano, y casi nadie se detiene un instante para preguntar si todo esto es necesario o inevitable y si favorece en algo a la seguridad y a la imagen moral de Israel. ¿Están regresando nuestros pilotos a sus bases sanos y salvos, o están regresando en realidad transformados en personas despiadadas, crueles y ciegas?



Bombas israelíes contra una universidad palestina

(Por Neve Gordon y Jeff Halper)

Ni uno solo de los casi 450 presidentes de colegios y universidades usamericanos que denunciaron con furia una iniciativa de académicos británicos destinada a boicotear las universidades israelíes en septiembre de 2007 ha alzado su voz para protestar contra el bombardeo israelí de la Universidad Islámica de Gaza ocurrido a principios de esta semana. Lee C. Bollinger, presidente de la universidad de Columbia, que organizó aquella petición, ha permanecido esta vez mudo, al igual que sus co-signatarios de las universidades de Princeton, Northwestern y Cornell y del Instituto de Tecnología de Massachusetts. La mayoría de las demás personas que firmaron peticiones similares, como los 11.000 profesores de cerca de 1.000 universidades de todo el mundo, también se han abstenido de expresar su indignación por el ataque de Israel contra la universidad puntera de Gaza. El grupo denominado Académicos por la Paz en Oriente Medio, que organizó el último llamamiento, no ha dicho una sola palabra sobre el asalto.
Si bien se desconoce aún la magnitud de los daños inflingidos a la Universidad Islámica, que fue objeto de seis ataques aéreos separados, los últimos informes indican que los israelíes demolieron al menos dos grandes edificios: un laboratorio de ciencias y el Edificio de las Damas, donde cursaba sus estudios el alumnado femenino. No hubo víctimas, ya que la universidad fue evacuada cuando el asalto israelí comenzó el sábado.



Casi todos los comentaristas coinciden en señalar que los israelíes atacaron la Universidad Islámica en parte debido a que es un símbolo cultural de Hamas, el partido mayoritario en el gobierno palestino democráticamente elegido y contra el que Israel ha centrado sus ataques en Gaza. Misteriosamente, casi ninguna de las informaciones de prensa ha hecho hincapié en la importancia educativa de la universidad, que supera con creces su simbolismo cultural o político. Creada -con la aprobación de las autoridades israelíes- en 1978 por el fundador de Hamas, la Universidad Islámica es la primera y más importante institución de educación superior de Gaza y acoge a más de 20.000 estudiantes, el 60% de ellos mujeres. Se compone de 10 facultades (las facultades de educación, religión, arte, comercio, Sharia, ciencia, ingeniería, tecnología de la información, medicina y enfermería) y otorga una gran variedad de licenciaturas y maestrías. Teniendo en cuenta que las universidades palestinas se han regionalizado debido a que los israelíes prohíben a los estudiantes gazatíes estudiar en Cisjordania o en el extranjero, la importancia educativa de la Universidad Islámica se hace aún más evidente.



Esas restricciones saltaron a los noticiarios internacionales el verano pasado cuando Israel se negó a conceder permisos de salida a siete estudiantes de Gaza cuidadosamente seleccionados a los que el Departamento de Estado había concedido becas Fulbright para estudiar en los Estados Unidos. A raíz de la intervención de altos funcionarios del Departamento de Estado las becas a los estudiantes fueron restauradas, aunque Israel permitió salir solamente a cuatro de los siete galardonados, haciendo oídos sordos incluso a los llamamientos de la Secretaria de Estado Condoleezza Rice. "Se trata de una ansiada victoria para los estudiantes", opinó The New York Times, y "también para Israel, que debería desear ver a más jóvenes gazatíes tomando una senda de esperanza y de educación en lugar de la senda de la desesperanza y el martirio; y también lo es para los Estados Unidos, cuya imagen en el Oriente Medio necesita de un lavado urgente".
A despecho de la importancia de la Universidad Islámica, Israel ha tratado de justificar el bombardeo. Una portavoz del ejército israelí dijo a The Chronicle que los edificios demolidos estaban siendo utilizados como "un centro de investigación y desarrollo de armas de Hamas, incluidos cohetes Qassam... Una de las estructuras alcanzadas alojaba laboratorios de explosivos que eran parte inseparable del programa de investigación y desarrollo de Hamas, así como lugares que servían como instalaciones de almacenamiento para la organización. El desarrollo de estas armas se llevó a cabo bajo los auspicios de profesores titulares que son activistas de Hamas".




Funcionarios de la Universidad Islámica desmienten las acusaciones de Israel. Sin embargo, incluso si hubiera algo de cierto en ellas, todo el mundo sabe que prácticamente todas las principales universidades usamericanas e israelíes se dedican a la investigación y desarrollo de aplicaciones militares y reciben dinero del Pentágono y de empresas de armamento. El desarrollo armamentístico e incluso la fabricación de armamento se han convertido desgraciadamente en grandes proyectos de universidades de todo el mundo -un hecho que no justifica bombardearlas.
Al lanzar un ataque sobre Gaza el Gobierno israelí ha vuelto a optar por estrategias de violencia trágicamente similares a las desplegadas por Hamas, con la diferencia de que las tácticas israelíes son mucho más letales. ¿Cómo deberían responder los académicos a este asalto a una institución de educación superior? Independientemente de la postura de cada cual sobre la propuesta de boicot a las universidades israelíes, cualquier persona tan preocupada por la libertad académica como para añadir su nombre a una petición no debería sentirse menos indignada cuando Israel bombardea una universidad palestina. La pregunta, por tanto, es si los decanos y profesores que firmaron la diversas peticiones para denunciar los intentos de boicotear a Israel alzarán su voz en contra de la destrucción de la Universidad Islámica.
Neve Gordon es presidente del departamento de Ciencias Políticas y Gobierno de la Universidad Ben-Gurion del Negev y autor de La Ocupación de Israel (University of California Press, 2008).
Jeff Halper es director del Comité Israelí contra las Demoliciones de Casas (ICAHD) y autor de Un israelí en Palestina: Resistiendo la desposesión, Redimiendo a Israel (Pluto Press, 2008). Puede contactarse con él en jeff@icahd.org.




Las presas palestinas denuncian torturas en las cárceles israelíes

(Por Teresa G. Espejo)

El Ejército israelí ha lanzado sobre Palestina el ataque más violento de los últimas décadas, el más sangriento de los que se han realizado en periodos de guerra no declarada. Por séptimo día consecutivo, bombardea hoy Gaza en una operación que se que se produce a pocas semanas de las elecciones en Israel. Mientras, la vida sigue en medio de un conflicto territorial que ha convertido las ciudades palestinas, cercadas físicamente por el muro levantado por Israel, en auténticas cárceles para la ciudadanía palestina, que necesita un permiso para salir y entrar. En los conocidos como check points, cruzar de un lado a otro depende, en muchas ocasiones, de la voluntad de las y los soldados israelíes que los custodian.
Además, en las cárceles israelíes permanecen presas por motivos políticos 74 mujeres palestinas, que son sometidas a vejaciones y torturas de forma habitual, según un informe realizado por la Plataforma de Mujeres Artistas que estos días ha viajado a Palestina para pedir su liberación.



Las detenciones se rigen por disposiciones militares que pueden modificarse de forma arbitraria desde la Comandancia Militar israelí y una vez encarceladas, las mujeres son aisladas y sometidas a distintos abusos, que van desde cacheos, insultos, vejaciones, maltrato físico y psicológico.
“Es importante que expliquemos al mundo los procedimientos de encarcelamiento y las torturas que se producen en las cárceles israelíes”, sostiene Sawson Dawod Abo Tonky, ex presa palestina, que ha decidido contar cómo ha sido su paso por la cárcel, es decir, hacer pública su “pequeña historia”, como ella misma denomina su experiencia en prisión.



Tenía 14 años cuando fue detenida al huir de un soldado israelí que le había disparado y estuvo en la cárcel 14 meses. “Antes de retenerme me habían disparado. Mi reacción natural fue huir, pero me perseguían los soldados, que me cogieron y me golpearon hasta hacerme heridas en varias partes del cuerpo. Recibí los insultos más groseros que se pueda imaginar”, relata Sawson Dawod.
Denuncian torturas
En prisión fue tratada “peor que cualquier animal” y protestó con una huelga de hambre que le llevó a perder el conocimiento y tuvo que ser trasladada a la enfermería. Allí el personal sanitario “me golpeó, y yo me pregunto dónde está su juramento hipocrático”.

Reducida mediante esposas y grilletes que le provocaron heridas, un grupo de soldados la interrogó durante tres horas bajo amenaza de recibir un golpe por cada pregunta que no contestara de forma inmediata. Después, la mantuvieron aislada durante 20 días en los que no pudo ver a nadie ni le permitieron comunicarse con un abogado/a.
Sawson Dawod fue a la cárcel por una detención administrativa, es decir, acusada de suponer una amenaza para la seguridad del Estado pero sin cargos judiciales. Este también fue el motivo de encarcelamiento de Nura Jaber, detenida en Hebrón en 2006. Después de pasar por distintos centros de detención, de ser interrogada duramente, se le impuso una detención administrativa de seis meses que las autoridades israelíes fueron ampliando periódicamente. Nura pidió ser liberada poniéndose en huelga de hambre durante 27 días y fue castigada a una celda de aislamiento.
Violencia en prisión
La violencia física hacia las presas es utilizada como castigo personal y colectivo. Les causan daños o sufrimientos en el cuerpo, son amenazadas, sufren acoso sexual y las prácticas vejatorias forman parte de la rutina. A veces no les dejan dormir; para ello, son encadenadas a sillas en posiciones dolorosas, con las esposas apretadas, y en ocasiones las golpean. Además, denuncian la exposición continua y prolongada a la luz artificial, a temperaturas extremas, y el lanzamiento de gases lacrimógenos dentro de las celdas.





Al respecto, Samira Janazreh, detenida a los 24 años por planear un atentado suicida, asegura que le impidieron dormir, fue golpeada y “atada de pies y manos durante muchas horas”. Ahora tiene 30 años y lo que más lamenta de su época de presa es que sólo pudo ver a sus hijos dos o tres veces al año y a través de un cristal. Janazreh recuerda que estuvo aislada durante 20 días después de la detención. No le dejaron hablar con nadie, recibió palizas y "también intentaron quemarme".



Hacinadas en las celdas

Respecto a las condiciones e dentro de la cárcel, Sawson sostiene que estaban hacinadas en celdas, sin comida suficiente y sufriendo distintos procedimientos de tortura. “A menudo estábamos atadas y otras veces encerradas de tal forma que nadie podía oír nuestros gritos”, continúa Sawson.
Sus declaraciones coinciden con los datos del estudio de la Plataforma de Mujeres Artistas, según el cual las presas carecen de prendas de vestir adecuadas ya que a sus familiares sólo se les permite proporcionarles ropa una vez cada tres meses. Tampoco tienen los elementos necesarios para la higiene personal y el tratamiento médico es escaso y faltan medicamentos a pesar de que muchas enferman por el estado en el que viven.
Según la Serie de hojas informativas “Detrás de los barrotes: mujeres palestinas en cárceles israelíes” que contiene opiniones de distintas organizaciones de derechos humanos, cuatro mujeres dieron a luz en prisión entre 2003 y 2008 en circunstancias extremas. Las mujeres están solas, sin familiares cerca, en el momento del parto. Siempre vigiladas por el personal militar, son trasladadas al hospital y atadas a sus camas; sólo las liberan en el paritorio pero, después de dar a luz, las madres vuelven a ser encadenadas a sus camas.
Según Sawson Dawod, “esto es sólo es una pequeña parte de lo que han sufrido” en prisión y lanza un mensaje a Israel: “No estamos en contra vuestro por ser israelíes sino por ser personas que cometen asesinatos. Esta es la tierra de las 3 religiones y queremos la paz porque creemos en ella”.


Palestina, olvidada en un cajón

(Por Olga Rodríguez)

"Toda realidad que se ignora prepara su venganza" (Ortega y Gasset) -En los últimos ocho años han muerto 23 israelíes a causa de los ataques con cohetes Qassam que las milicias armadas de Hamás lanzan desde Gaza. En el mismo periodo de tiempo han muerto en ataques israelíes más de 3.800 palestinos, la mayoría civiles.-Israel ocupa Gaza y Cisjordania desde 1967. Es una ocupación ilegal. Naciones Unidas exige el regreso a las fronteras anteriores a esa ocupación, pero Tel Aviv hace oídos sordos.-Israel sigue anexionándose nuevas áreas en Cisjordania a través de la construcción de carreteras o del muro de cemento conocido como el muro del apartheid.-Gaza y Cisjordania están separadas por territorio israelí. Casi ningún palestino tiene permiso para viajar de Gaza a Cisjordania o viceversa. Es decir, la población palestina está completamente dividida en dos geográficamente. El Ejército israelí controla las fronteras de los dos territorios.-Israel inició el asedio de Gaza en cuanto Hamás ganó democráticamente las elecciones legislativas de 2006. La comunidad internacional fomentó ese aislamiento de la Franja al suspender sus ayudas económicas, de las que dependían buena parte de los funcionarios palestinos. Ese bloqueo, en el que participaron nuestros gobiernos europeos, condenó a la Franja a una crisis humanitaria.-Israel quiere acabar con Hamás, acusa a la organización de terrorista y fundamentalista. Pero en su día tampoco aceptó a Al Fatah. No olvidemos que el Ejército israelí estuvo a punto de matar a Yasser Arafat y lo mantuvo aislado y asediado en su residencia presidencial durante meses. -En las cárceles israelíes hay 10.000 palestinos. Más de 300 son menores. Hay cientos de hombres retenidos sin cargos, en virtud de una ley que así lo permite: Los palestinos pueden ser arrestados sin cargos y permanecer en prisión seis meses; a los seis meses se pueden prorrogar su estancia en cautiverio otros seis meses, y así hasta dos años.-Los palestinos tienen restringida su libertad de movimientos y son sometidos a eternos trámites burocráticos. Las ciudades de Cisjordania están divididas como si fueran cantones por carreteras de uso exclusivo israelí. La población está aislada.-Israel nació declarándose un Estado judío, y para mantener esa esencia judía aísla y discrimina a los palestinos. Algunos analistas acusan a Israel de no ser una auténtica democracia, sino más bien una etnocracia, un país que favorece a una etnia y aparta a la otra por considerarla una amenaza contra su esencia judía.-Los judíos temen convertirse en minoría en su propio país. Por eso Israel asume como ciudadanos propios a los judíos de todo el planeta pero no a los palestinos que han nacido y crecido en aquella tierra. No proporciona servicios sociales a los palestinos, los aparta de sus instituciones, los coloca al otro lado del muro. Si algún día termina aceptando la creación de un Estado palestino, éste nacerá sin infraestructuras, sin tejido social, devastado.-Las resoluciones de la ONU se acumulan olvidadas en algún cajón de oficina. La comunidad internacional demuestra que no tiene ningún interés en sacarlas de ahí.-El futuro presidente de Estados Unidos Barack Obama, de vacaciones en Hawai, guarda silencio. Se ha dejado ver jugando al golf.(Olga Rodríguez está especializada en información sobre Oriente Medio. Ha trabajado como periodista en varios puntos de la región, entre ellos la Franja de Gaza.)



Gaza: crimen y vergüenza

(Por José Saramago, Teresa Aranguren)

No es una guerra, no hay ejércitos enfrentados. Es una matanza.
No es una represalia, no son los cohetes artesanales que han vuelto a caer sobre territorio israelí sino la proximidad de la campaña electoral lo que desencadena el ataque.
No es la respuesta al fin de la tregua, porque durante el tiempo en el que la tregua estuvo vigente el ejército israelí ha endurecido aún más el bloqueo sobre Gaza y no ha cesado de llevar a cabo mortíferas operaciones con la cínica justificación de que su objetivo eran miembros de Hamas. ¿Acaso ser miembro de Hamás despoja de condición humana al cuerpo desmembrado por el impacto del misil y al supuesto asesinato selectivo de su condición de asesinato sin más?.



No es un estallido de violencia. Es una ofensiva planificada y anunciada hace tiempo por la potencia ocupante. Un paso más en la estrategia de aniquilación de la voluntad de resistencia de la población palestina sometida al infierno cotidiano de la ocupación en Cisjordania y en Gaza a un asedio por hambre cuyo último episodio es la carnicería que en estos días asoma en las pantallas de nuestros televisores en medio de amables y festivos mensajes navideños.





No es un fracaso de la diplomacia internacional. Es una prueba más de complicidad con el ocupante. Y no se trata sólo de Estados Unidos que no es referencia moral ni política sino parte, la parte israelí, en el conflicto; se trata de Europa, de la decepcionante debilidad, ambigüidad, hipocresía, de la diplomacia europea.
Lo más escandaloso de lo que está pasando en Gaza es que puede pasar sin que pase nada. La impunidad de Israel no se cuestiona. La violación continuada de la legalidad internacional, los términos de la Convención de Ginebra y las mínimas normas de humanidad, no tiene consecuencias. Más bien, al contrario, parece que se premia con acuerdos comerciales preferentes o propuestas para el ingreso de Israel en la OCSE. Y qué obscenas resultan las frases de algunos políticos repartiendo responsabilidades a partes iguales entre el ocupante y el ocupado, entre el que asedia y el asediado, entre el verdugo y la víctima.



Qué indecente la pretendida equidistancia que equipara al oprimido con su opresor. El lenguaje no es inocente. Las palabras no matan pero ayudan a justificar el crimen. Y a perpetuarlo.
En Gaza se está perpetrando un crimen. Lleva tiempo perpetrándose ante los ojos del mundo. Y nadie podrá decir, como en otro tiempo se dijo en Europa, que no sabíamos.
Teresa Aranguren, Pedro Martínez Montávez, Rosa Regás, José Saramago, Pilar del Río, Cármen Ruiz Bravo, Belén Gopegui, Constantino Bértolo, Santiago Alba Rico.


Cohetes de destrucción masiva palestino

(Por Nazanin Amirian)

Decía Marx que los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen dos veces: una vez como tragedia y otra, como farsa. Los pretextos, los preparativos y los objetivos de la invasión israelí a Gaza guardan mucho paralelismo con el guión que Estados Unidos y sus aliados diseñaron para invadir y ocupar Irak. Las armas de destrucción masiva palestinas que han robado el sueño al gobierno con más armamentos destructivos e ilegales del Oriente Medio, no son más que unos cohetes Qassem hechos de un material desconocido que ponen en ridículo a cualquier aficionado de juegos militares: el poder destructivo de una veintena de ellos no alcanza ni en ficción el poderío de un misil israelí. El bloqueo de Gaza, la prisión más grande del planeta, recuerda las sanciones genocidas a las que fue sometido el pueblo iraquí desde 1991 hasta 2003, y con el mismo supuesto objetivo: forzarles a rebelarse contra sus mandatarios. Desde luego que no tiene ningún merito asaltar y dominar un pueblo moribundo.



Más allá del victimismo tradicional del gobierno israelí y su abuso premeditado de los sentimientos de culpa de los gobiernos occidentales implicados en el Holocausto, lo cierto es que ha sido Israel quien ha violado la tregua firmada con Hamas, rompiendo el alto el fuego el 4 de noviembre al asesinar a 19 palestinos, además de incumplir la clausula de la tregua que exigía a Tel Avive abrir los pasos fronterizos y levantar el bloqueo.
Ni “los cohetes de Hamas” ni la cercanía de las elecciones parlamentarias pueden explicar la envergadura de la nueva hazaña de Tel Avive contra Palestina, teniendo en cuenta su coste militar, humano y político (en la escena mundial). ¿Se trata de una cortina de humo para camuflar objetivos más ambiciosos, como aprovechar la penosa situación de la zona para declarar su hegemonía y el vacio del poder en la Casa Blanca, para colocar a Barak Obama ante los hechos consumados, sobre todo abortar su promesa de conversar (que no negociar) con Irán?. Absurda preocupación, ya que el nuevo presidente ha entregado los puestos más claves de su gobierno a dos halcones pro israelíes: Hilary Clinton, Secretaria de Estado y Rahm Israel Emanuel, como nada menos que el jefe de su gabinete.




El asedio a palestinos data del verano de 2005, cuando Sharon acosaba a Al Fatah, para destruir cualquier posibilidad de autogestión en aquellas tierras. El gobierno de Hamas es, entre otros factores, el resultado de la persecución constante de las fuerzas laicas palestinas por parte de Israel, el cerrar todas las puertas a sus gentes, que no encontraban otra abierta que la de las mezquitas. Los palestinos también tienen su parte de responsabilidad, de haberse caído en la clásica trampa tendida por Israel de “divide y vencerás”, separando la Franja de Gaza de la Cisjordania; cegándose en una lucha por el poder; una políticas desastrosas; poca habilidad en hacer maniobras y demasiados pactos oscuros, que han expuesto a cientos de miles de civiles delante de los cañones de los invasores israelitas.
La misma base ideológica de Hamas de no reconocer el Estado hebreo le impide llegar a cualquier acuerdo con él, y en circunstancias como las actuales no cuenten con otras políticas que no sea la venganza, olvidando que un buen estratega en una batalla de una desproporcionalidad abismal, debe saber dar un paso atrás, para en el futuro dar dos más adelante, si no sería un suicidio.
En esta nueva aventura bélica, Tel Avive persigue varios objetivos: derrocar a Hamas y poner fin a la idea de un Estado palestino; allanando el camino para el siguiente paso: hacer frente a Irán con la ayuda de los gobiernos occidentales y los países árabes. Pues, los últimos movimientos en la zona señala esta dirección: Arabia Saudí ha sido acusada por Teherán de ser responsable de la espectacular bajada del precio del crudo en dos meses que han pasado de 184 dólares a unos 45, cuyo principal perjudicado es Irán ( sus beneficios componen casi el 80 por ciento de su renta); además, la reunión celebrada el 15 de diciembre en Nueva York entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad con representantes de Arabia, Emiratos Árabes, Kuwait, Bahrein, Qatar y Oman, Jordania, Egipto e Irak fue abiertamente para coordinar sus políticas de presión sobre Irán, país que a pesar de sus lazos estrechos con Hamas aun no ha respondido a las llamadas de socorro de los palestinos. La situación es de extrema complejidad.



Mientras algunos sectores del régimen piden a la máxima autoridad del país, Alí Jamenei, entrar militarmente en guerra contra Israel, otros, han advertido de que justamente el ataque a Gaza puede ser una de las trampas tendidas por Tel Avive para involucrar a Irán en esta batalla y conseguir el deseado pretexto de atacar el país. De los gobiernos árabes hace tiempo que los habitantes de Gaza no esperan nada. Egipto, con fronteras comunes con esta franja, ha hecho todo lo posible para debilitar a Hamas, no sólo por sus conexiones con el enemigo persa-chiita iraní, también porque esta organización es una rama de los Hermanos Muslámenes de Egipto. Mubarak, preocupado por posible desestabilización de su régimen, mantiene al ejercito en estado de alerta, que de paso vigila el ducto que suministra el gas a Israel.
Sorprendentemente, también el grupo libanés de Hezbolah, hermano de Hamas está actuando con cautela: no quiere desviar la guerra hacia el Líbano, ni ser objetivo de ataques, además de mantener su distancia respecto a Irán y no provocar la enemistad de los gobiernos árabes.
Tel Avive así sueña en dulce: ser la única superpotencia regional. Lo que fue su gran enemigo, el poderoso Irak, hoy no es más que un montón de escombros; Líbano, ha sido debilitado, Siria asilada y acorralada, Irán bloqueado, sancionado y amenazado por los cuatro costados. Así, se sigue abortando cualquier intento de democratización de los países de Oriente medio; la radicalización, aun más, de los movimientos religiosos (así tendremos el negocio de la “guerra contra el terrorismo” para rato); la desintegración de las organizaciones palestinas y el fin de la solución de dos estados, en un futuro próximo.



La situación bélica en la zona, hará especialmente crecer aun más la próspera economía militarizada de Israel, uno de los principales Estados fabricantes y exportadores de armas y de material de seguridad del mundo. No hace falta buscar petróleo en Gaza: el mismo “problema” palestino, es la gallina del huevo de oro para los intereses económicos, así como para las pretensiones y ambiciones estratégicas de los mandatarios israelíes.

Mientras el ejército israelí presume de puntería en Youtube, otros videos son censurados descaradamente

(Por Okrim Opina)

El sábado pasado subí a mi canal de Youtube un video de la banda Soziedad Alkohólika (S.A.) y su tema "Nos Vimos en Berlín", que reedité y subtitulé para la ocasión. El video fue publicado en otras tantas webs, Rebelión entre ellas.El lunes por la mañana fui notificado por email de que el video había sido eliminado por supuestamente "violar las reglas de la comunidad Youtube ( community guidelines )". No se trató de un asunto de derechos de autor, puesto que cuando se trata de " copyright infringement " así es como lo notifican (lo sé porque ayer me tumbaron otro video que tenía más de un año publicado).Escribí a Youtube exigiendo una explicación sobre el veto al video de S.A. y como respuesta recibí un email automático donde puntualizaban que no revisarían el correo que acababa de enviarles. Para entonces ya había subido el video a otra web, Dailymotion, donde permanece desde entonces.Hoy me entero que la Fuerza de Defensa Israelí tiene un canal donde muestra lo maravilloso y humanitario de su accionar, que en menos de una semana ya ha causado casi medio millar de víctimas, un 25% de ellas civiles (más si contamos, como la ley internacional define, que los policías no son considerados objetivo militar dentro de un conflicto armado).Es decir, que mientras un Ejército respaldado por un presupuesto gigantesco y que ha asesinado a, como mínimo, cien civiles en seis días puede mostrar el secreto de su éxito a los millones de usuarios que visitan este portal a diario, un usuario particular no puede subir un trabajo que simplemente critica el obviamente contradictorio comportamiento de una importante parte del pueblo judío, víctima del nazismo en la Segunda Guerra Mundial, y verdugo fascista de otro pueblo en la actualidad.No es la primera vez que YouTube actúa de esta manera. Mi caso no es con seguridad el único. Y sospecho que no será el último.Y si eso no es censura, que alguien me diga qué palabra lo define mejor.



La guerra es como matar peces en un barril

(Por Gary Leupp)


“Fue como matar peces en un barril,” recordó el piloto de EE.UU., al describir la carnicería a lo largo de la “carretera de la muerte” desde Kuwait a Basora el 26 y 27 de febrero de 1991. Mientras decenas de miles de conscriptos iraquíes se retiraban de Kuwait en cumplimiento de resoluciones de la ONU, muchachos aterrorizados que requisaban autobuses escolares y camiones lecheros cuando no había vehículos militares, los aviones de EE.UU. bombardearon a tantos indefensos como podían. El objetivo era degradar al ejército derrotado de Sadam para el futuro previsible. Por cierto, Iraq siguió indefenso y ensangrentado durante otros doce años antes de que Bush II destruyera lo que quedaba.



Lo mismo pasó, durante el fin de semana, cuando Israel hizo llover la muerte sobre el vasto campo de concentración que es la Franja de Gaza. No hubo contienda. El objetivo era eliminar la estructura de la autoridad palestina establecida: todas las oficinas gubernamentales, toda la fuerza de policía. Como dijo el titular del Telegraph de Londres: “Israel cambió para siempre las reglas con el ataque aéreo en Gaza.”



El propósito era matar a todos los que estuvieran en el partido político Hamas, democráticamente elegido en 2006, y en el aparato de seguridad de Gaza. Como dijo el Telegraph: “Sólo la calidad de miembro de las estructuras de seguridad de Hamas fue convertida ayer por Israel en motivo suficiente para ser atacado. Si uno se ponía una gorra de béisbol policial de Hamas se convertía en objetivo. Esto significa que cualquier policía del tránsito de Hamas en una esquina callejera en Gaza – o en un puesto de control ‘fronterizo’ improvisado – puede esperar con que lo ataquen.”
Por lo tanto el Estado israelí no sólo ataca a civiles (o sea lo que son los policías corrientes) como daño colateral, y lo lamenta oficialmente como la mayoría de los gobiernos. Los ataca. Destruyó en unas horas todas las estaciones de seguridad en Gaza. Titular de AP: “Caos en Gaza mientras continúan los ataques de Israel.”



De modo que el mensaje llegó desde lo alto, desde los aviones de guerra israelíes: “¡La venganza es mía! ¡Que reine el caos en Gaza!”
El uso de terror estatal por Israel, seguro de que habría sólo unas pocas repercusiones internacionales negativas ya que EE.UU., la UE, Japón y la mayoría de los demás protagonistas internacionales de importancia consideran a Hamas una organización “terrorista,” han presentado sólo protestas simbólicas por la estrangulación israelí de la población gazana y justificado las medidas más draconianas y asesinas como reacciones comprensibles a ataques con cohetes de Hamas contra ciudades israelíes. A fin de cuentas, se imaginan, Hamas quedará tan afectado que esos patéticos esfuerzos de resistencia se detendrán. Las facciones palestinas preferidas por Israel y aliadas con Washington recuperarán el control sobre Gaza, y un nuevo gobierno de EE.UU. subirá al poder precisamente cuando comience un nuevo capítulo en la humillación palestina.



Es matar peces en un barril

Ahora, claro está, la gente de relaciones públicas de Israel, a los que la ministra de exteriores Tzipi Livni ha hecho volver de sus vacaciones en Europa para un trabajo de emergencia, insistirán con ese aire de autosuficiencia peculiar de los que verdaderamente creen que Dios está de su parte, o de que si no hay Dios, haya suficiente gente que crea que existe, y que Israel de alguna manera surgió y sobrevive gracias a algún favor divino particular, e ignore las verdades más obvias en su deseo de creer los engaños más transparentes: No nos quedó otra alternativa. Teníamos que proteger a nuestra gente.
¿Cuántos israelíes han sido muertos en realidad por cohetes Qassam, Grad, o Katyusha, lanzados por palestinos desde Gaza, en comparación con ataques israelíes de “represalia”? ¿Cuántos palestinos en Gaza han sido muertos por fuego de “represalia” israelí?
Y ya que estamos haciendo preguntas: cuando responsables israelíes se quejan de que fuego palestino llega a
Ashdod o Ahkelon, ¿piensan alguna vez en quienes vivían en esas localidades en 1948 antes de que los sionistas establecieran su Estado de colonos?
Hay 1,3 millones de palestinos en Gazas, atrapados, sin dónde ir. No pueden huir a Egipto; los guardias fronterizos les dispararán. No pueden huir por mar. El aeropuerto no opera. Como peces en un barril. Por lo menos 300 han muerto hasta ahora. Es el ataque israelí más intensivo contra palestinos en más de veinte años y proporcionalmente un golpe mucho más devastador que la pérdida de 3.000 en el 11-S fue para EE.UU.



Es tan fácil decir, como dijo el domingo el Secretario Adjunto de Prensa de la Casa Blanca, Gordon G. Johndroe: “Esa gente no son más que matones. Israel va a defender a su gente contra terroristas como Hamas.” ¿Pero tiene alguna idea ese payaso de la historia de la fundación del Estado israelí, su origen en el desplazamiento de 700.000 palestinos mediante tácticas que incluyen el terror (bien documentado por historiadores israelíes como Ilan Pappé) cuya demanda de justicia nunca desaparecerá?
David Axelrod, importante asesor de Barack Obama, dijo insípidamente a “Face the Nation” de CBS que “Obviamente… al iniciar Hamas sus bombardeos, Israel respondió.” ¿Piensa que es todo lo que su público necesita saber? ¿Y a qué historia previa responde Hamas? ¿Tiene algún entendimiento el candidato del “cambio” de la base de la cólera palestina, él que se ha rodeado de defensores recalcitrantes de Israel (comenzando por el jefe de gabinete Rahm Emanuel), que se ha negado a comentar durante el sitio de Israel mientras telefoneaba a Condi Rice para discutir la situación? ¿Puede aplicar su personal alguna vez un término como “matones” a los que cometen los actuales disparos contra peces en un barril?
¿Tiene Obama la audacia de romper con el Lobby ante el que se arrastró como candidato presidencial el 3 de junio, llegando incluso a declararse a favor de una eterna capital judía indivisa de Jerusalén? (La política oficial de Washington ha sido en realidad favorable a que una parte de Jerusalén Este – ocupada por Israel en 1967 – sea capital de un futuro Estado palestino.)





No tengo absolutamente la menor esperanza de que eso suceda. Obama abandonará Israel/Palestina a gente “experimentada,” la gente por cuyo nombramiento los expertos lo han alabado: con Hillary Clinton a la cabeza. La gente a través de los cuales ha reconfortado al sistema en el sentido de que de ninguna manera causará perturbaciones. Fíjense bien, los verdaderos creyentes en el cambio.
Gary Leupp es profesor de historia en la Universidad Tufts, y profesor adjunto de Religión Comparativa. Es autor de “Servants, Shophands and Laborers in the Cities of Tokugawa Japan”; “Male Colors: The Construction of Homosexuality in Tokugawa Japan”; e “Interracial Intimacy in Japan: Western Men and Japanese Women, 1543-1900.” También colaboró con la despiadada crónica de CounterPunch sobre las guerras en Iraq, Afganistán y Yugoslavia: “Imperial Crusades.” Para contactos escriba a: gleupp@granite.tufts.edu




Einstein, Israel, Gaza

(Por Juan Gelman)

El pasado sábado 27, a las 11.30 hora local, 50 cazas de combate israelíes demolieron unos 50 puntos de Gaza en tres minutos. Fue una violación de los Diez Mandamientos y de la santidad del sabbath, pero tal vez no se apliquen cuando de matar palestinos se trata: centenares en esta ocasión y más de mil heridos. Hay diferentes puntos de vista sobre las razones de esta matanza brutal. Tel Aviv asegura que es una represalia por la ominosa práctica de Hamas de lanzar cohetes al territorio israelí. Analistas varios opinan que más bien tiene que ver con las próximas elecciones en Israel, donde todavía es primer ministro –interino y renunciante por corrupción– Ehud Olmert. Los hechos históricos indicarían otra cosa: se trata del nunca olvidado intento de reconstruir el "Gran Israel" echando a los palestinos de su tierra.




Ben Gurion, que inauguró el cargo de primer ministro del flamante Estado de Israel, aceptó la partición de Palestina en territorios israelíes y territorios palestinos que la ONU estableció en 1947. Pero tenía un viejo pensamiento de fondo: en carta a su mujer confió que un Estado judío "parcial" –un proyecto de 1937 del ocupante británico que nunca se llevó a cabo– era sólo un comienzo y que planeaba organizar un ejército de primera y utilizar la coerción o la fuerza para absorber toda la extensión del país (Letters to Paula and the Children, David Ben Gurion, University of Pittsburg Press, 1971, carta de fecha 5-12-37, págs. 153-57). Esto se cumplió con la ocupación militar israelí de los territorios palestinos desde 1967 a la fecha. En el 2006, Tel Aviv se "retiró" de Gaza, a la que impuso un cerco implacable. El triunfo de Hamas en las inobjetables elecciones de ese año disgustó a Israel: un Estado que se dice democrático no tenía por qué respetar la democracia cuando de palestinos se trata.





Olmert es del partido Kadima, una escisión del derechista Likud, del que no se diferencia mucho, como prueban las guerras que sigue desatando. El Likud, a su vez, desciende del Herut, organismo que dio forma política al grupo paramilitar de Menahem Begin, también primer ministro de Israel (1977-1983). Los nombres cambian, pero la contumacia no. En diciembre de 1948, a siete meses de la declaración de independencia de Israel, Begin visitó EE.UU. y causó reacciones dispares. Por ejemplo, la de Albert Einstein, Hannah Arendt, el rabino Jessurun Cardozo y otros 26 destacados intelectuales judíos estadounidenses. Consta en una carta abierta que el New York Times publicó el 4-12-48.




El texto comienza así: "Entre los fenómenos políticos más inquietantes de nuestra época figura la aparición, en el recién creado Estado de Israel, del 'Partido de la Libertad' (Tnuat Herut), un partido político estrechamente emparentado con los partidos nazifacistas por su organización, sus métodos, su filosofía política y su demanda social. Fue creado por los miembros y partidarios de la ex Irgun Zvai Lemi, una organización terrorista de extrema derecha y chauvinista en Palestina. La visita actual a EE.UU. de Menahem Begin, jefe de ese partido, ha sido evidentemente calculada para dar la impresión de un sostén estadounidense a su partido y para cimentar los lazos políticos con los elementos sionistas conservadores de EE.UU.".
Continúa así: "Muchos norteamericanos de reputación nacional han prestado su nombre para acoger esa visita. Es inconcebible que quienes se oponen al fascismo en el mundo entero, muy correctamente informados sobre el pasado y las perspectivas políticas de M. Begin, puedan sumar sus nombres y apoyar al movimiento que él representa". Señala que es preciso informar a la opinión pública del país sobre el pasado y los objetivos de Begin –"uno de los que han predicado abiertamente la doctrina del Estado fascista"– para no dar la impresión en Palestina de "que una mayoría de EE.UU. respalda a elementos fascistas en Israel". A continuación menciona la matanza que las fuerzas israelíes provocaron en la aldea árabe de Deir Yassin, "que no había participado en la guerra y que incluso había combatido a las bandas árabes que querían convertirla en su base de operaciones". Precisa: "El 9 de abril (de 1948), bandas de terroristas (israelíes) atacaron esa pacífica aldea, que no era un objetivo militar, asesinaron a la mayoría de sus habitantes –240 hombres, mujeres y niños–- y dejaron a algunos con vida para hacerlos desfilar por las calles de Jerusalén. Invitaron a todos los corresponsales extranjeros a ver las montañas de cadáveres y los destrozos causados en Deir Yassin". El texto acusa a Herut de preconizar en el seno de la comunidad judía una "mezcla de ultranacionalismo, misticismo religioso y superioridad racial", signo indudable de un partido fascista para el cual el terrorismo "es un medio para alcanzar su objetivo de ser un 'Estado líder'". Agrega: "Es más trágico aún que la alta dirección del sionismo estadounidense se haya negado a hacer campaña contra los designios de Begin". Han pasado 60 años desde que se publicó esta carta que Einstein firmó. ¿Habrá perdido actualidad? Muchas cosas cambiaron en Israel desde entonces. Su objetivo central, no.



Miseria del sionismo

(Por Fernando Sánchez Cuadros)

El problema más significativo del debate que tiene lugar en torno a la nueva agresión israelí es que pareciera que el conflicto entre Palestina e Israel comienza con el lanzamiento de cohetes de fabricación casera por parte de los milicianos de Hamas en semanas pasadas, lo que habría provocado la reacción del gobierno y el ejército de Israel en defensa de sus ciudadanos. Las condenas que algunos gobiernos e intelectuales han lanzado contra la "desproporcionada respuesta" de Israel sigue la pista que estableció la ONU tras los bombardeos lanzados sobre Gaza: hubo un uso excesivo de la fuerza en la "respuesta". Algunos intelectuales política y estéticamente correctos y pulcrísimos en su estilo literario se lamentan de la desproporción en los ataques israelíes sobre Gaza y deploran los costos en vidas humanas y algunas de las acciones del gobierno israelí, como si fuera posible "criticar" algunas de las acciones de los nazis contra los judíos a mediados del siglo pasado (José Steinsleger, dixit1). En fin, ya sabemos cuál es su parámetro moral.



Uno de los mitos construidos a modo para justificar lo moralmente inaceptable es el "argumento" de la "legítima defensa". Decir que el ataque israelí fue la "respuesta" a Hamas, no es sino una estratagema para legitimar el derecho a la "defensa" de Israel, como si fuera justificable lo que hace un estado colonialista que mantiene expatriados a miles de palestinos y sin posibilidad de retorno y a otros tantos los hacinan en centros de reclusión que piadosamente y siguiendo rigurosamente los cánones de la corrección política y estética se han dado en llamar "campos de refugiados", cuando no los mantienen en condiciones infrahumanas en ese gigantesco gueto en que han convertido Gaza y los excretan tras un ignominioso muro.



El problema de fondo en el conflicto más largo de la historia de la humanidad está en la esencia misma del Estado de Israel, en su naturaleza excluyente, confesional, racista y colonialista, así como en la pretensión de legitimar una creencia religiosa por encima de otras a punta de tanques y misiles.
¿Equivale esto a afirmar que los judíos no tienen derecho a una vida segura y pacífica? ¡FALSO! No hay estratagema más pueril y repulsiva que la construida por la propaganda sionista, que consiste en que toda oposición, crítica o condena al colonialismo israelí, a sus crímenes contra el pueblo palestino, a la usurpación de sus tierras y a la pretensión de que los palestinos no tienen derecho a vivir allí, porque esa es la tierra que dios prometió al pueblo elegido, es antisemita. En realidad esta ofensiva y degradante calumnia (toda forma de racismo -como lo es el antisemitismo- es degradante, intolerable y no tiene legitimidad posible alguna) ha sido convertida en insulto que se espeta a todo aquel que no esté dispuesto a aceptar la pretensión sionista de apropiarse de la tierra de los palestinos por medios por demás condenables: colonialismo, xenofobia y limpieza étnica, atrocidades que comete el gobierno de Israel contra el pueblo palestino. Esta forma de difamar y denostar es manifestación de una acción arrogante que presupone que el derecho de los judíos es superior al de los palestinos y musulmanes en general, a quienes se ha impuesto el estigma de terroristas sin hacer distingos entre las agrupaciones de esa naturaleza y los árabes que desean liberar a sus pueblos de la dominación y que, al igual que los israelíes, esperan vivir en paz en sus territorios, libres de amagos, agresiones e invasiones.



La barbarie nazi no debe ser olvidada jamás, pero quienes la emulan día a día son quienes se apoderan de tierras, casas y bienes de palestinos para construir asentamientos en los que se ubican inmigrados de otras nacionalidades, usando para ello ejércitos con helicópteros artillados, bulldozers y tanques frente a civiles a los que además impiden el acceso al agua y otros recursos, son quienes construyen muros ignominiosos y quienes usan el poder de sus ejércitos para destruir la bases materiales de la vida cotidiana de otro pueblo en nombre de una venganza histórica disfrazada de autodefensa, que si alguna legitimidad tuviera está mal direccionada.
Los cohetes que lanza Hamas son más muestra de desesperación y frustración que un ataque militar articulado que pudiera poner en riesgo la seguridad de Israel. Una de las consecuencias de haberle negado a los palestinos su derecho a tener un estado es que no tienen un ejército regular ni pueden sostener relaciones internacionales con otros estados y para defenderse de la agresión sionista deben recurrir a milicias. Las muertes que han provocado no son justificables, porque se trata fundamentalmente de inocentes, pero no son la causa ni justifican que Israel ejecute una limpieza étnica tan deplorable y repulsiva como las que se llevaron a cabo en los Balcanes la década pasada o como la intensión nazi de exterminar a los judíos. El pueblo judío ha sufrido un milenio de persecuciones y expulsiones en tierras europeas (incluyendo Rusia) y ha sido estigmatizado no solo durante la llamada edad media, sino en nuestros tiempos “modernos”, cuando fueron sometidos a pogromos, guetos y al intento de exterminio. Eso es abominable, sin la menor duda. Pero, usar esas vivencias y la memoria del Holocausto para legitimar los crímenes del sionismo en Palestina es sencillamente perverso.



La oposición interna en Israel al sionismo sigue creciendo, afortunadamente. La mayor parte de los judíos estadounidenses no ve con buenos ojos la barbarie israelí y suelen votar por el partido demócrata, lo que los ubica, en el tablero político de ese país, en el flanco opuesto al conservadurismo y buena parte de los intelectuales judíos en ese país integran las filas del progresismo liberal y de izquierda. De manera que las asociaciones que se puedan hacer entre “los judíos” y posturas políticas, ideológicas, raciales y morales son sencillamente estupideces xenófobas tan intolerables como la que practican el establishment israelí y los lobbys que detenta en el mundo occidental y muy particularmente en el Complejo Militar Industrial y en los centros de poder financiero internacional.
Un connotado estudioso del judaísmo, Yakov Rabkin, considera que “el sionismo y la creación del Estado israelí fue un invento europeo que rompió intencionalmente con la tradición cosmopolita milenaria del judaísmo. La oposición judía al estado de Israel se alza contra esa discontinuidad. A menudo silenciada o tergiversada –cuando no reprimida físicamente–, esta oposición critica la fundación y vigencia de ese estado, y en algunos casos también lucha por desmantelarlo en apoyo de la soberanía palestina sobre toda la Tierra Santa”. El enorme valor moral e intelectual de Rabkin consiste en que libera al debate sobre el Estado de Israel del estigma del antisemitismo. “Comprender el irreductible antagonismo entre judaísmo y sionismo es fundamental para la resolución de un conflicto que desestabiliza el Medio Oriente y amenaza la paz mundial”2.
En el clímax del delirio los sionistas suelen atacar a los judíos antisionistas de self-hating jews y han recurrido a bajezas como distorsionar premeditada y alevosamente unas declaraciones del presidente Ahmadinejad para hacerlo aparecer diciendo que a los judíos habría que echarlos al mar y que Israel debería desaparecer, solo para justificar lo que es el objetivo geopolítico más importante del sionismo actual: impedir que emerja una competencia militar en una región del mundo a la que han sido asignados como gendarmes de los intereses corporativos transnacionales. Lo cierto es que quienes están acorralando contra el mar a los palestinos son los sionistas que han tomado el poder en Israel, al encerrar a los palestinos tras un muro, bombardear los túneles por los que se abastecían desde Egipto (60 en los últimos días), dejándoles únicamente las costas del Mediterráneo como “única salida”. Sin embargo, si se considera que también han bombardeado Gaza desde el mar, todo indica que los que están tratando de desaparecer de la faz de la tierra a los palestinos son los sionistas, para dar rienda suelta a esa aspiración de sus padres fundadores (Ben-Gurión y Weismann, vinculados a los grupos terroristas Haganá e Irgún) que es la fantasía bíblica del Gran Israel. Para su desgracia y nuestra fortuna, hay rabinos ortodoxos dentro y fuera de Israel que consideran que la existencia del Estado de Israel es sionismo puro y que éste es contrario a los
preceptos de su religión.



¿Qué hacer? Ha llegado la hora de actuar
Si alguna utilidad realmente humanitaria tiene la presión internacional llevada al extremo de un bloqueo económico, como se aplicó contra Sudáfrica, es que contribuye a derrotar a un régimen tirano sin necesidad de una guerra, intervención militar, invasión de territorio ni ataques preventivos, por una razón simple: no cuenta con el apoyo de las mayorías. Los bóers tuvieron que regresar su país a los negros africanos que ahora lo gobiernan, gracias a la incansable lucha de un pueblo heroico y su líder Nelson Mandela y a una presión internacional activa, no retórica.
En la guerra colonial de Israel contra Palestina hay un pueblo heroico, pero falta la presión internacional.



En Palestina hay un pueblo heroico que resiste denodadamente a la crueldad y perversidad de un estado racista y colonialista que pretende agotarlos para extenderse definitivamente sobre toda su tierra y volverlos... ¿errantes?, ¿cosmopolitas? No, simplemente miserables sin tierra. Pero la tozudez de la demografía juega en contra de esas nefastas aspiraciones, por eso deben importar "ciudadanos" y establecerlos en las tierras arrasadas de los palestinos, a la par que llevan a cabo una limpieza étnica. Una perversión total y absoluta que la "comunidad internacional" (esto es, el bloque occidental dominante) no valora como tal y se limita a hacer llamados hipócritas a las dos partes a la mesura y al diálogo. Una simulación nauseabunda pletórica de eufemismos, cobardía, cinismo e inmoralidad, palabras todas sinónimas del occidente decrépito. Occidente -civilización devenida en patente de corzo de la explotación capitalista que se camufla bajo eso que se ha dado en llamar democracia, abortando previamente, claro está, todo el significado que tuvo para los griegos en su momento y los utopistas modernos más tarde, y bajo una retórica moralina que se recubre de principios y valores y usurpa la noción de derechos humanos para fines enteramente aviesos- boicotea las acciones que pudieran apoyar la heroica lucha de los palestinos por su sobrevivencia y su derecho a ser reconocido como una nación con estado y un pueblo con tierra; Pero le ha impuesto el bloqueo a Cuba, donde están fracasando rotundamente, se lo aplicó a Irak hasta que logró imponer a sus títeres en el gobierno con un costo de medio millón de niños muertos por falta de medicinas, y amenaza con imponérselo a Irán. ¡Oh, poderosas Afrodita y Atenea iluminen a sus vástagos cegados por la fatuidad de un hedonismo rampante (es decir, una placentera vida burguesa)!
La cobardía de las monarquías petroleras desdicen las buenas intenciones que hubiera podido tener el Rey Faisal en su momento, pero sea como fuera allí está la generosa propuesta de Arabia Saudita para "solucionar el conflicto". Bien podría ser un paso intermedio, pero que se tenga claro que los pueblos que luchan por su liberación, como lo hiciera el sudafricano, no se detienen en concesiones y migajas miserables; eso hacen los traidores y cobardes (como Al Fatah) y los vendidos o cortos de mira que desean presurosos no más que un "nuevo estatus" aunque ello suponga una esclavitud disfrazada.
Israel debe acatar las resoluciones de Naciones Unidas para que sus reclamos de paz y seguridad tengan alguna legitimidad y credibilidad y el bloqueo debe imponer esa condición.



Fernando Sánchez Cuadros nació en Lima, Perú en 1957. Vive en México D. F. desde 1981, donde estudió economía. Fue Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica y Vicepresidente de la Federación de Estudiantes del Perú. Profesor universitario en temas de teoría económica, historia del pensamiento económico, macroeconomía, economía mexicana, comercio internacional y finanzas internacionales.

Los capitalistas Sionistas sí que saben hacer negocios con los capitalistas y políticos estadounidenses

(Por María Linares)

La fuerza del puño judío proviene del guante de acero americano que le recubre, y de
los dólares que le cobijan.
(Yeshayahou Leibowist, “Israël et Judaïsme”, p. 253)
La verdad es que todas las guerras del Oriente Medio y del Oriente Próximo son guerras de colonización y de exterminio. Los capitalistas sionistas y estadounidenses han ocupado esas regiones por sus intereses económicos y geopolíticos. En nombre de esos intereses se ha confinado en la franja de Gaza y en Cisjordania al pueblo palestino.



Se le ha bombardeado sin misericordia. Se le ha cerrado la ayuda internacional de alimentos y asistencia médica. Hoy 27, el Estado Terrorista de Israel ha comenzado a bombardear, por aire, la franja de Gaza. El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, acusó a Israel de haber cometido su “más horrible y fea masacre al matar al menos 225 personas.
Desde la creación arbitraria del Estado Sionista-Terrorista de Israel en 1948 en los territorios de Palestina, la política de los Estados Unidos se centró en torno a un compromiso con el Estado sionista, que convirtió al imperio estadounidense en el gran benefactor del Estado Militarista de Israel. Aunque Gran Bretaña y la Sociedad de las Naciones fueron los dos principales artífices de la consolidación de los primeros pasos del Sionismo, dando un carácter legal a la decisión de los sionistas de crear un “Hogar judío en Palestina” y organizando en esa tierra árabe un movimiento de radicación judía masiva, con el fin de echar las bases subrepticiamente planificadas del Estado israelí.



Igualmente, Estados Unidos desempeñó un papel fundamental, a favor del Sionismo, en las Naciones Unidas. Se trataba para el imperio estadounidense de contribuir a la creación de un Estado artificial para enquistarlo en el seno de la comunidad árabe Palestina y en detrimento de los países de Oriente, imponiéndolo, como punta de lanza, en el corazón de la nación árabe. El poder de los sionistas en los Estados Unidos era tal ya en 1942 que en el Hotel Baltimore, de Nueva York, una convención maximalista decidió que era necesario pasar del “Hogar en Palestina” (prometido por Balfour: la colonización lenta por adquisición de terrenos, bajo protectorado británico o americano) a la creación de un “Estado judío soberano.
La declaración final de Balfour (en 1917) no habla para nada de toda Palestina, sino solamente del establecimiento en Palestina de un “Hogar nacional para el pueblo judío”. De hecho todo el mundo decía “hogar” como si se tratara de un centro espiritual y cultural.



Pero, en realidad la elite sionista pensaba en la fundación de un “Estado”. Como el propio Herzl, David LLoyd George escribió en su libro: The Truth about the Peace treaties (La verdad acerca de los tratados de Paz): “No debería existir ninguna duda sobre lo que los miembros del Gabinete tenían en aquella época en su cabeza Palestina, llegaría a ser un Estado independiente”. Es significativo que el General Smuts, miembro del Gabinete de guerra, declaraba en Johannesburg, el 3 de noviembre de 1915: “En el transcurso de las generaciones venideras, veréis levantarse allí (en Palestina) una vez más un gran Estado judío”. (En: The Truth about the Peace treaties).




ESTADOS UNIDOS,GRAN BENAFACTOR DEL ESTADO SIONISTA DE ISRAEL

El 14 de mayo, Ben Gurión proclamo en Tel-Aviv ‘la independencia’: “El Estado judío en Palestina se llamará: Israel”. El Estado de Israel fue admitido en las Naciones Unidas gracias a las presiones vergonzosas del “lobby sionista”.
El poder del lobby sionista ha doblegado a muchos presidentes estadounidenses. El presidente Kennedy, por ejemplo, en 1958, recibió la advertencia del presidente de la Conferencia de Presidentes de Asociaciones judías, Klutznik, quien le dijo crudamente: “Si dice lo que debe decir, puede contar conmigo. De lo contrario no seré yo el único que le vuelva la espalda”. Lo que debía decir, lo resume así Klutznik: la actitud de Eisenhower en el asunto de Suez era mala mientras que en el 48 Truman estaba en el buen camino Kennedy siguió este consejo en 1960, cuando fue designado por la convención demócrata como candidato. Después de sus declaraciones en Nueva York, ante las personalidades judías, recibió 500.000 dólares para su campaña, nombró a Klutznik como consejero, y contó con el 80% del voto judío.
Durante su primer encuentro con Ben Gurión, en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, en la primavera de 1961, John F. Kennedy le dijo: “Sé que he sido elegido gracias a los votos de los judíos americanos. Les debo mi elección, Dígame que debo hacer por el pueblo judío”.



Es así que tanto Kennedy, Bill Clinton como James Carter y el resto de los presidentes estadounidenses de las últimas cinco décadas, salieron del corazón del Council on Foreing Relations (CFR), de la Comisión Trilateral y del Bilderberg Group, columnas vertebrales del poder sionista.
El Council on Foreign Relations (CFR) conforma una poderosa organización centralizadora del capitalismo trasnacional a nivel mundial, de muy bajo perfil público, y de alta efectividad, integrada por unos 3.600 miembros del más alto nivel, prestigio e influencia en sus respectivas disciplinas y ámbitos de poder, tanto en Estados Unidos como en Europa. El CFR reúne a los más altos directivos de instituciones financieras, a grandes empresas industriales y medios de comunicación social, a investigadores y académicos, a oficiales militares de máxima jerarquía, a políticos, funcionarios públicos, decanos y centros de estudios. En el CFR se concentra todo el poder mediático del sionismo: CNN, CBS, NBC, The New York Times, The Daily Telegraph, Le Figaró, The Economist, The Economist, The Wall Street Journal, Le Monde, The Washington Post, Time, Newsweek, US News & World Report, Business Week, RTVE, etc., todos en manos de redes empresariales que integran el CFR. También son miembros integrantes del CFR las grandes universidades y facultades como Harvard, Massachusetts Institute of Technology (MIT), Columbia, Johns Hopkins, Princenton, Yale, Stanford y Chicago, donde egresan la mayoría de los profesionales que cubren 150 puestos clave de la administración estadounidense, incluyendo los cargos más relevantes en sus fuerzas armadas.
La Comisión Trilateral, fundada por iniciativa de David Rockfeller en julio de 1973, consolida la alianza entre el poder de las trasnacionales, el de las finanzas y el de la política, gracias a una red de influencias cuyas ramificaciones se extienden a los principales sectores de la sociedad estadounidense y mundial.
El Bilderberg Group fue concebido en 1954 bajo la dirección de grandes grupos económicos e ideólogos del imperialismo, entre ellos, la banca Rotschild, el magnate petrolero Rockefeller y el experto guerrerista Kissinger. Es uno de los grupos rectores de las finanzas, el comercio, la política y las relaciones internacionales. Constituye algo así como el cerebro del G8. El grupo elite lo conforman directivos de France Telecom; la Banca Morgan; Coca Cola; The Wall Street Journal; Danone; AOL Time Warner; Bundesbank; Banco Mundial. Unilever; Wolkswagen; Royal Ducht Shell; PepsiCo; Daimler Chrysler AG; Citibank.



En nombre de esa comunión los Estados Unidos han utilizado el dinero del pueblo estadounidense para subvencionar el desarrollo económico y militar del Estado Sionista de Israel y para rescatarlo durante los periodos de crisis financieras. Con la asistencia militar estadounidense, Israel se ha convertido en uno de los Estados más fortalecidos militarmente. Además, los gobiernos estadounidenses han dado a Israel un amplio apoyo diplomático, protegiéndolo de algunas de las consecuencias condenatorias emanadas de los organismos internacionales por sus acciones criminales. El hecho más obvio de la condición privilegiada del Estado Sionista de Israel, que confiere el imperialismo estadounidense, es la asistencia económica militar. En el 2005, la misma ascendía a 154.000 millones de dólares, el grueso de la cual comprendía ayudas económicas directas más que prestamos. Y esta ayuda directa se da en general bajo condiciones excepcionalmente favorables.
Durante la administración Kennedy se concretó el primer compromiso tangible de Estados Unidos con la seguridad militar de Israel. En diciembre de 1962, Kennedy le dijo a la ministra israelí de Asuntos Exteriores Golda Meir lo siguiente: “creo que está bastante claro que, en caso de una invasión, Estados Unidos acudiría en apoyo de Israel. Tenemos esa capacidad y está aumentando”. Kennedy poco más tarde autorizó la primera gran venta de armamento estadounidense a Israel en 1963.
Sin embargo, el auténtico giro en cuanto a la ayuda estadounidense tuvo lugar durante y después de la Guerra de los Seis Días en junio de 1967. Tras aproximarse a una media de 63 millones de dólares anuales de 1949 a 1965 -de los cuales más del 95 por ciento era asistencia económica y ayuda alimentaría-, la ayuda media se elevó a 102 millones de dólares de 1966 a 1970. Posteriormente, en 1971, el apoyo se disparó a 634,5 millones de dólares –de esta suma el 85% era asistencia militar- y se multiplicó por más de cinco después de la Guerra del Yon Kipur en 1973. Según estos datos, en el año 1976, el Estado Sionista de Israel se convirtió en el mayor receptor anual de ayuda exterior estadounidense del mundo, una posición que ha mantenido desde entonces. Desde 1974, parte o toda la ayuda militar estadounidense a Israel ha sido en forma de préstamos sin la obligación de devolverlos.





El Estado Sionista recibe ahora unos 3.000 millones de dólares de ayuda exterior directa cada año, una cantidad que es aproximadamente 1/6 del presupuesto de Estados Unidos para asistencia exterior directa y equivale a cerca del 2% del PIB de Israel. En años recientes, aproximadamente el 75% de la asistencia estadounidense ha sido de tipo militar.



En términos per cápita, este nivel de asistencia exterior directa equivale a un subsidio directo de más 500 dólares al año por cada israelí. En comparación, el receptor número dos de ayuda exterior de Estados Unidos, Egipto, recibe sólo 20 dólares por persona, y países empobrecidos, como Pakistán y Haití, reciben aproximadamente 5 dólares y 27 dólares por persona respectivamente.
La ayuda que recibe Israel de Estados Unidos, la obtiene bajo términos más favorables que la mayoría de los otros receptores de asistencia estadounidense. La mayor parte de los países que reciben ayuda en dinero de Estados Unidos es en plazos trimestrales, pero desde 1982 los proyectos de ley anuales sobre ayuda exterior han incluido una cláusula especial en la que se específica que Israel recibirá su asignación completa en los primeros 30 días del año fiscal.





Esto es igual a que una persona recibiera su salario anual completo el 1 de enero y por lo tanto pudiera ganar intereses sobre la porción no gastada hasta que ésta sea usada. La transferencia anticipada de los fondos de Financiación Militar Extranjera (FMF por sus siglas en inglés) ha permitido a Israel ganar unos 660 millones de dólares en intereses extra a fecha de 2004.



Increíblemente, el Estado Sionista de Israel es el único receptor de ayuda económica estadounidense que no tiene que dar cuentas de cómo la gasta. La ayuda a otros países es asignada a proyectos específicos, pero Israel recibe una transferencia directa de efectivo de una sola vez.
Otra forma de apoyo de Estado Unidos son las garantías de préstamo, que permiten a Israel pedir dinero prestado a bancos comerciales a interés más bajos, ahorrando así millones de dólares en pagos de intereses. Israel solicitó y recibió aproximadamente 10.000 millones de dólares en garantías de crédito de Estados Unidos a comienzos de la década de 1990 para financiar los costos de asentar a los judíos soviéticos que emigraban a Israel.



Además de las ayudas subvencionadas por el gobierno y las garantías de crédito, se estima que recibe unos 2.000 millones de dólares anualmente en donaciones privadas de ciudadanos estadounidenses, aproximadamente la mitad en pagos directos y la otra mitad mediante la compra de bonos del Estado de Israel. Hay grupos como los Amigos de las Fuerzas de Defensa Israelíes que recaudan fondos en Estados Unidos para “sostener programas e instalaciones sociales, educativas y recreativas para los y las jóvenes soldados de Israel que defienden la patria judía” (Mearsheimer y Walt, The Israel and U. S. Foreign Policy). Según estos autores en una cena en Nueva York, comenzando el primer quinquenio de este siglo, recaudaron unos 18 millones de dólares en contribuciones, que no son gravables según la ley de Estados Unidos. Otras donaciones privadas de ciudadanos estadounidenses han ayudado también a subvencionar la colonización de los Territorios Ocupados.




AYUDA MILITAR

La máxima ayuda de los Estados Unidos está dirigida a la asistencia militar, con el fin de preservar la supremacía israelí en el Medio Oriente. El Estado Sionista Israelí no sólo recibe armamento de fabricación estadounidense de última generación, sino que también ha pasado a estar vinculado a las instituciones de defensa e inteligencia de Estados Unidos mediante una serie de diversos acuerdos formales e informales. Según el servicio de Investigación del Congreso, “la ayuda militar estadounidense ha contribuido a transformar las fuerzas armadas israelíes en uno de los ejércitos tecnológicamente más sofisticados del mundo”. Además de la ayuda económica y militar ya descrita, Estados Unidos ha proporcionado al Estado Sionista de Israel casi 3000 millones de dólares para desarrollar armas como los aviones Lavi, los tanques Merkava y los misiles Arrow. Los lazos militares entre Estados Unidos e Israel dieron un salto cualitativo en la década de 1980, como parte del esfuerzo de la administración de Reagan para construir un “consenso estratégico” antisoviético en Oriente Medio. Otro interés estratégico que tiene Estados Unidos tiene que ver con los recursos energéticos localizados en el golfo Pérsico. No cabe ninguna duda de que Estados Unidos tiene un gran interés estratégico en los recursos energéticos localizados en el golfo Pérsico. La importancia del petróleo de Medio Oriente llevó a Estados Unidos a establecer una estrecha alianza con Arabia Saudí después de la Segunda Guerra Mundial. También fue una de las razones por las cuales Washington mantuvo al sha de Irán durante muchos años como gobernante tiránico de los persas. Tras la caída del sha en 1979, ese mismo interés de mantener el dominio en la región y en consecuencia el flujo constante de los suministros de petróleo hizo que la administración de Reagan provocará la Guerra Irán-Irak (1980-1988). Estados Unidos dio un amplio apoyo a Irak.



EL LOBBY SIONISTA

El “lobby sionista” tiene como objetivo permanente designar una amplia y dispar coalición de individuos y organizaciones que trabajan activamente para conformar la política exterior estadounidense e imprimirle una dirección claramente pro-sionista. Dicho de otra manera, el “lobby sionista” es una gigantesca operación de presión económica y política que opera simultáneamente en todos los estamentos del poder institucional estadounidense: Casa Blanca, Congreso, Pentágono, Departamento de Estado, CIA, y Agencias de inteligencia. Es fácil identificar a los grupos que son claramente del “lobby” –por ejemplo, la Organización Sionista de Estados Unidos (ZOA, por su siglas en inglés) – así como a los individuos que son miembros clave, como Malcolm Hoenlein, “vicepresidente ejecutivo” de la Conferencia de Presidentes de las Organizaciones Judías Más Importantes de Estados Unidos.
A través del “lobby sionista”, el Estado Terrorista de Israel impulsa abiertamente la intervención militar en todo el territorio del Oriente Medio y Oriente Próximo para eliminar “la amenaza árabe a Israel”, sosteniendo que Israel y Turquía son los únicos verdaderos Estados-naciones de la región y han estado pronosticando la desintegración de algunos Estados árabes desde la primera guerra del golfo. Su “Biblia” operacional se condensa en un documento del año 1996 titulado “Un cambio nítido: una nueva estrategia para asegurar el territorio nacional”, escrito por el Instituto Judío para Asuntos de la Seguridad Nacional (JINSA) para aconsejar al entonces primer ministro entrante israelí Benjamín Netanyahu.



El dinero para la financiación de las estructuras operativas del “lobby sionista” proviene de las mega-corporaciones: petroleras, armamentistas, tecnológicas, financieras, que hacen negocios tanto con el Complejo Industrial como con Wall Street y también proviene de fundaciones conservadoras que utilizan las fortunas legadas a tal fin por magnates ya fallecidos. El “lobby sionista” cuenta con un núcleo que consta de organizaciones cuyo propósito declarado consiste en presionar al gobierno estadounidense a aportar ayuda material a Israel y a respaldar las medidas políticas de su gobierno, además de constar de individuos influyentes para los cuales estos objetivos también constituyen una prioridad fundamental.



Los judíos estadounidenses han formado un conglomerado impresionante de organizaciones cívicas cuyos programas se centran en la misión de beneficiar a Israel, en muchos casos mediante una decidida influencia en la política exterior estadounidense. Las organizaciones clave son el AIPAC (Comité Estadounidense de Asuntos Públicos de Israel), el Congreso Judío estadounidense, la ADL, el Centro de Acción Religiosa del Judaísmo Reformista, Estadounidenses por un Israel Seguro, Amigos Estadounidenses del Likud, Mercaz-USA, Hadassah y muchos más.
Entre las muchas organizaciones judías que incluyen la política exterior como parte central de su programa encontramos el AIPAC, que es la organización sionista más conocida. Desde su creación el AIPAC ha tenido raíces explícitamente sionistas: su fundador I. L. Kenen, era el director del Consejo Sionista Estadounidense en 1951. Organización que fue denominada en 1959 AIPAC.




A medida que la ayuda exterior estadounidense dedicada al Estado Sionista comenzó a exceder las aportaciones particulares, las organizaciones pro-sionistas se concentraron más en las actividades políticas propiamente dichas, tendentes a preservar o a incrementar el apoyo del gobierno estadounidense.
Morrys Amitay, quien sustituyó a Kenen como director ejecutivo del AIPAC en 1975 expresó: “el nombre de lo que está en juego, si uno desea ayudar a Israel, no es otra que la acción política”. Con Amitay y su sucesor, Tom Dine, el AIPAC se transformó. Dejó de ser una operación de carácter detrás de los telones y de bajo presupuesto para ser una gran organización, con una masa en la base, con un personal de más 150 empleados y un presupuesto anual (recaudado solamente entre los aportes particulares) que pasó de unos 300.000 dólares en 1973 a una estimación de 40 o tal vez 60 millones hoy en día.
El recién electo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, también se ha aliado completamente con la AIPAC y la agenda israelí de dominación del Oriente Próximo. Se ha rodeado de consejeros partidarios de Israel por encima de todo. Ha demostrado su devoción pública por el “pueblo elegido”. Ha prometido lealtad total a Israel, y ha dejado claro que si el Estado Terrorista de Israel decide empezar otra guerra, tendrán el pleno apoyo del ejército de los Estados Unidos. La elección de Rahm Israel Emmanuel como jefe de gabinete de la Casa Blanca, es una señal de que la única cosa diferente de la nueva administración serán las caras. Rahm es un fuerte defensor del AIPAC, y viene de una familia terrorista. Su padre fue miembro del Irgun, una organización terrorista judía que usó la violencia para expulsar a los británicos y los palestinos de Palestina, para crear el Estado judío. Durante la guerra del Golfo de 1991, Rahm Israel Emmanuel sirvió como voluntario en el ejército de Israel. Fue miembro del Consejo de Administración de Freddie Mac. Barack Obama se ha rodeado de partidarios sionistas. Una de sus estrellas es Robert Rubin, el mafioso banquero que fue secretario del Tesoro en la administración Clinton. Joseph Biden, el Vicepresidente, fue un defensor clave de la guerra de Bosnia, y votó a favor de la guerra de Irak. Se ha proclamado sionista.



EL RESCATE FINANCIERO Y EL LOBBY JUDÍO, OTRO GRAN NEGOCIO

Mediante el “rescate financiero”, el lobby sionista bancario hizo lo que sabe hacer muy bien, multiplicar los panes. Ya no con dinero especulativo proveniente del sector privado, sino con los recursos públicos puestos al servicio de un nuevo ciclo de rentabilidad capitalista.
Pero la nueva administración gubernamental estadounidense encabezada por el electo presidente, Barack Obama, ya desató un guerra intestina en el lobby sionista por el control millonario de los fondos destinados a los “rescates”, cuya suma (hoy es de 1.5 billones), aumentando constantemente. La guerra es por el control de los dos máximos niveles de decisión mundial del capitalismo financiero: La Reserva Federal y el Tesoro de lo Estados Unidos. Según los medios especializados de Wall Street, se está perfilando un combate a cuchillo entre los grupos sionistas que controlan la Reserva Federal, actualmente conducida por Ben Bernanke, y el lobby que controlará el Tesoro durante la gestión de Obama. Estos dos organismos son clave en el diseño y ejecución de los “rescates” así como del manejo de los fondos y de la designación de los bancos privados que intervienen en el macronegocio.



De acuerdo con el diario insignia del lobby sionista, The Street Journal, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) evalúa la posibilidad de emitir deuda por primera vez en su historia, una función del gobierno que ahora está en manos del Tesoro. La emisión de bonos –señala el Journal- podría ayudar a la Fed a gestionar los billones de dólares en nuevos préstamos que ha contraído al concederle una nueva fuente de financiamiento a las empresas. Hay que recordar que el Sistema de Reserva Federal es un consorcio público-privado (presentado como estatal) compuesto por una Junta de Gobernadores, el Comité Central de Mercado Abierto, 12 Bancos de Reserva Federal regionales y una red de bancos privados. Los integrantes de la Junta y su presidente (el llamado titular de la Reserva Federal) son designados por el Presidente de los Estados Unidos y confirmados por el Senado, pero su función en la práctica está orientada a servir a los intereses privados que controlan la Reserva Federal.



El actual presidente de la Junta de gobernadores (Reserva Federal) es Ben Bernanke, que antes de ser designado por el Presidente de los Estados Unidos (baby Bush) contó con el consenso de la red bancaria privada sionista, la que se vale del Sistema de Reserva Federal como una herramienta para regular y controlar la actividad monetaria y financiera mundial. Bernanke continuará presidiendo la Reserva Federal durante la gestión de Obama. Los primeros escarceos entre la Reserva y el Tesoro surgen porque la “trilogía” del lobby sionista que controlará la política financiera de Obama, compuesta por Timothy Geithner, Lawrence y Summers y Robert Rubin, tiene sus propios programas.




En síntesis, el “lobby sionista” no solamente está en la Casa Blanca sino que abarca todos los niveles de las operaciones del capitalismo trasnacional, cuyo diseño estratégico está en la cabeza de los grandes “directores” y “ejecutivos” de bancos y consorcios multinacionales que se asientan en el Consenso de Washington y se reparten el planeta como si fuera un pastel. Esta estructura de poder capitalista, esencialmente concentrado y centralizado, es decir, imperialista se concreta mediante una red infinita de asociaciones y vasos comunicantes entre el capital financiero, industrial y de servicios que convierte a los países y gobiernos inscritos en el Consenso de Washington en gerencias de enclave.




Nota:
Finkelstein,Norman (2002). La industria del holocausto. Siglo veintiuno de España Editores.
Garaudy, Roger (2006). Los mitos fundacionales del Estado de Israel. Fundación para la Investigación y la Cultura, Bogotá Colombia.
IAR Noticias. (2008). Bush-Paulson, los actuales controladores del paquete millonario de los “rescates”.
Trikki, Hussein (1977). El sionismo al desnudo. Afrodisio Aguado, S.A. Madrid.
Mearsheimer, John & Walt, Stephen (2007). El lobby Israelí y la política exterior de Estados Unidos. Santillana Ediciones Generales, Madrid.


IMÁGENES DE LA MASACRE DE ISRAEL A LA FRANJA DE GAZA

http://www.latercera.com/contenido/683_8459_7.shtml

http://www.latercera.com/contenido/683_8339_7.shtml

http://www.latercera.com/contenido/683_8443_7.shtml

http://megagalerias.terra.cl/galerias/index.cfm?id_galeria=37244

http://megagalerias.terra.cl/galerias/index.cfm?id_galeria=37228

http://megagalerias.terra.cl/galerias/index.cfm?id_galeria=37164



VIDEOS DE LA MASACRE DE ISRAEL A LA FRANJA DE GAZA

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1505

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1501

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1493

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1470

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1504

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1506

http://www.3tv.cl/index.php?m=video&v=1451

No hay comentarios: